A 10 AÑOS DEL CRIMEN DEL GOBERNADOR

Una década del asesinato de Soria: horas tremendas

Eran casi las 4 de la mañana del 1 de enero de 2012 cuando Freydoz disparó el revolver de su papá y mató a su marido.
sábado, 1 de enero de 2022 · 00:00

La noche había sido intensa. Aunque ya habían pasado 21 días de la asunción como gobernador de Carlos Soria, en la familia se mantenía ese espíritu de algarabía tras la concreción del sueño político del referente del clan familiar. Pero había alguien que no la estaba pasando tan bien y el resto de los integrantes no llegó a darse cuenta con real dimensión de lo que se estaba gestando. Cada cosa que hizo el Gringo esa noche fue reprochado por su esposa Susana Freydoz. El punto de mayor tensión fue cuando dejó a medio secar la vajilla utilizada, llegó a la habitación matrimonial, volvió a discutir con su esposo, se escuchó que él dijo "si tenés huevos, dispará" y la detonación retumbó en toda la casa.

Cuando muchos estén festejando la llegada del Año Nuevo, la familia Soria, y gran parte de los rionegrinos que esperanzados votaron al Gringo para cambiar la historia de 28 años de gobiernos radicales, recordarán la muerte del gobernador en manos de su esposa Susana Freydoz, quien cumple la condena de 18 años de prisión impuesta por la Justicia tras considerarla culpable del homicidio calificado por el vínculo, agravado por la utilización de un arma de fuego, con circunstancias extraordinarias de atenuación.

Si bien desde la familia nunca trascendió que existieran situaciones de violencia en el matrimonio, en el juicio quedó claro que Freydoz atravesaba un momento particular luego de años de maltrato y con el agravante de que su esposo, quien el 10 de diciembre de 2011 había asumido como gobernador después de una extensa carrera política, le había manifestado sus intenciones de separarse. "Te vas a ir con esos gatos a Viedma", reveló un testigo que ella le habría contestado al Gringo cuando se enteró de que no se mudaría a la Residencia de los Gobernadores en la capital provincial.

El crecimiento de la figura pública de Soria, la presencia de otras mujeres en la vida del gobernador y el permanente destrato fue un cóctel que hizo mella para que Freydoz dispare el revolver calibre 38 Smith & Wesson propiedad de su padre que estuvo durante años en la chacra de Paso Córdoba, donde la familia había festejado la llegada del año nuevo. 

En el juicio, en el que los hijos del matrimonio fueron beneficiados por el tribunal y les permitieron declarar a puertas cerradas para preservar la intimidad de la familia, quedó claro que las peleas entre Freydoz y su esposo eran cada vez más frecuentes, intensas y por cualquier motivo. Pero desde hacía unos días la situación era peor, porque Susana había encontrado en el teléfono de su marido un mensaje de él hacía una joven kinesióloga que decía "a pesar de todo aún te extraño", una relación que la esposa del gobernador creía que había terminado.

Durante la tarde del 31 de diciembre ella se enojó porque él estaba por colgar un llavero con forma de herradura, el que finalmente el Gringo revoleó y cortó el diálogo. Las peleas se repitieron durante los festejos en el que Soria era el centro de la escena. Notas para radios, karaoke, y hasta un chapuzón de madrugada en la pileta fueron motivos suficientes para discutir. Cerca de las 3.30 los hijos del matrimonio comenzaron a despedirse, María Emilia (actual intendenta de Roca) ayudaba a su mamá a juntar las cosas.

De repente, Susana soltó el repasador y dejó las copas que estaba secando, fue a la habitación y volvieron los gritos. María Emilia corrió para cerrar la puerta del cuarto y disimular de alguna manera delante de su novio quien ya se había acostado en otro cuarto. De repente, un disparo retumbó dentro de la vivienda. La hija corrió a la habitación y tuvo que forcejear con su mamá para sacarle el revolver, porque quería "terminar con todo", como repetía.

