La Política en Neuquén

La Obra Pública y la nueva normalidad

Mariano Gaido ya puede tomar crédito por 5.200 millones de pesos. Omar Gutiérrez, invita a todos a su mesa. Alberto Fernández y los tironeos con la Vice, en medio de la “nueva normalidad”.
domingo, 19 de julio de 2020 · 13:27

El Presidente, Alberto Fernández, dice tener listo el programa económico que aplicará durante la Post Pandemia.  Nada dice sobre cómo llegará, él y el espacio político gobernante, a esa etapa esperada por todos. La carnicería en que se ha convertido la relación matrimonial entre “Cristinistas” y “Albertistas” generan todo tipo de dudas de lo que se postule, promueva o proclame en el corto y mediano plazo. El Coronavirus les pintó la cara para la guerra y, esta semana, tuvimos los mejores rostros de circunstancias de las personas que rodean al Presidente y su Vice. Alberto, llegará a la Post Pandemia con la obligación inmediata de revalidar títulos hacia adentro, y eso implica enojarse, alzar la voz y patear algunos traseros, de ser necesario. Hoy, nadie lo ve al Presidente en ese plano, mucho menos los “cristinistas” y su musa inspiradora. Como podrán ver, el Presidente no tendrá paz y nosotros seremos testigos de otro posible divorcio político de un gobierno que aún no cumplió, siquiera, mitad de mandato. Veremos que acontece, hoy todas las señales dan muestra de inestabilidad política adentro y afuera del gobierno. En el mundo se debate como hacer frente al impacto de la COVID 19 en materia económica y social. Los países desarrollados, casi todos, ya pusieron sus economías en marcha y transitan la Post Pandemia corrigiendo y profundizando medidas adoptadas en materia social. También debaten como pararse frente al caos generado por el “bicho maldito” en los países más pobres o en vías de desarrollo de África, Asia y América Latina.

Nueva normalidad

Institucionalidad, Educación y solidaridad son los ejes elegidos para avanzar sobre los programas de rescate que por estas horas comienzan a aplicarse en algunas partes del mundo antes mencionados.  Se sabe que para reactivar las economías se necesitará un fuerte shock de inversión de miles de millones de dólares. Las partidas y los programas para acudir en respaldo de las instituciones que hacen al funcionamiento de los gobiernos, de los sistemas y planes educativos y del fomento de la productividad como base de la recuperación económica. Los organismos internacionales han tomado nota del escenario de pobreza y desocupación que el Coronavirus dejará tras su paso, en todo el mundo. Han puesto manos a la obra y ya se comienzan a visualizar los primeros movimientos. En la Argentina, como en el resto del mundo, se pondrá mucho acento en la promoción de Obra Pública. Será la base estratégica de la inyección de pesos para reavivar a la construcción como una de las actividades primarias que generará empleo y repercutirá de manera inmediata en otros rubros conexos. Se estima que por cada empleo de la construcción al menos otros cuatro se generan de manera indirecta en otros nichos. En Neuquén, la Post Pandemia irá en el camino mencionado. Las cifras indican que el Área Metropolitana del Gran Neuquén, alberga al 70 por ciento de los habitantes de la provincia. La capital provincial es el conglomerado con mayor cantidad de habitantes, por ende el de mayores urgencias pero también el que tiene más chances de recuperar su economía mucho antes que los demás. En ese mismo tren están Plottier y Centenario, las otras dos patas del Área Metropolitana neuquina.

Los nuevos socios

Dicho esto, no es casual que el Concejo Deliberante capitalino, esta semana aprobara la autorización al intendente, Mariano Gaido, para tomar créditos por 5.200 millones de pesos. El monto irá a parar a la ejecución del Plan Capital, el mayor programa de obra pública de la capital provincial, en mucho tiempo. Sobre 18 concejales, presentes, el proyecto del ejecutivo contó con el respaldo de 15 ediles. Mario Lara, Marcelo Bermudez, del “macrismo” y Angelica Lagunas del Frente de Izquierda delos Trabajadores, fueron los opuestos a la mayoría “positiva”.  A Gaido, en el Deliberante, lo acompañaron las minorías que tienen representación territorial y que entienden de medidas urgentes y paliativas en el ámbito laboral y social. El intendente supo explicar las bondades del Plan Capital a cada uno de los concejales y cada uno de ellos hizo los planteos que la ocasión demandaba. Dicen quienes participaron de la agenda de reuniones que los encuentros, con cada edil, fueron más de dos y que el tránsito de información y sugerencias entre el legislativo comunal y el Palacio Municipal fue ininterrumpido en los últimos 90 días. Desde la oposición le reconocieron al intendente sus “dotes” de negociador. “Abrió el Plan Capital y dejó que cada uno de los concejales analizara, sugiriera o estableciera el fortalecimiento o la reorientación de fondos para obras de infraestructura en los barrios en donde creyeran que hacía falta”, señaló uno de los colaboradores directos del mandatario municipal. El intendente ya fue autorizado, por los concejales, para endeudarse. Ahora debe llevar su proyecto a la Legislatura provincial. Seguramente el debate se dará del mismo modo, como sucedió, esta semana en el concejo deliberante capitalino. Luego tendrá que revalidar títulos ante el Ministro de Hacienda de nación, Martín Guzman. Será él, el que le habilitará la emisión de los títulos, de la deuda autorizada esta semana por los concejales capitalinos. Tampoco es casual el amor y compromiso promocionado por el Intendente capitalino hacia el Presidente, Alberto Fernández. Son relaciones que hacen a las cuestiones de Estado y al gran desafío que , los gobernantes, tienen por delante con respecto a cómo salir de la cuarentena y con qué armas se encara la Post Pandemia. Una batalla distintas pero con un punto de partida por demás crítico.

La mesa de Omar

Mientras tanto el gobierno de Omar Gutiérrez, profundiza la puesta en marcha del Consejo Consultivo. Esta semana se distribuyeron invitaciones a más de 800 personas representantes de espacios políticos, sindicales, asociaciones empresarias y organizaciones no gubernamentales. La coordinación de la convocatoria y diseño de las primeras reuniones está a cargo del abogado, Juan Pablo Ponchiardi, un hombre de máxima confianza del gobernador que opera bajo la esfera del ministerio de Seguridad que regentea, Vanina Merlo. El gobierno le da mucho valor institucional a lo que pueda surgir del trabajo en el seno del Consejo Consultivo. Los equipos de Salud, Seguridad, Trabajo, Hacienda y el COPADE serán los que llevarán sus diagnósticos al cuerpo deliberativo. A partir de las conclusiones comenzará un lento proceso para debatir sobre los desafíos que plantea el Coronavirus y su día después. La nueva normalidad estará sobre la mesa del Consejo Consultivo y quizás sea el punto de partida de expresiones conjuntas, planteando los desafíos compartidos cuando la salida de la cuarentena se haga realidad.  

El grito sindical

El campo sindical y de las protestas es un tema que también se debe seguir atentamente. El goteo del aguinaldo y el no pago de los sueldos con los aumentos firmados en acta acuerdo, a principio de año, por parte del gobierno, genera ruidos de todo tipo en las estructuras sindicales estatales. Ya es un secreto a voces el divorcio de Carlos Quintriqueo y Jorge Marillán. Los últimos acontecimientos surgidos a instancias del sector salud, también tienen condimentos de una interna sindical y coletazos de lo que fue el alejamiento de la conducción del SIEN, comandada por la médica Luciana Ortiz Luna. Habría una red de profesionales que, desde la clandestinidad, sostiene los planteos críticos que la ex SIEN mantuvo durante mucho tiempo dirigió hacia la conducción de los hospitales y las autoridades políticas del Ministerio de Salud. Al parecer, el perro no ha muerto y la rabia va en crecimiento. Pero no es solo en el sector estatal en donde los dirigentes sindicales tienen que afrontar voces discordantes. Para tener en cuenta. La falta de cumplimiento de las empresas en el pago de los aguinaldos y demoras en las liquidaciones de sueldos pondrán en aprietos a los “caciques” sindicales del sector Petrolero, de la Construcción y del transporte de cargas. Vaca Muerta ya está expulsando a sus primeros desocupados. En Añelo se contabilizaron 350 personas, radicadas en la localidad. Son los primeros desocupados de Vaca Muerta, en el corazón mismo de la formación geológica. Un plano social similar se presenta en las localidades de Rincón de los Sauces y Centenario. Si la situación no tiende a encarrilarse, los “díscolos” saldrán a cortar las rutas de acceso a los yacimientos y de ingreso a las localidades mencionadas. En estos pormenores andan Juan “Rancho de paja” Godoy y los referentes delegados de las empresas que operan en Vaca Muerta. Todos aspectos que hacen a la nueva normalidad impuesta por el “bicho maldito”. Tiempos de claridad en la comunicación y de compromiso con los representados. De no ser así, la lista de divorcios estará a la orden del día.  

Galería de fotos

Comentarios