La Política en Neuquén

La receta de Guzman y el regreso del "piqueterismo"

El ministro de economía de Nación predica un protocolo del "Buen administrador". A Chubut le advirtió que sin "ajuste" no habrá más "cash". En Neuquén, los cortes de ruta alertan y preocupan.
domingo, 12 de enero de 2020 · 12:24

Marzo, pareciera que será el mes clave para el destino de la económica nacional y por ende todo lo que conlleva en el futuro de las administraciones nacionales y de los gobiernos locales. Así lo predica el equipo económico del Presidente Alberto Fernández, mientras toma nota y sugiere, en las reuniones que ha mantenido con cada uno de los gobernadores de provincia. El horno no está para bollos y en pleno “ajuste” es preciso dejar en claro que las medidas de austeridad deben llegar a todos por igual. Martín Guzman, el mismísimo Ministro de Economía es el encargado de ir a fondo con las “desprolijidades cometidas” en la gran mayoría de las provincias. El discurso no es novedoso. Cada vez que se avecina una nueva gestión todo lo malo viene de antes y lo bueno está por venir. El tema es que las provincias, casi en su mayoría, son gobernadas por las mismas personas o por el mismo espacio políticos desde hace 8 años o más. Lo concreto es que el “nuevo” gobierno nacional puso el ojo sobre el estado de las cuentas públicas provinciales y comenzó a solicitar “esfuerzos y sacrificios”. Esta semana, los gobiernos de Santa Cruz, Chubut, Río Negro, Tucumán y Chaco  fueron receptores de las sugerencias de Guzmán. Los ministros de estas cinco provincias debieron solicitar envío extra de dinero, unos 6 mil millones de pesos en conjunto, para poder hacer frente al pago de aguinaldo y sueldos. Nación desembolsó casi 6 mil millones de pesos para auxiliar al quinteto provincial. Platita en mano, Guzman, hizo pasar por su despacho a cada uno de sus pares de provincia y les explicó que se deben ordenar las cuentas públicas en el menor tiempo posible.

El primer nominado

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, fue el que picó en punta. Las condiciones que le impusieron son muy severas. En 30 días debe llevar un plan de racionalización y contención del gasto, congelamiento del ingreso de personal en planta política y permanente. El plan también debe contar con una reprogramación de la deuda que la administración mantiene con proveedores. Además, la política de incremento salarial debería ir atada a la estrategia del gobierno de Alberto Fernandez. Chubut es la provincia más comprometida en su economía y tiene que ponerse a tono caso contrario hay grandes chances de que se produzcan desbordes sociales.

Las exigencias que Guzman le puso sobre la mesa a Arcioni, hoy circula entre el resto de los mandatarios de provincias. Saben que, tarde o temprano, esa receta también caerá oficialmente entre sus manos.  

Lo que pide Guzmán es lo mismo que el FMI puso como condición al gobierno de Mauricio Macri cuando selló el acuerdo de “salvataje” hace no más de 10 meses atrás. La pregunta sería. ¿Quién hizo las cosas mal? ¿La anterior administración nacional o los gobernadores de turno? Nunca lo sabremos, o al menos por los próximos cuatro u ocho años. La falta de políticas públicas de contención del gasto, severas, son una constante en nuestro país. La complicidad con la que se manejan políticos “oficialistas” y “opositores” tratando de dar tiempo, al que esté gobernando, para salir del infierno sin dañar a los “opuestos moderados” de turno por las dudas que sean los próximos en gobernar, también es un síntoma de la mediocridad institucional que hemos logrado. Así las cosas tenemos que concluir en que el veranito de consumo, festejado este “finde” por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, es de tranco corto y no llegará más allá de Marzo. Será así por imperio de las circunstancias y porque su actual sucesor en economía, tiene que cerrar un nuevo acuerdo de refinanciación o reperfilamiento de deuda con el FMI. ¿Las condiciones? Un calco de los “deberes” que le mandaron a hacer al “desgraciado” gobernador chubutense.

Lo que viene

Chubut, es la muestra de lo que se viene. Nación presionando y exigiendo a las administraciones provinciales. Río Negro ya está en la lista y se estima que en breve tendrá el “instructivo” de Guzman. Lo mismo sucederá con Chaco, Tucumán y Santa Cruz, aunque en este último caso con algunas contemplaciones.

