SUPERFICIES DEL LEER

Trama, todo lo que puede soñar un lápiz negro

Hay un taller de dibujo en Neuquén donde lo raro es no creer que se puede y en el que todo puede suceder.
miércoles, 14 de febrero de 2024 · 12:27

Por Romina O, lectora y poeta de Neuquén. 

Cuando era chica dibujaba sin miedo sobre cualquier papel. Si no me gustaba, lo doblaba y seguía dibujando. No quedaba ahí la actividad: los colgaba, se los mostraba a mi hermana, entre las dos jugábamos a copiar criaturas que veíamos en las revistas, objetos de la vida cotidiana, secuencias imaginarias. También pintábamos, pensábamos un fondo para que nuestro caballito pudiera correr o volar o charlar con Mafalda.

Sí, aprendimos a leer a partir de la niña lectora que inventó Quino. La queríamos porque tenía amistades, porque hablaba sola o con un globo terráqueo; nos gustaba que su papá tuviera una obsesión con las plantas y tantos otros detalles nos tenían pendientes de la viñeta. Nos ponía a pensar que un garabato podía cobrar vida y así conocimos una forma de la ilusión.

 

Trama, todo lo que puede soñar un lápiz negro
Mafalda es un personaje de historieta creado en 1964 por el humorista gráfico argentino Joaquín Salvador Lavado Tejón, conocido bajo el seudónimo de Quino.

 

Entre las tiras que conseguíamos en los kioscos estaba también Patoruzito, material que incorporaba la publicidad entre sus páginas: derecho iban nuestros ojos ante esos anuncios que prometían transformarte en “un dibujante profesional” si hacías el curso por correo. ¿Estaría allí la promesa de darle vida a nuestros garabatos?

La TV hizo que Mafalda y su amiga Libertad se muevan, le dio voz a sus conversaciones, color a su mapamundi.

 

¿Alguna vez soñaste con que tus ilustraciones cobren vida, con que tu muñeca te converse, con que ese lápiz negro logre delimitar la línea exacta de tu deseo? Hay un taller en el cual todo esto es lo corriente, lo raro es no creer que se puede.

 

¿Alguna vez soñaste con que tus ilustraciones cobren vida, con que tu muñeca te converse, con que ese lápiz negro logre delimitar la línea exacta de tu deseo? Hay un taller en el cual todo esto es lo corriente, lo raro es no creer que se puede. Funciona en Neuquén hace muchos años. Su coordinador general es Kwaichang Kraneo, un maestro del dibujo. Se llama TRAMA, es un taller de dibujo en el que se comparten saberes relacionados a las artes narrativas (historieta y animación) y ahí la gente es feliz.

 

Trama, todo lo que puede soñar un lápiz negro
Kwaichang Kráneo (Carlos David Lima)es historietista, ilustrador y diseñador gráfico que dibuja profesionalmente para revistas, libros, diarios e internet. 

 

¿Qué hay adentro de un lápiz?

Un personaje aparece entre mis garabatos, ¿qué piensa? ¿cómo hago que se mueva, cómo se relacionaría, qué lugares convendría que visite, cuáles espacios le resultarían problemáticos? En el taller se aprenden técnicas que colaboran para aclarar esa zona de la imaginación en la que nacen criaturas. No solamente se focaliza en llevar al papel un dibujo, sino que se exploran herramientas que permiten pensar la forma de narrar una historia.

Conocemos que la palabra “trama” refiere a un conjunto de hilos que, entrelazados, conforman una tela, un material. La literatura toma este concepto para hablar de lo que pasa en las ficciones, ese “algo que se cuenta” es la trama.

Aunque parezca sencillo, contar una historia por escrito es un proceso que requiere de destreza y lograr el equilibrio, de contar mediante la palabra y el dibujo al mismo tiempo, es un desafío. No alcanza con tener una idea en la cabeza. Ordenarla y trasladarla al papel con fidelidad debe ser un objetivo altísimo de alcanzar y este taller acompaña ese proceso de “contar historias dibujando”.

 

Trama, todo lo que puede soñar un lápiz negro
 En el taller se aprenden técnicas que colaboran para aclarar esa zona de la imaginación en la que nacen criaturas.

 

Grandes que dibujan

TRAMA, este taller de crear historias, viene funcionando desde 2010 en diferentes espacios hasta que quedó en su lugar definitivo y actual en Neuquén Capital. Recibe talleristas de diferentes edades para quienes se piensan grupos según los días. Acompaña como coordinador de taller del grupo más joven (de 6 a 12 años), Sebastián Martinez Vai, dibujante y Profesor de Artes Visuales, egresado de la Escuela Superior de Bellas Artes de Neuquén; y el grupo a partir de 13 años tiene como coordinador a Kwaichang Kráneo (Carlos David Lima) historietista, ilustrador y diseñador gráfico quien trabaja desde el 2001 dibujando profesionalmente para revistas, libros, diarios e internet

El cuerpo involucrado en la trama

Este taller es presencial (exceptuando el año pandémico). Sus ciclos fueron y son con el cuerpo involucrado en su versión más completa. La creación no solamente es individual, los procesos colectivos de aprendizajes tienen la ventaja de las miradas, los gestos, las texturas, alguna mueca, los comentarios, el sonido, las risas y el riesgo de mostrar la íntima creatividad a otras personas.

 

Trama, todo lo que puede soñar un lápiz negro
“Trama” refiere a un conjunto de hilos que, entrelazados, conforman un material. La literatura toma este concepto para hablar de lo que pasa en las ficciones.

 

Durante todo el año se imagina, se practica, se aprende y se decide, ya que este proceso se corona con la publicación de un fanzine colectivo en el cual se pueden ver las creaciones y esto se acompaña con un festejo en el que se comparte lo experimentado en comunidad.

La creación va acompañada de una reseña de su maestro en la cual se pueden leer los caminos que cada tallerista fue eligiendo y los desafíos que le esperan.

¿Te apuntás?

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios