A la madrastra la condenaros a 16 años

Le dieron perpetua por torturar hasta la muerte a su hija

La Justicia entrerriana condenó a prisión perpetua a un hombre por torturar sistemáticamente y ahogar a su hija de 2 años. A su pareja la condenaron a 16 años. El desgarrador testimonio de la hermana de la pequeña fue clave para las condenas.
viernes, 15 de mayo de 2020 · 11:48

Este jueves, la Justicia de Entre Ríos condenó a la pena de prisión perpetua a Miguel Ángel Cristo por torturar sistemáticamente y matar a su hija Nahiara de tan sólo dos años, mientras que su pareja, Yanina Lescano, recibió la pena 16 años de cárcel.

El sitio online del canal de noticias "TN" informó que Cristo fue considerado por unanimidad, autor material y penalmente responsable del delito de homicidio calificado por el vínculo con ensañamiento y alevosía contra su hija Nahiara, que esta semana debería estar cumpliendo 4 años. "Desplegó durante un período de tiempo de más 40 días un accionar positivo para ejecutar de manera crónica y sistemática actos de inusitada violencia contra la víctima utilizando elementos duros y romos, líquidos calientes, elementos redondeados e incandescentes, elementos para atarla comprimirla e inmovilizarla", argumentó el juez Gervasio Labriola en su fallo.

En el caso de Yanina Lescano, la madrastra de la víctima, el Tribunal consideró que fue autora material y responsable del delito de homicidio calificado por el vínculo, mediando algunas circunstancias extraordinarias de atenuación que explicaron hasta cierto punto el estado de indiferencia frente a la situación que sufría permanentemente la pequeña.

Fue particularmente clave para las condenas, el testimonio de una de las hijas biológicas de Lescano, quien tuvo la desgracia de presenciar las atrocidades que sucedían adentro de la vivienda, señaló el juez.

De forma espontánea, al día siguiente de la muerte de Nahiara, su hermanita relató a los investigadores  "Papá le pegaba a Nahiara porque se portaba mal. No le hacía caso, le pegaba fuerte con la mano y con el cinto. Ella no lloraba, se la aguantaba. Nahiara no tenía pelo, papá se los tiraba. Mamá se quería ir, pero papá le decía que se quede". "Le pegaba todo el día, en todo el cuerpo. Tenía sangre, después se secaba, después había sangre de nuevo. Tenía lastimado los pies, porque le pegó todo el día en los pies. No podemos sentarnos en una silla, es de Nahiara, está toda con pis y sangre", agregó la menor, y respecto a la noche fatal la pequeña declaró que "Nahiara se había hecho caca y papá la llevó al baño para limpiarla y ella se ahogó".

Fuente: www.tn.com.ar

Comentarios

Otras Noticias