El resto de las administraciones provinciales están bajo análisis. Se sabe que todas, o casi, están funcionando tomando financiamiento de la abultada deuda que tienen con sus proveedores. Es decir, no pagan al sector privado prestador de servicios para poder hacer frente al pago de sueldos. Analistas de la economía coinciden en que es una práctica habitual de los gobiernos pero que no puede sostenerse más de 3 o 4 meses. El camino es mayor endeudamiento de manera de acomodar la cadena de pagos y llevar tranquilidad al sector privado. “Nada que no se haya hecho durante otras gestiones de gobierno”, señaló Fernando Schpoliasnky.

El gobierno de la provincia de Neuquén, es una de las administraciones que no está bajo la lupa del ministro Guzman, pero de no reactivarse Vaca Muerta, los ingresos por regalías hidrocarburiferas continuarían en baja y pondría en aprietos a la administración del Contador, Omar Gutiérrez. El panorama en el corto plazo parece complejo pero por lo que estima el gobernador en el mediano plazo, allá por Marzo-Abril, el barco retomaría su rumbo.

El próximo mes, la administración neuquina va a estar emitiendo títulos de deuda por el orden de los 6 mil millones pesos, monto suficiente que le garantizará, autosuficiencia, al menos hasta el mes de octubre. Los plazo, obviamente, están atados a la receta de Guzman y lo que acuerde con el FMI.

Un dato que no debe pasar desapercibido es lo ocurrido esta semana en Neuquén. Dos protestas, sectoriales, terminaron paralizando por horas el tránsito de las dos rutas más importantes de la provincia, la provincial 7 y la nacional 22. En San patricio del Chañar, un diferendo político sindical, llevó a la ruta a una veintena de ex trabajadores del municipio local que exigen al actual intendente, Leandro Bertoya, que los mantenga como empleados y los designe en planta permanente. Según el mandatario comunal se trataría de un grupo “minúsculo que fueron parte del anterior gobierno municipal y en su mayoría cumplieron funciones en planta política”. Esta semana denunció ante los micrófonos de AM 550 un acuerdo político sindical en su contra y denuncio un desfalco que orillaría los 50 millones de pesos. Bertoya, a tono con los tiempos, irá al hueso con un plan de saneamiento y recuperación de las finanzas municipales. El reclamo llevó, por tres días, a la veintena de ex empleados a cortar la ruta 7, a la altura de El Chañar, imposibilitando el normal acceso de los operarios petroleros a los distintos yacimientos de Vaca Muerta.

Piqueterismo

El otro capítulo se vivió el viernes sobre ruta 22 a la altura de Arroyito. Una veintena de ex empleados de una empresa prestadora de servicios en el hospital Plottier mantuvo la ruta paralizada por 10 horas. Se trata de personas que quedaron afuera del acuerdo que a mitad de semana rubricaron el gobierno de la provincia y los delegados representantes de los trabajadores, nucleados en la CTA autónoma que dirige el estatal, Carlos Quintriqueo. Los que reclaman y cortaron la ruta 22 pertenecen al sector de Julio Durval Fuentes, adversario político de Quintriqueo que pugna por recuperar espacios en la provincia luego de su paso de más de 10 años por la mesa directiva nacional de ATE.

El piquete sobre ruta 22 fue la muestra de la contradicción misma del momento que atraviesa Neuquén. Por un lado las fotos y relatos de una multitud de hinchas riverplantense acompañando al club de sus amores durante su pretemporada en San Martín de los Andes y por otro un grupo de piqueteros que no superaba a un equipo de futbol 8, con recambio, paralizando la ruta de acceso a los centros turísticos cordilleranos de Neuquén y Río Negro. Cientos de vehículos a la espera de una resolución que nunca llegó. Reclamos políticos sindicales que ganan la pulseada frente a los demás, incluidos la justicia, los gobernantes y las fuerzas de seguridad en su conjunto. Una foto que parecía archivada pero que al parecer asoma más seguido y con mucha más fuerza.

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias