COMUNICADO DEL ARI

Saludable reacción

Es muy importante que desde Río Negro se exija a las autoridades del Neuquén, provinciales y municipales, que terminen con el volcado de efluentes cloacales sin tratar sobre los ríos Limay y Neuquén.
viernes, 14 de febrero de 2014 · 16:55
Neuquén.-  Es muy importante que desde la vecina provincia de Río Negro, se exija a las autoridades del Neuquén, provinciales y municipales, que terminen con el volcado de efluentes cloacales sin tratar sobre los ríos Limay y Neuquén, que luego contaminan el curso superior del Negro.
La Senadora Nacional, Magdalena Odarda y el Legislador provincial, Jorge Armando Ocampos, de la CC-ARI-Río Negro, han denunciado ante organismos provinciales y nacionales como a la opinión pública en general, la existencia de sectores contaminados del río Negro en jurisdicción de Cipolletti, un fenómeno que se produce desde hace muchos años y que se ha ido agravando.
El intendente de Cipolletti, Abel Baratti, ha anunciado que se entrevistará en forma inmediata con autoridades neuquinas para renovar en forma más firme, sus demandas de tratamiento adecuado de todos los efluentes que se generan en la ciudad, antes de ser enviados a los cursos de agua.
Estas reacciones son positivas, porque nuestros ríos constituyen fuente de vida en todas sus manifestaciones, y el capital natural más importante para el presente y el futuro.
Desde nuestra banca parlamentaria y la CC.ARI-Neuquén en general, venimos reclamando las obras necesarias desde hace años, obteniendo por respuesta silencios o compromisos de proyectos que nunca se cumplen. La obra más importante que se hizo en los años últimos fue el montaje de un "emisario subacuático”, que no es otra cosa que un caño que desde la planta Tronador, traslada los efluentes crudos (los que no trata la planta) y los derrama en el curso inferior del Limay, pero varios metros debajo de la superficie del agua. Es decir, ocultando el fenómeno tóxico.
También exigimos a la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) que cumplan con su responsabilidad de preservar la calidad de los ríos regionales.
Si las autoridades neuquinas, de todos los niveles, pusieran el mismo interés y trabajo que el que aplican para todo lo que tiene que ver con los hidrocarburos, para abordar estos temas, seguramente no estaríamos ante estas situaciones.


 


Comentarios