En la cama matrimonial, Soria estaba recostado, desnudo y con una gran hemorragia en el rostro. Desde el interior de la casa hicieron sonar la alarma para que la custodia (que permanecía fuera del alambre olímpico que resguardaba la vivienda) se acercara y fueron ellos quienes llamaron la ambulancia. Aunque el perito de la defensa en el juicio intentó responsabilizar al personal de salud por no haberle salvado la vida, luego de más de una hora de masaje cardíaco y maniobras de resucitación, dieron por muerto a Carlos Soria. El proyectil ingresó por el pómulo izquierdo con trayectoria ascendente y orificio de salida por la parte superior del cráneo.

Las horas posteriores marcaron muchas cosas que sucedieron en Río Negro en los últimos años. Además de Martín Soria quien regresó a la chacra e increpó a su mamá al grito de "¡Hija de puta! ¿Qué hiciste?", también ingresó a la escena el polémico Julián Gohinex responsable de la comunicación de Soria y el entonces concejal roquense y psiquiatra Luis Di Giacomo. Al lugar llegó casi al amanecer el ex juez Federal y entonces diputado Nacional, Oscar Albrieu y el compañero de fórmula de Soria, Alberto Weretilneck, quien al salir de la chacra esgrimió una recordada frase frente a los periodistas que esperaban sobre la ruta Provincial 6: "Fue un accidente doméstico con un arma de fuego. Ahora la justicia deberá determinar el modo, las formas de lo sucedido".

Cerca del mediodía del mismo 1 de enero de 2012, en la municipalidad de Roca, el intendente Martín Soria, el vicegobernador Weretilneck y el senador Miguel Pichetto (hombre fuerte del kirchnerismo en la Cámara Alta), recibieron el llamado de la presidenta Cristina Fernández quien luego de escuchar de boca de Pichetto qué estipulaba la Constitución Provincial en cuanto a la sucesión del mandato del gobernador y fue muy clara: "Hay que resguardar la institucionalidad".

Con la orden desde Capital Federal y sin que a los peronistas les guste demasiado, el 3 de enero juró como gobernador Weretilneck, que para la gran mayoría de los rionegrinos era tan desconocido como difícil de pronunciar su apellido. Para resguardar la institucionalidad reclamada por la presidenta, como vice juro Carlos Peralta, ladero fiel de Carlos Soria y presidente del bloque peronista en la legislatura.

El sorismo rompió rápidamente con Weretilneck. Y el ex intendente de Cipolletti tomó medidas que le permitieron construir poder propio luego de la renuncia masiva de funcionarios. Una de ella fue derogar la ley de Disponibilidad, una de las pocas que impulsó Soria en sus escasos 21 días de gobierno, y que dejaba expuestos a 20 mil trabajadores públicos para que los ministros del área decidan si continuaban o no con su trabajo.

Luego la historia es conocida, Weretilneck fundó Juntos Somos Río Negro, fue reelecto en 2015 con más votos de los que sacó Soria en 2011 e impulsó la candidatura de Arabela Carreras en 2019 tras no poder ir por un nuevo mandato por disposición de la Justicia. El resultado fue muy positivo para el cipoleño, porque además del triunfo de la actual gobernadora, el gran derrotado fue Martín Soria, quien se presentaba por la lista del PJ junto con Magdalena Odarda como compañera de fórmula.

En cuanto a la situación de Freydoz, luego de conocida la sentencia el 20 de noviembre de 2012, siguió alojada en el área de Salud Mental del hospital de Cipolletti, donde intentó suicidarse tras conocer la decisión judicial de que debía ser trasladada a una cárcel común. Luego fue alojada en la clínica Avril de Buenos Aires, para finalmente terminar en la cárcel de Ezeiza.

En enero de 2020 ue beneficiada con prisión domiciliaria, para ello se hizo cargo su prima quien la cuida y se responsabiliza de ella en su casa de Neuquén Capital. Desde hace unos meses puede acceder a salidas transitorias, sin embargo la defensa nunca presentó los estudios psiquiátricos necesarios. Y el año que viene podrá gozar de prisión preventiva en caso de ser solicitado. La pena original de 18 años tendrá una reducción de 16 meses en función de los cursos y estudios cursados mientras estuvo detenida.

Se supo que Freydoz en la cárcel de Ezeiza cursó tres años de la carrera de Sociología y además cumplió con cursos de capacitación en confección a mano de zapatos, gestión de ventas y tejido a telar, entre otros que le permiten reducir la pena. 

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios

Otras Noticias