La Política en Neuquén

El grito de Quintriqueo y las buenas nuevas desde España

El gobernador cerró una gira auspiciosa por España. Los sindicalistas estatales amenazan con “ir a la pelea” si cambian la forma de cálculo de incremento salarial
sábado, 25 de enero de 2020 · 22:11

Omar Gutierrez se paseó por Madrid mostrando algunas de las bondades con que la madre naturaleza benefició a la provincia de Neuquén. Montado sobre la maquinaria marketinera de la Feria Internacional de Turismo, presentó ante lo más granado de la prensa especializada a Neuquén como destino turístico internacional. También tuvo tiempo para aceitar relaciones con los “popes” de tres de las compañías petroleras más importantes del viejo mundo: Shell, Total y Equinor. Las empresas, que operan en Vaca Muerta, le aseguraron a Gutiérrez que continuarán con el plan de inversiones previsto en la provincia. También estuvieron indagando sobre las posibilidades de ampliar sus negocios en la región. En los últimos años las petroleras con intereses en Neuquén exploran posibilidades de invertir en ámbitos distantes del petróleo y gas.

La misión oficial por España fue calificada por el propio gobernador como exitoso y no hace más que reforzar todo el camino recorrido, con respecto a Vaca Muerta, durante su primer mandato. Ahora solo resta que el gobierno de Alberto Fernández ponga en línea a sus alfiles políticos en el Congreso de la Nación y avance con la, demorada, Ley que permitirá poner blanco sobre negro en la política de hidrocarburos.

Alicientes

La quita del cepo a las compañías petroleras para que puedan rendir sus dividendos a las casas centrales en el exterior, es un avance pero no es la solución definitiva a los males por los cuales Vaca Muerta continúa con el freno de mano. La baja en la actividad afecta a las empresas y también los ingresos por regalías, en este caso mayormente a Neuquén y en menor medida Río Negro. Esa merma en los ingresos, es lo que llevó al equipo económico neuquino a poner sobre aviso a todos los intendentes. El mensaje ha sido más que claro: cuidar los recursos porque el primer semestre viene con sequía de divisas.

Si bien los números del faltante en el tesoro provincial, a raíz de la caída de los ingresos por regalías hidrocarburiferas, es guardado bajo siete llaves, algunos conocedores del tema estiman que Neuquén desde Octubre a Enero habría dejado de percibir una cifra cercana a los 4 mil millones de pesos. El faltante es importante y preocupa a más de uno, máxime si se tiene en cuenta que la “sequía” de divisas podría extenderse hasta el próximo mes de junio, inclusive.

A todo esto se le debe agregar el sistema de aumento salarial en los empleados del Estado provincial. Sabido es que hasta diciembre el gobierno y los gremios mantuvieron el esquema indexatorio trimestral, aplicando el promedio del Índice Precio Consumidor (IPC) que resultara de los IPC de Buenos Aires, Córdoba y Neuquén. El método funcionó y mantuvo conformes a todas las partes.

Les compañeres

Con la llegada del peronismo al gobierno nacional, las cosas parecen que van a cambiar radicalmente. El presidente Fernández, les ha dicho a los caciques sindicales peronistas que las medidas de economía solidaria también los alcanza y que se abstengan de negociar incrementos salariales más allá de las cifras fijas sugeridas y alentadas desde el propio gobierno central. La sugerencia no fue bien vista por el secretario general de ATE Neuquén, Carlos Quintriqueo. En una carta abierta le pidió al mandatario nacional no involucrarse en la política de negociación salarial, entre partes. Fernández no se dio por aludido o aun nadie le hizo llegar la proclama del dirigente estatal neuquino. La misma posición manifestó el secretario general de ATEN, Marcelo Gugliardo. El dirigente de los docentes neuquinos dejó en claro que la indexación salarial es un logro muy importantes y que no estaban dispuestos a ceder en ese sentido. Sin el mismo caudal de ingresos en el tesoro provincial, con un faltante promedio mensual de mil millones de pesos y un gobierno nacional exigiendo cerrar aumentos salariales en base a sumas fijas, tendremos que comenzar a pensar en un fin de primer trimestre con paros, movilizaciones y cortes. El panorama es analizado por los asesores del gobernador y también es seguido de cerca por representantes del gobierno nacional en la provincia de Vaca Muerta. Nadie quiere síntomas de efervescencia sindical y social en la provincia más próspera del país.

El dilema es quien le pone el cascabel al gato que es lo mismo que decir a Quintriqueo y compañía.  

 

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias