EDITORIAL

La armada cristinista en Neuquén

Nada escapa a este contexto electoral, el gobierno de la provincia, los gobiernos locales, el gobierno nacional las estructuras gremiales, políticas, sociales, los grupos de interés y los actores económicos están ya imbuidos de ese clima que se empieza a generar cuando se juega el gobierno de la provincia. Nadie esta ajeno a este súper bowl que se juega el domingo 26.
viernes, 3 de abril de 2015 · 00:00

La semana que pasó dejó los rastros de lo que fue un auténtico desembarco del poder político nacional en la provincia. La llegada del ministro Axel Kicillof en "plan militante” tal como lo especificara el mismo es una muestra de hasta adonde quieren llegar los compañeros de camino de Ramón Rioseco. La presencia del ex juez Eugenio Zaffaroni en una charla académica  tampoco está exenta de esa connotación política. La inminente visita del ministro Florencio Randazzo tampoco es ajena a los propósitos políticos del Frente para la Victoria. La voluntad política coincide con el accionar y esta es en mucho tiempo una de las campañas más solidas del peronismo neuquino. Hubo algunos escarceos y conatos de algunos rebeldes por la candidatura de Ramón Rioseco pero la razón de estado impuso la verticalidad y es así como el candidato de la Casa Rosada es acompañado. Ni siquiera importa que el propio Rioseco tenga algunas picardías con quienes manejan la campaña; importa que ese el candidato del gobierno y hay que hacer la mejor elección posible, aun a pesar del mismo candidato. Las organizaciones y la militancia entendieron que esto es así y de esa manera se alinean con la estrategia fijada. No hay margen para improvisar ni para sacar los pies del plato. Lo dijo el ministro Axel Kicillof en rueda de prensa en el hotel Tower "estoy aquí por pedido expreso de la presidenta Cristina”, y no es Kicillof un cuatro de copas en la estructura de mando. Es un hombre de la mesa chica del gobierno de Cristina Fernández. 

Estación Zapala

 La nueva fecha electoral será el próximo domingo en Zapala y ahí también está en juego una cuota parte del poder en la provincia. Tras el triunfo del emepenista Hugo Gutiérrez en Chos Malal con una ventaja mayor a los 50 puntos es necesario que el Frente gane muy bien en Zapala para mantener alta las pretensiones de ganar la provincia. Las encuestas dan la ventaja a la intendenta Soledad Martínez, lo que implicaría un nuevo triunfo del oficialismo. Aunque de distintos signo pero oficialismos ambos.  Así se lee este ajedrez entre las fuerzas que tienen una disputa abierta por gobernar la provincia sin desconocer que ambas tienen una matriz común: el apoyo del Gobierno Nacional. Unos por pertenencia otros por conveniencia. El MPN quiere por medio de Juan Grandy achicar las diferencias y en lo posible ganar Zapala, la tarea es titánica y logró descontar una importante distancia, pero la carrera es muy pronto. El triunfo de Chos Malal  alcanzó para generar una sensación distinta en Zapala y la instalación del gobierno de la provincia en estos días allí seguramente contribuirá a reforzar la remontada. Pero la carrera no será solo contra Soledad Martínez, Ramón Rioseco y el apoyo del gobierno nacional. También el MPN deberá luchar contra su propia historia y la memoria de los zapalinos en una carrera contra el tiempo. Además de su gestión Soledad Martínez tendrá a su favor la presencia del ministro Randazzo que llegará en horas claves. Zapala será un nuevo capítulo, el anteúltimo de esta partida donde se juega el gobierno por los próximos cuatro años. 

Nada escapa a este contexto electoral, el gobierno de la provincia, los gobiernos locales, el gobierno nacional las estructuras gremiales, políticas, sociales, los grupos de interés y los actores económicos están ya imbuidos de ese clima que se empieza a generar cuando se juega el gobierno de la provincia. Nadie esta ajeno a este súper bowl que se juega el domingo 26.

La regresión a la media

 El paso a paso que se vive entre las fuerzas políticas se puede palpitar entre bambalinas, en los diálogos entre dirigentes y en el off de record con la prensa, la tensión de estos días es notable. Los números y las especulaciones varían de acuerdo a quien sea el interlocutor, pero la sensación es la misma, hay un comportamiento electoral que demuestra la preeminencia del MPN y a partir de allí se abre otra disputa por quien ocupa el segundo lugar. Afirmar o escribir esta apreciación  suele resultar antipático para quienes no son los beneficiarios pero los datos y los antecedentes históricos son los que son y al no existir un hecho relevante o un clima social que perjudique ostensiblemente a los oficialismos parece que la conducta electoral tiende a repetirse. Y esto sirve para la elección de Zapala como para la elección provincial. Así como los números benefician a Quiroga en Neuquén a Rioseco en Cutral Có y a Soledad Martínez en Zapala también en Centenario hay que pensar que el sucesor de Bertoldi -Esteban Cimolai- tiene inmejorables condiciones para quedarse con la intendencia. Queda afuera de estas especulaciones Plottier donde el poder de Andrés Peresini depende de un montón de factores. Entre otros del interés que tenga el MPN de que siga gobernando una fuerza ajena y dependiente de la chequera del Ejecutivo. Si hubiera una sorpresa en las próximas elecciones debería adjudicarse a eso mismo: un hecho accidental que escapa de esta especie de regresión a la media que se vive en la política neuquina.

 

M.E.G.

Comentarios