EDITORIAL

Los malhumorados acorralan a los predicadores optimistas

El argentino promedio, incluido el neuquino, ve con agrado los índices de reactivación, pero mientras la inflación y los precios sigan en alza no habrá chances de pulgar arriba para las administraciones nacionales y provinciales. En Neuquén la cuestión educativa es clave.
sábado, 07 de abril de 2018 · 22:53

La pobreza disminuye y los índices de reactivación se muestran dispuestos a mantenerse en alza. Las últimas dos semanas el gobierno nacional que encabeza el ingeniero Mauricio Macri disfrutó sobre la incipiente ola de optimismo.

Los días posteriores, cuando la euforia dio lugar a la calma, se conocieron detalles de un relevamiento que puso en alerta a Macri y a cada una de las gestiones provinciales.

El optimismo que marcan las estadísticas no alcanza a satisfacer el humor social de los argentinos.

Así lo reflejó un trabajo que la semana pasada publicó el Cronista Comercial. Se trata del Monitor del Humor Social y Político que D’Alessio Irol/Berensztein realizó en exclusiva para el portal económico nacional.

Del relevamiento participaron 1.408 personas de todo el país. El 59 % de los consultados opino que la economía está peor que hace un año. Tan solo el 36 % consideró que se encuentra mucho mejor. El informe indica que “hoy, uno de cada dos entrevistados observa un peor horizonte económico”.

Podríamos ocupar más tiempo en el contenido del estudio en cuestión pero lo concreto es que los índices alentadores no alcanzan para convencer a la sociedad.

A nivel nacional Macri deberá encontrarle la vuelta y dejar bajo control los índices inflacionarios. La inflación y el aumento de los precios y tarifas son el combo del mal humor social hacia la gestión económica nacional

En Neuquén, la administración del MPN tiene la misión de poner en caja la situación en el ámbito de la educación. Si bien no figura en las conclusiones del trabajo publicado por el Cronista, la falta de acuerdo con los docentes y esta nueva semana de paro docente empujan a los neuquinos a un enojo incipiente.

El Monitor del Humor Social y Político en sus conclusiones ha sido contundente. Los índices podrán mantener su escalada alcista pero si los gobernantes no ponen el ojo sobre las cuestiones que pegan en los temas diarios de cada familia no habrá chances electorales positivas.

En Neuquén la conflictividad gremial de los últimos tres meses del año pasado y el actual paro docente son las piedras en los zapatos del gobierno provincial.

Los últimos días se dieron a publicidad datos parciales de una medición que indica que el MPN no estaría gozando de la confianza de los neuquinos.

El mal humor pega sobre el partido provincial. Habrá que ver si los que se sirvieron de él logran reconstruir ese romance “neuqueniano” de más de 50 años.   

Alejandro López

Comentarios