DERMATOSCOPÍA DIGITAL

Una herramienta fundamental en el diagnóstico del cáncer de piel

En la ciudad de Neuquén, el centro Medical Wellness cuenta con un equipo de origen alemán, MicroDERM® D200 EVO, un sistema de imagen profesional para la detección precoz y la documentación de imágenes. Disminución significativa del número de biopsias innecesarias, y prevención, algunas de las principales ventajas.
martes, 31 de agosto de 2021 · 17:30

Al hablar de cáncer de piel y de su detección temprana, sin dudas el trabajo del médico dermatólogo tiene un rol fundamental. La tecnología ha avanzado para acompañar estos procesos y para poder lograr los diagnósticos y tratamientos en el momento indicado y con la precisión necesaria.

En la ciudad de Neuquén contamos con un equipo de origen alemán, MicroDERM® D200 EVO, un sistema de imagen profesional para la detección precoz del cáncer de piel y la documentación de imágenes.


El sistema de imágenes MicroDerm se ha desarrollado en el transcurso del estudio más grande del mundo para el reconocimiento temprano asistido por computadora del cáncer de piel, denominado DANAOS.


Debido a la estrecha colaboración entre reconocidas clínicas y médicos establecidos en todo el mundo, se creó este sistema tecnológicamente convincente con un soporte de diagnóstico científicamente comprobado que posee una funcionalidad orientada a la práctica, la tecnología más moderna y la operatividad simple.

Además de haber sido galardonado con una serie de premios científicos y de diseño, MicroDERM® establece hoy en día nuevos puntos de referencia a nivel internacional en el campo del reconocimiento temprano asistido por computadora del cáncer de piel.

MEDICAL WELLNESS es un espacio de salud que cuenta con un equipo profesional para el diagnóstico y tratamiento de lesiones de piel, tanto la dermatología como la especialidad quirúrgica de este centro trabajan de forma integral para prevenir y tratar patologías cutáneas.

Sabemos que el dermatólogo es quien detecta lesiones sospechosas mediante la inspección y realización de la dermatoscopía, la cual nos permite observar estructuras de la piel imperceptibles al ojo humano. El cirujano plástico es quien realiza el tratamiento cuando el paciente tiene indicación quirúrgica.

Ahora bien, para entender de qué se trata la Dermatoscopía Digital, debemos saber que se ha convertido en una herramienta eficaz con la que cuenta el médico dermatólogo para localizar lesiones melanocíticas (lunares) y no melanocíticas, y detectar cambios sutiles y/o la aparición de nuevas lesiones. Este método diagnóstico consiste en la realización de un “mapeo corporal total”, a través de la obtención de imágenes de la superficie cutánea en su totalidad y el posterior análisis de lesiones sospechosas o atípicas.

La Dermatoscopía, también llamada Microscopía de Epiluminiscencia, amplifica la imagen de forma tal que permite observar estructuras indetectables para el ojo humano. De esta forma, el especialista en dermatología visualiza dichas estructuras y las analiza según patrones de benignidad o malignidad. Todo esto conlleva una disminución significativa del número de biopsias innecesarias y, por sobre todas las cosas, permite prevenir a partir de un control exhaustivo del paciente.

Es un método indoloro y no invasivo que permite archivar en una base de datos el registro de imágenes para luego realizar la comparación exacta de las mismas y detectar cualquier modificación que pueda suceder en el transcurso del tiempo. Además, es una herramienta rápida ya que se requieren aproximadamente 30 minutos para examinar al paciente y tomar las fotografías necesarias. Luego se elabora un informe que es evaluado para definir la conducta a seguir en cuanto a la extirpación y/o seguimiento de lesiones determinadas.

También es importante destacar que el procedimiento no presenta contraindicaciones y puede realizarse en niños y embarazadas. En la actualidad, son numerosas las publicaciones científicas que demuestran que el uso de la dermatoscopía junto con un correcto examen físico, mejoran notablemente la precisión diagnóstica de lesiones de piel. Es por eso que resulta fundamental el conocimiento y aplicación de estas nuevas herramientas a la hora de hacer un diagnóstico.

Ahora bien ¿Quiénes deberían realizarse una Dermatoscopía Digital?

El estudio está indicado para aquellos pacientes que presenten uno o más de los siguientes factores de riesgo:

Antecedentes personales o familiares de melanoma, más de 50 nevos, presencia de nevos displásicos, fototipos claros, que se queman fácilmente al exponerse al sol, pecas (efélides), historia de quemaduras solares.

Toda persona que tiene lunares, debe consultar al dermatólogo si nota modificaciones en el color, cambios en el tamaño, sangrado, prurito (picazón) o molestias, aparición de nuevas lesiones.

Otra de las consultas frecuentes está relacionada con la detección precoz, al respecto, las especialistas indican que el melanoma puede aparecer sobre piel previamente sana o a partir de un lunar que se modifica.

Para saber cuándo la apariencia es sospechosa existe una regla denominada ABCDE, que nos permite establecer: 
Asimetría, es decir una mitad es diferente a la otra.
Bordes irregulares, festoneados o no definidos.
Color variabilidad de una zona a otra (tonos bronce, café, negro o a veces blanco, rojo y azul).
Diámetro mayor de 6 mm.
Evolución, cambios en términos de tamaño, forma y color.

Además, aclaran que en las primeras etapas puede no presentar síntomas pero a veces se acompaña de picazón, sangrado y dolor. Por ello cuando un lunar es asimétrico, con bordes irregulares, toma una coloración muy oscura y aumenta su diámetro, se debe consultar al dermatólogo quién con el examen clínico y la dermatoscopía digital podrá elaborar un diagnóstico y evaluar el tratamiento a seguir, indicando biopsia para que la histopatología confirme el diagnóstico o la posibilidad de una intervención quirúrgica si el caso lo requiere.

La importancia de la detección temprana radica en que el melanoma es un cáncer potencialmente curable si es diagnosticado precozmente y recibe tratamiento adecuado. En cuanto al pronóstico, si se lo diagnostica en los primeros estadios (con resección completa), tiene altas posibilidades de curación. Por el contrario, en etapas avanzadas el pronóstico es más complicado, ya que se incrementan las posibilidades de dar metástasis.

Es así que el equipo médico consultado sobre la temática, tanto la Dra. De Rosa como la Dra. Vasallo, recuerdan cuáles son los factores de riesgo a tener en cuenta:

La exposición solar se considera el principal factor desencadenante, también existen casos familiares determinados genéticamente. Entre los factores de riesgo se encuentran:
Pieles claras con tendencia a quemarse por el sol (fototipos I y II), cabellos rubios o pelirrojos, color claro de ojos y tendencia a desarrollar pecas.
Dificultad para broncearse.
Haber recibido exposiciones solares intensas de tipo intermitentes, con quemaduras y ampollas, especialmente en la infancia y en la adolescencia.
Fotoprotección inadecuada.
Cama solar o tratamientos fototerapéuticos previos.
Adultos mayores con ligero predominio en varones.
Piel con daño actínico.
Historia personal o familiar de melanoma.
Otros cánceres cutáneos: Carcinomas basocelular y espinocelular.
Múltiples nevus (lunares) melanocíticos.
Nevus displásicos.
Nevus melanocíticos congénitos gigantes.
Inmunosupresión.
Xeroderma pigmentoso. Síndrome de nevus displásico. Nevus azul / de Otta. Nevus spilus gigante.

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios