HISTORIAS CRUELES

Le apuñaló el perro, y entonces lo mató de cuatro tiros

Estaba en su casa, y le fueron a cobrar una deuda. En el trámite, acuchillaron a su perro. La reacción fue letal.
lunes, 23 de noviembre de 2020 · 20:46

Un hombre de 57 años fue asesinado de cuatro balazos tras ingresar a una vivienda del barrio Pompeya de Mar del Plata para cobrar una deuda, y por el hecho detuvieron a un hombre, del que se investiga si actuó en legítima defensa, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió este mediodía cerca de las 13, en un domicilio ubicado en la calle 11 de septiembre al 3900, de la mencionada ciudad balnearia, cuando un hombre, identificado por la policía como Carlos Delfino (57), ingresó a la vivienda de Matías Venerus (29).

Fuentes policiales señalaron que, por las primeras investigaciones, Delfino, junto a otro hombre, se acercó a la casa de Venerus con la intención de cobrar una deuda.

Ya en el lugar, comenzaron con una discusión que se profundizó cuando apareció el perro de Venerus, que fue apuñalado por Delfino y su cómplice, provocándole la muerte.

Los pesquisas indicaron que en ese momento, Venerus agarró una pistola de su propiedad y disparó varias veces contra los dos hombres, hiriendo de gravedad a Delfino, quien fue trasladado en una ambulancia del SAME al hospital Interzonal de Mar del Plata, a raíz de las graves heridas recibidas en la cabeza, en la pierna y en la zona del tórax.

El amigo de la víctima logró escapar a bordo de una camioneta utilitaria con la que se habían dirigido al lugar.

De la investigación se desprendió que tanto el agresor como la víctima se conocían desde hacía un tiempo y que Venerus, quien trabajaba haciendo delivery en su moto, tenía antecedentes por robo. Delfino estuvo implicado en causas por comercialización de estupefacientes, añadieron las fuentes.

El fiscal Juan Pablo Lódola, a cargo de la investigación, ordenó la detención de Venerus, a quien le tomará declaración por el delito de “homicidio”. El fiscal intentará establecer a través de las pericias realizadas en el lugar del hecho si Venerus actuó o no en legítima defensa.

En el lugar de los hechos, la policía secuestró la pistola que utilizó Venerus y un cortaplumas, pero, según testigos, Delfino y su cómplice tenían un arma de fuego, la cual no pudo ser hallada hasta el momento.

Comentarios