Interviene la Justicia de Cipolletti

Tiene covid y se escapó dos veces

El paciente fue internado por la fuerza al no respetar el aislamiento y dos horas después se fugó de nuevo.
domingo, 12 de julio de 2020 · 12:29

Un hombre de 41 años se burló de las autoridades sanitarias y de la policía al escaparse dos veces de la internación del hospital de Cipolletti, donde debía estar en aislamiento por ser covid positivo.

La causa está en manos de la fiscal Eugenia Vallejos, quien ordenó la búsqueda del hombre y la detención inmediata, pero los esfuerzos del personal policial no han sido positivo, se mantiene prófugo de la justicia y con un riesgo altísimo de contagiar a quienes estén en contacto con él.

La directora del hospital Pedro Moguillansky, Claudia Muñoz indicó que tras conocer el resultado del hisopado fueron a buscar a Gustavo Martín Urritia en la ambulancia a su casa en el barrio Nueva Esperanza, pero minutos antes se había ido del lugar en una moto junto con una mujer embarazada. 

El personal de salud dio aviso a la policía y luego de horas de búsqueda fue encontrado a las 2 de la mañana en el barrio Anai Mapu. Los uniformados lograron detenerlo, manteniendo un rígido protocolo para evitar contagios. De todas maneras tuvieron que inmovilizarlo porque se mostró agresivo con los policías.

Por favor le digan que tiene que estar internado.

Por orden judicial fue internado por la fuerza, en el sector destinado a pacientes covid positivo que no tienen síntomas. No obstante la conducta evidenciada, no quedó en un lugar con custodia, por lo que a las 2 horas cuando el personal del hospital fue a ver cuál era su estado de salud, ya no estaba en la internación.

A partir de allí el hombre se encuentra prófugo de la justicia, "Está cometiendo un delito", afirmó la directora del hospital, quien ademas instó a los familiares o amigos que puedan estar colaborando con su huida, que "por favor le digan que tiene que estar internado".

Según los datos recogidos en el barrio por la Policía, antes de huir con la mujer embarazada, el hombre había estado en compañía de otras personas tomando cervezas y nunca respetó el aislamiento. Y cuando fue capturado le indicó al personal que él no creía en la enfermedad y que no podía internarse porque debía trabajar para "mantener a su mujer que está embarazada".

Para Muñoz, "la situación es gravísima". La fiscalía tomó intervención por la violación al Código Penal prevé por diseminar una enfermedad peligrosa y contagiosa una pena de entre 3 y 15 años de prisión, en el artículo 202. En tanto, el artículo 203 hace referencia a multas de entre 5 mil a 100 mil pesos cuando la propagación fuera cometida “por imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o por inobservancia de los deberes a su cargo”.

En el caso de que tuviere como resultado enfermedad o muerte “se aplicará prisión de entre seis meses a cinco años”. Y  el artículo 205 destaca: “Será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”. 

Para los que puedan aportar información, la Justicia puso a disposición el teléfono 4770745 y fue el propio INtendente Claudio Di Tella quien difundió la foto y el nombre del paciente infectado.

Comentarios

Otras Noticias