ACTUAR CON NEGLIGENCIA

Piden culpabilidad de policías por muerte en un calabozo

Santiago Sagredo fue detenido por conducir ebrio. Murió en la comisaría cuarta de Cipolletti porque no tuvo atención médica.
jueves, 13 de agosto de 2020 · 18:16

El fiscal de Cipolletti, Martín Pezzeta, solicitó que tres efectivos policiales de la comisaría cuarta sean declarados culpables de homicidio culposo, incumplimiento en los deberes de funcionario público y adulteración de documento, por la muerte en el calabozo de un hombre a quien llevaron detenido por conducir en estado de ebriedad. El episodio ocurrió el 15 de abril de 2016 y la víctima fue identificada como Santiago Sagredo.

Pezzeta relató en su alegato final que los uniformados, Cristian Correa, Leandro Pastene y Daniel Ferreyra, detuvieron en el marco de una contravención a Sagredo, mientras se encontraba conduciendo su vehículo de forma imprudente. “El hombre se encontraba en evidente estado de ebriedad por intoxicación alcohólica”, señaló.

Lo ingresaron a la una y media de la madrugada en un calabozo y un rato más tarde sufrió una hemorragia interna sin que haya recibido atención alguna.

El fiscal consideró probado que los uniformados “no cumplieron con los protocolos previstos en las leyes provinciales y nacionales, ni en los protocolos internacionales – puntualmente el Pacto de Estambul – que regula la forma en la que deben ser ingresados a las unidades de orden público y controlados las personas detenidas”.

Si hubieran actuado como corresponde y hubieran llevado a Sagredo al hospital hoy estaría vivo”, expresó.

Por otra parte indicó que no se había notificado a la Jueza de Paz de las actuaciones contravencionales, tampoco de la detención de Sagredo ni se convocaron a médicos para que atiendan al hombre.

Finalmente indicó que la causal de la muerte fue una hemorragia subacnoidea de lento sangrado y que de haber sido asistido de forma correcta y con análisis tomográficos, podría haber sido diagnosticado correctamente y recibido el tratamiento adecuado.

"Este caso funcionó como una bisagra para situaciones de este tipo en nuestra ciudad por ahora se atiende en casos de detenciones por contravención dando intervención a la Jueza de Paz de forma inmediata. En este caso el acusado no dio conocimiento inmediato a la Jueza ni a sus superiores sino que dio aviso cuando Sagredo ya estaba muerto", indicó el fiscal.

Respecto a otro de los acusados, el fiscal manifestó que se había probado durante el debate que había adulterado el parte diario de la unidad, arrancando veinte hojas del mismo. En consecuencia, solicitó que sean declarados culpables por los delitos de homicidio culposo, incumplimiento de los deberes de funcionario público y a uno de ellos por el delito de adulteración de documento público.

La querella particular que representa a la familia Sagredo también solicitó que los acusados sean declarados culpables.

El defensor público que asiste a uno de los acusados consideró que no se había acreditado las circunstancias de la acusación expuesta por la fiscalía y en consecuencia solicitó la absolución de su representado. El defensor particular que asistió a los restantes acusados, realizó su análisis de las evidencias y también consideró que sus clientes no debían ser declarados culpables.

El Tribunal que intervino en el juicio informó que anunciará su veredicto sobre el caso en una audiencia a realizarse el 19 de agosto a las dos de la tarde.

Comentarios