SECUESTRO Y ABUSO SEXUAL

Un mes de prisión preventiva para el boxeador de Rincón

Ademar Marángel retuvo por 48 horas a su ex pareja bajo amenaza con un arma. Abusó de ella. Todo frente a un niño de 6 años.
miércoles, 20 de mayo de 2020 · 10:15

Un Tribunal de Revisión confirmó la imposición de un mes de prisión preventiva para el ex boxeador de Rincón de los Sauces, Ademar Orlando “Pecho” Marángel, quien el 8 de mayo mantuvo secuestrada durante dos días a su ex pareja, a quien abusó sexualmente bajo amenazas con una pistola. Todo ello ocurrió frente a su hijo de 6 años. El ex púgil había sido condenado a un año de prisión condicional en 2015, por una brutal paliza a quien era su pareja, Fernanda Pereyra, asesinada en junio de 2017.

El tribunal integrado por los jueces Dardo Bordón, Gustavo Ravizzoli y Carolina García, ratificó la medida de coerción que dispuso el juez Cristian Piana, quien imputó a Marángel por privación ilegítima de la libertad agravada por el vínculo; amenazas coactivas agravadas por el uso de arma de fuego y abuso sexual gravemente ultrajante.

El episodio, tal como lo reveló en su momento mejorinformado.com, ocurrió el 8 de mayo en la casa del boxeador, en la que éste había citado a su ex pareja para “conversar”. Pero ni bien la joven ingresó, comenzaron las agresiones verbales, físicas y sexuales. Todo ese episodio –que duró hasta el 10 de mayo- ocurrió ante la presencia de un niño de corta edad, hijo de Marángel y de Fernanda Pereyra.

Cuando la víctima logró escapar, radicó la denuncia en la comisaría 35 de la localidad petrolera. Con la orden de la fiscalía, se realizaron dos allanamientos en la casa de Marángel. En el primero, fue secuestrada la pistola calibre 9 milímetros dorada con proyectiles, y en el segundo otra arma de fuego con sus municiones.

Cristian Piana, en la audiencia de formulación de cargos, dispuso la prisión preventiva para el boxeador por un mes.

El abogado José Quintero Marco, reclamó la prisión domiciliaria de su cliente, argumentando que no habría riesgo de entorpecer la investigación y que Marángel vive con su hijo “cuya mamá falleció”, dijo. El pequeño es hijo del boxeador y de Fernanda Pereyra, asesinada a puñaladas y quemada el 20 de julio de 2017. Quintero integró la defensa del clan Marillán (Fabio y Diego), condenados a prisión perpetua por el bárbaro femicidio.

Comentarios

Otras Noticias