La política en Neuquén

El debate entre ser “popu” en las redes o un candidato real

La desprolijidad de las estrategias de campaña en redes sociales baja la cotización de los candidatos. Los medios de comunicación suben sus acciones con información directa y desintoxicada
domingo, 11 de noviembre de 2018 · 09:46

Más del  75 por ciento de los mortales que habitan suelo argentino dicen no interesarles lo que los políticos se dicen y hacen, entre sí, en su búsqueda de votos o mayor posicionamiento. El resto, a lo sumo el 25 por ciento,  es parte del show y deben actuar cada vez que se les requiera. La foto alcanza a todos por igual y Neuquén no es la excepción.

El ciudadano promedio va aprendiendo ciudadanía en la medida que la politiquería “barata” se lo permita.

Hoy hasta el más ignorante, en esto de la política, sabe olfatear y distinguir entre un dirigente serio y un chanta. La cacería, por votantes o adherentes,  se ha instalado en las redes sociales y allí uno puede visualizar las intenciones más bajas de cada uno. Vale todo. Son veinticuatro horas ininterrumpidas de las estupideces y bestialidades que uno no haya podido imaginar.

La deshonra y el desprestigio individual o colectivo a tan solo un Enter.

La inmediatez, por sobre el sano debate de ideas y propuestas, parece ser la gran receta de la colonia de asesores del marketing político. Un show armado para la minoría que es parte del circo de la política virtual.

Se ha llegado a tal punto que si los temas no agradan o no resultan atractivos para la estrategia, los operadores de prensa se excusan de no participar por la inconveniencia del momento. El cerco del canibalismo del marketing político también ha tomado por asalto áreas que eran estratégicas para el ida y vuelta con los medios de difusión y la comunidad.

Los caníbales son dueños y señores de cada palabra y cada paso que deciden los dirigentes políticos en cuestión.

Actualmente el circo puede más que el 75 por ciento de los que se interesan por otras cuestiones que quién sabe por qué razón no está en la mente de los ilusionistas marketineros.

Inflación, desocupación, empleo, seguridad, narcotráfico, educación son algunos de los tantos temas que la mayoría consume por otros canales de información. Los medios, serios, son los que cada día nos vamos capitalizando y posicionando como referencia de esa mayoría ninguneada.

El circo político está en las redes para beneplácito de quienes hacemos periodismo y durante años renegamos de tanto chanta dando vueltas.

Gozamos de muy buena salud. Las circunstancias y los estrategas del marketing político, colaboraron para que estemos ante una depuración necesaria de la clase política.

Los virtuales quedarán allí, entrampados en las redes, los otros ganarán espacio en un ámbito más terrenal.

El MPN ingresa en los últimos 10 días de campaña. Por lo visto y dicho, anteriormente, muy poco para resaltar. Asistimos a una de las competencias electorales internas más chata y pobre que podamos haber presenciado en los últimos 30 años.

En el ámbito de la oposición surgieron algunas novedades. Ramón Solano Rioseco decidió ir como candidato a gobernador por el “kirchnerismo” pero no resigna su condición de “amigo” del intendente de Neuquén Capital, Horacio “Pechi” Quiroga. Este fin de semana las versiones dieron cuenta de un almuerzo compartido. No se descarta la posibilidad de confluir en un mismo frente. Algo imposible si se tiene en cuenta que otros rumores sindican a Oscar Parrilli como seguro candidato a Senador en el espacio de Rioseco.

Durante el almuerzo se filtró una placa de una de las últimas encuestas encargadas y a la que tuvo acceso uno de los comensales. La muestra indicaba que si Quiroga y Rioseco confluían en una misma formula el nivel de adhesión superaba el 35 por ciento.

Se dieron un tiempo. Después del 25 volverán a almorzar, cuando sea el momento de recoger las migajas que arroje el resultado de las internas abiertas del MPN.        

 Alejandro López

 

26%
Satisfacción
0%
Esperanza
20%
Bronca
13%
Tristeza
33%
Incertidumbre
6%
Indiferencia

Comentarios