Lento pero sin pausa, todos caminan hacia el 2019

Cambiemos arrancó su armado provincial con una tertulia de dirigentes del sur de la provincia. Los azules del MPN preparan mega acto en el Ruca Che para mayo. Rolando Figueroa convoco a voluntarios y recorre la provincia. El resto, amagues y sonrisas.
domingo, 01 de abril de 2018 · 10:38

Neuquén ya vive los movimientos previos de lo que será la madre de las batallas electorales: las próximas elecciones provinciales que definirán el nombre del gobernador que estará en la fortaleza de la calle Rioja durante el periodo 2019-2023.

Se sabe que las elecciones provinciales serán entre Marzo y Abril del próximo año y todos los actores comienzan a moverse en consecuencia.

Si uno tiene en cuenta que para el 10 de diciembre del año venidero aún falta mucho, también deberá concluir en que, si las elecciones provinciales son en marzo o abril del mismo año, la pelea por el próximo mandato está a la vuelta de la esquina.

Por el lado de la oposición las cosas están bastante claras. En Cambiemos el hombre que suena con todos los honores y que se erige como el candidato de todos, es el actual intendente capitalino, Horacio “Pechi” Quiroga.

Algunos lo promueven con el fanatismo a flor de piel y otros haciendo asquito. Lo cierto es que el conglomerado de partidos políticos que conforman Cambiemos van hacia un unánime respaldo a la candidatura del “eterno” intendente capitalino. Salvo que PRO no digiera a Quiroga, rompa Cambiemos y empuje la candidatura del pastor David Schlereth.

En el peronismo el que asoma como candidato firme es el actual legislador provincial Javier Bertoldi.

El kirchnerismo tiene en Darío Martínez a su opción provincial  y Ramón Solano Rioseco desde su Frente Neuquino también se prepara para avanzar con su postulación.

En el MPN la cuestión parece encaminarse a una elección interna entre el actual gobernador, Omar Gutiérrez, y el vice, Rolando Figueroa. Los demás como Jorge Sobisch y Luis Manganaro solo están en camino pero para validar el espacio que puedan llegar a ocupar a futuro.

Gutiérrez esta en Houston y en su agenda figura otra irrupción por Norteamérica para dentro de dos meses. Vaca Muerta urge a Neuquén como a Nación y a los inversores extranjeros.

Los últimos índices de la pobreza y de los síntomas de reactivación ubicaron a Neuquén en el concierto nacional y el ejecutivo provincial, ni lerdo ni perezoso, saco rédito de la circunstancia.

Los “mauricistas” neuquinos esta vez hicieron mutis por el foro y no dieron señales de discutir sobre la paternidad de los buenos augurios económicos locales.

El silencio stampa de las espadas principales de Cambiemos en Neuquén deja trascender cierta señal de tregua con Gutiérrez. Sabedores de que tendrá meses intensos por las disputas partidarias, los “mauricistas” serán mudos espectadores de la interna del MPN. La sociedad con Macri comenzaría a dar sus primeros resultados.

El vice, Rolando Figueroa, comienza a mostrar sus fichas. Utilizando como propaladoras las redes sociales, esta semana invitó a los neuquinos a enrolarse como voluntarios de su próxima apuesta. No lo menciona, pero será la base del armado de su ejército militante con el que le dará pelea al actual mandatario.

Marzo o abril del 2019 están a la vuelta de la esquina y los que juegan en política lo tienen más que claro.

Tendrá mayores chances de alzarse con el premio principal aquel que aparezca más armado y con propuestas de gobierno que seduzcan a los neuquinos.

Gutiérrez y Quiroga, en el armado, no se dan tregua. Figueroa es un torbellino itinerante pero hasta el momento no ha mostrado sus cartas.

Rioseco es su nombre y su intención.

Bertoldi, la carta que más huele a peronismo y Darío Martínez el de mejores chances kirchneristas pero que a mitad de camino podría resultar otro u otra, dependiendo directamente de los idilios y humores del “parrillismo”.

 

Alejandro López

Comentarios