Adopciones

¿Amores de cuarentena?

Cada vez hay más gente dispuesta a adoptar un animal de compañía, sin embargo también crecen los abandonos.
martes, 1 de septiembre de 2020 · 00:33

Ya pasaron más de cinco meses de esta cuarentena que parece no tener fecha de caducidad y muchas personas han comenzado a sentirse solas, otras manifiestan síntomas de ansiedad y mucho más quienes por distintas razones viven solos.

Estos sentimientos fueron clave para plantearse la idea de una compañía, un amigo de cuatro patas y muchos tomaron la decisión de adoptar en tiempos de cuarentena.

Pero la contracara del aumento en las adopciones es la cantidad de animales que comenzaron a habitar en las calles. Se estima el crecimiento en un 50 %, no solo debido a los abandonos, sino también porque muchos refugios y proteccionistas no dan abasto, o no cuentan con espacio ni refugios para albergarlos a todos. Esta crítica situación se vive a lo largo y a lo ancho del país.

Otra situación que puede apreciarse es que muchos negocios que daban de comer a los animalitos de la calle han tenido que cerrar sus puertas y los proteccionistas han tenido que expandir su acción fuera del refugio.

Otro de los inconvenientes que se presenta, es la dificultad para transitar debido a las restricciones, por lo que los rescates y adopciones se han vuelto un tanto complicados. Además también ha habido una merma importante en las donaciones de comida y medicamentos.

Pero aun así las adopciones se han concretado y esto merece un párrafo aparte.

Darle un hogar a un animal abandonado es sin dudas un acto de amor. Amor que será devuelto con creces. Pero también es cierto que debe ser un acto responsable y a conciencia. La tenencia responsable es uno de los pilares en los que se apoyan los proteccionistas.

Como primera medida hay que tener tiempo disponible para ellos. Tanto gatos como perros en diferente medida, requieren atención y cuidados, paseos, alimento y juegos. Responsablemente y con la mano en el corazón tenes que pensar si tus horarios y tu rutina se adecuan a sus necesidades.

Otro tema a considerar es el espacio. Si vivís en un edificio, ¿aceptan mascotas? ¿Tenés una casa con patio? ¿Hay alguna plaza o algún espacio verde cerca?

La gran mayoría elige un cachorro al momento de adoptar y está bien, pero es un acto de inmenso amor hacerle un lugar en tu casa y en tu corazón a algún gato o perro anciano que necesitan muchísimo una familia. La gran mayoría elige animales jóvenes, pero los más viejitos son muy compañeros y agradecidos y también merecen un hogar.

También hay que considerar los recursos para gastos en atención veterinaria, alimentos, medicamentos, vacunas, pipetas y alguna otra eventualidad.

Y  además, una buena dosis de paciencia, tolerancia y amor. Los animalitos, al igual que nosotros, tienen necesidades o malos días y como no saben expresarse con palabras, se portan mal, pueden romper cosas o ensuciar donde no deben, pero esto no te debe impedir aceptarlo como a un miembro más de la familia que te va a acompañar durante muchos años. Ya va a aprender. Algunos lo hacen más rápido que otros, pero la enseñanza debe ser siempre desde el amor, nunca con castigos.

Si ya has decidido a adoptar un “peludo” de 4 patas, sólo nos queda desearles lo mejor a vos y a tu compañía… y recordarte, que ese amor es para toda la vida de cualquiera de los dos. Que no sea un amor de cuarentena que se termine cuando la vida retome su ritmo habitual. Nunca contemples el abandono, bajo ninguna circunstancia, porque de su parte te lo puedo asegurar, jamás ocurrirá…no lo olvides.

¡Buena y larga vida!

Comentarios