Copa América

Brasil venció a Perú 3 a 1, y se consagró campeón

Fue el mejor equipo, independientemente de las polémicas y las fallas del torneo.
domingo, 07 de julio de 2019 · 19:20

Brasil fue el ganador de la Copa América, y aunque parezca un resultado cantado y suscite sospechas de toda índole, algunas con cierto fundamento, es del todo justo decir que es un campeón indiscutible desde lo esencial, el fútbol mismo, y lo demostró al ganarle con claridad, por 3 a 1, a Perú.

El equipo brasileño tiene la virtud de los bien armados. Retrocede bien, avanza mejor. Juega rápido y define casi siempre con contundencia inapelable. El Perú de Gareca luchó, dio batalla en todos los frentes que pudo, pero no logró volcar el resultado a su favor, ni siquiera después que el árbitro Tobar expulsara a Jesús, por una segunda amarilla que nadie puede afirmar con certeza si fue o no justificada.

El primer gol de Brasil fue de Everton. Una jugada a pura habilidad de Gabriel Jesús, el centro atrás, y Everton que entró como Pancho por su casa, abandonado por Advíncula. Mezcla de error defensivo con acierto ofensivo. El segundo fue del propio Jesús, tras una serie de patinazos increíbles de los defensores peruanos: recibió por el medio, muy solo, y colocó la pelota al lado del palo derecho del buen arquero Gallese.

Ese gol fue apenas unos minutos después que Perú lograra un efímero empate, mediante un penal cobrado tras una mano de Silva, quien, al caerse en el área chica, apoyó el brazo y se encontró con la pelota. Lo convirtió en gol Paolo Guerrero, con la suficiencia propia de los grandes goleadores.

Todo eso pasó en el primer tiempo. En el segundo, Perú salió a apretar con mayor decisión. Estuvo cerca del empate, y cuando fue expulsado Jesús, la esperanza se encendió como un faro en el Maracaná.

Esperanza vana. Brasil atacó lo justo, lo que podía sin arriesgar, y en uno de esos ataques el árbitro vio un penal en un hombro contra hombro que fue interpretado como falta. Lo repasó con el VAR y no cambió su decisión. Lo ejecutó Richarlison, quien había ingresado unos minutos antes para contribuir a cerrar el partido. Bien, pelota pegada al palo, lejos de la estirada de Gallese.

El 3 a 1 y lo avanzado de la hora sepultaron cualquier esperanza peruana de llegar al alargue. Brasil festejó su novena Copa América. Un torneo que acumuló polémicas, y que será recordado por aquella frase, la más contundente de su carrera, de Lionel Messi: “no quise ser parte de la corrupción”.

 

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
33%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
66%
Indiferencia

Comentarios