Coronavirus en Neuquén

Gutiérrez gana tiempo y trabaja en la reactivación de la economía

El petróleo no arrojará dividendos en los próximos 12 meses. Microrregiones, Turismo, agricultura, ganadería y emprendedores elaboradores de alimentos; son los pilares del Neuquén post coronavirus que el gobernador tiene en mente.
domingo, 10 de mayo de 2020 · 13:23

La reactivación económica atada a la actividad hidrocarburífera deberá esperar un tiempo más. El barril criollo o precio sostén del crudo a 45 dólares es solo un anuncio que rendirá sus frutos cuando la industria comience a funcionar nuevamente. Los más optimistas ubican ese tiempo en diciembre de este año y los escépticos hablan de que ese momento llegará dentro de un año o algo más. Así las cosas el COVID 19 también invitó a los neuquinos a agudizar el ingenio y dejar de mirar permanentemente el horizonte en base a los beneficios que derrame la actividad hidrocarburífera. ¿Vaca Muerta llegó a su fin? No. Simplemente, las condiciones para su desarrollo no son las mejores y pasará mucho tiempo para que la demanda la ubique como el “faro energético” de nuestro país. Sin actividad no hay consumo de combustibles. Corta la bocha.

El azote del Virus

En el plano de las últimas novedades de la pelea contra el Coronavirus, el viernes el presidente Alberto Fernández; junto al Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, confirmaron que detectaron un alto grado de contagio en los sectores más carenciados de Capital Federal y el Conurbano Bonaerense. Luego de la conferencia de prensa que brindaron el viernes a la noche, distintas fuentes ligadas al gobierno nacional, de CABA y Provincia de Buenos Aires; coincidieron que el promedio de contagio promediaba entre el 65 y 80 por ciento. La foto preocupa y mucho a nivel nacional. Conocida la novedad los gobernadores del resto de las provincias extremaron recaudos para ajustar marcas y darle pelea al “bicho maldito” en los barrios más populosos.

En la provincia de Neuquén, la situación es distinta. Hace 3 semanas los equipos sanitarios del ministerio de salud de la provincia recorren los barrios de las ciudades, de mayor densidad poblacional, aplicando las vacunas contra la gripe y realizando los controles de rigor. Esta semana el gobernador, Omar Gutiérrez, solicitó profundizar la presencia de los equipos que integran los “vacunatorios” móviles para llegar a vacunar y controlar al 100 por ciento de los vecinos de las barriadas más populosas.

La nueva matriz, post Coronavirus

La administración Gutiérrez tiene bajo control la actual situación de la Pandemia en Neuquén, lo que le permite también trabajar en escenarios a futuro. Como lo decíamos al inicio de esta columna, con la actividad petrolera paralizada, es lógico trabajar sobre posibles escenarios de reactivación económica alternativos. Así es, como surge cada vez con más fuerza la necesidad de trabajar sobre la actividad turística y el cordón de prestadores de servicio que se nutren de la industria sin chimenea, a lo largo y ancho de toda la provincia. La matriz es la misma que se profundizó durante los primeros años del primer periodo de gestión del actual gobernador, Omar Gutiérrez. El gobernador también tiene en desarrollo un plan que apunta a la recuperación y profundización de emprendimientos que son parte de la usina agrícola, ganadera y de micro emprendedores esparcidos en toda la provincia.  

El diseño, estará ligado al concepto de microrregiones que se utilizó para establecer las prioridades de las excepciones, que se toman con las actividades industriales y comerciales, que se van sumando semana a semana al plan de salida gradual de la cuarentena que Gutiérrez maneja con mano firme en conjunto con el Comité de Emergencia Provincial.

Microrregiones como despegue

El gobierno neuquino, trabaja un diseño de políticas públicas de fomento a las actividades económicas primarias anclado en el concepto de las microrregiones. Entienden que hay un antes y un después del Coronavirus (A.C. y D.C.). Las posibles restricciones al ingreso de alimentos frescos originados en otras provincias, por temor a que ingrese el Coronavirus, es lo que motoriza este nuevo paso que Neuquén dará en materia de desarrollo. En otros años hubo muchos otros intentos, pero el escenario actual es muy distinto. Por eso es que desde el COPADE, se profundiza la matriz de desarrollo productivo del Neuquén D.C.

Son cinco microrregiones, -Este, Oeste, Norte, Sur y Confluencia-, puestas en valor de acuerdo a su potencial humano y las posibilidades de generar recursos a través del trabajo de la tierra y la elaboración de productos alimenticios para abastecer al mercado de consumo provincial. Pablo Gutiérrez Colantuono, titular del COPADE, dijo que se abre una gran oportunidad para fortalecer todo lo que se hizo en materia de desarrollo y producción y que lo de las microrregiones, a futuro, es un diseño político de gran importancia.

Durante el 2019 el turismo tuvo un movimiento de dinero cercano a los 270 millones de dólares, ubicándose como la segunda actividad en importancia de la provincia. La nueva depresión petrolera ubica al turismo en una situación preferencial de cara al futuro de las políticas públicas y el futuro nuevo desarrollo de la provincia.

Ideas y referentes

Desde hace 35 días, el gobierno neuquino a instancias de la ministra de Turismo Marisa Focarazzo trabaja en el diseño de las medidas que permitirán el regreso de la actividad luego de la pandemia. Un grupo de empresarios, representantes de cámaras, notables del ámbito de la gastronomía y del rubro servicios, interactúa con la ministra para imaginar escenarios y las mejores formas de encararlos. La hotelería es la que está dando signos de querer despertar,  al igual que los intendentes de cada una de las localidades cordilleranas. Lo mismo sucede con el sector hotelero de Neuquén capital y los prestadores de servicios. La estrategia que se aplicaría sería la misma que se llevó a cabo en Villa La angostura, hace casi nueve años atrás, luego de la erupción del Volcán Puyehue-Cordon Caulle. En aquella época, el entonces gobernador Jorge Sapag, junto a su ministro de Economía, actual gobernador, Omar Gutiérrez; lanzaron medidas de promoción para todas las localidades turísticas afectadas por la erupción del Puyehue. Por primera vez en muchos años se salía a seducir al turista de los valles de Río Negro y Neuquén. La estrategia rindió sus frutos y sirvió para fortalecer los inicios de la reactivación turística en todos los centros cordilleranos neuquinos.

La receta que se prepara, en esta oportunidad, sería la misma. Sólo falta terminar con los protocolos de seguridad que exige la actual emergencia sanitaria.

Neuquén, con el COVID 19 bajo control gana tiempo y avanza en la reactivación de su economía.

Galería de fotos

0%
Satisfacción
50%
Esperanza
50%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios