La Política en Neuquén

Menos selfis y más empatía

Los neuquinos dieron por terminada la cuarentena. Hace 20 días transitan libremente haciendo caso omiso a las normas restrictivas. El lunes, provincia promete ponerse a tono.
domingo, 23 de agosto de 2020 · 14:23

De todo lo acontecido durante la semana la novedad más importante está centrada en la designación del dirigente peronista neuquino, actual diputado nacional, Darío Martínez al frente de la Secretaria de Energía de Nación. Para algunos fue sorpresiva y para otros, previsible. La cuestión es que Alberto Fernández le ofreció el cargo sin consultarlo, previamente, con ninguna autoridad de las provincias productoras. Primero lo habló con Martínez y después avanzo sobre el jefe político del legislador nacional, Máximo Kirchner. Fernández explicó los motivos por los cuales necesitaba a Martínez en la Secretaría de Energía. Kirchner aceptó las explicaciones pero dicen que la decisión de apoyar la nominación no fue nada fácil. El bloque del Frente de Todos, pierde a una de sus piezas claves en el Congreso. Darío Martínez goza del reconocimiento de sus pares de bancada y de la oposición. En las retinas del kirchnerismo perduran sus intervenciones contra Mauricio Macri, cuando este era Presidente de la Nación. Sacó chapa de defensor del espacio político al que pertenece desde antes que el peronismo regresara a Balcarce 50 y hoy están los resultados. Goza del reconocimiento y confianza de Alberto Fernández, del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; y del presidente del bloque de diputados nacionales, Jefe de La Cámpora, Máximo Kirchner. Martínez llega a la Secretaría de Energía con el apoyo político y los diplomas otorgados por la mesa de integrantes que hoy administran el poder en la República Argentina.  El club de peritos ecuménicos de Vaca Muerta ya lo ven a Martínez como el salvador de la cuenca neuquina. La realidad indica que estamos muy lejos de ese anhelo y que con la designación nada cambia en el contexto de recuperación de aquí a los próximos 24 meses.

Vaca Muerta en llamas

Mucho por hacer en materia de política energética pero también para explicar, algo que sucede cada 4 años,  sobre la grave situación financiera que atraviesa YPF y que trae consigo desde antes de la Pandemia. Encima, coincidiendo con el anuncio de la designación de Darío Martínez, el Sindicato de Petroleros Privados de Neuquén, Río Negro y La Pampa anuncia un paro total de actividades para este jueves. El objetivo: que las compañías, YPF incluida cumplan con los acuerdos de incremento salarial firmados a marzo de este año y que se habilite una nueva mesa de discusión paritaria. Es la punta de una madeja que derivara en la negociación de las condiciones laborales de cara a los próximos dos años post pandémicos. Marcelo Rucci, oficia de vocero del sindicato, ha dicho que el paro va a afectar a la producción. En otro lugar de Neuquén, el Secretario General, Guillermo Pereyra, espera los llamados para evitar las medidas de fuerza y sentarse a negociar. Hasta el momento el gobierno de la provincia no ha tomado nota de las advertencias del sindicato. Tampoco ha intercedido ante las compañías del sector. Quizás la intención sea dejarle el protagonismo al flamante Secretario de Energía, de muy buen vínculo con los sindicalistas y con la parte empresaria.

Las señales de Darío

En este punto, de las primeras declaraciones realizadas por Martínez, se desprende que la salida del ahogo financiero de YPF va a pasar por una mayor producción y no por el pretendido ajuste de costos del 30 por ciento. Se sabe que el secretario de Energía está en ese rumbo y que las próximas horas tendría reuniones definitorias en su estrategia junto a la conducción de YPF y del ministro de Economía, Martín Guzmán. Durante la conducción de Martínez se trabajara mucho en el rol de YPF. Es uno de los puntos que el Presidente Alberto Fernández y Guzmán, le solicitaron especialmente. Es muy posible que la compañía comience a desperezarse y activar parte de los equipos de perforación, en Vaca Muerta, durante los próximos 60 días. Esta semana todos los esfuerzos estarán centrados en limar las asperezas entre YPF, las PyMES neuquinas y el sindicato petrolero. Si logra destrabar el conflicto será el primer poroto que se anote, incluso gestionando antes de asumir el cargo formalmente.

Es interesante la designación de Martínez porque pone frente al MPN a un dirigente joven con una importante proyección política y que no disimula sus intenciones de convertirse en el próximo gobernador de la provincia. Jorge Sapag le dio la bienvenida y se puso a disposición. La mirada del ex mandatario es muy valorada en el gobierno nacional y genera tranquilidad que Martinez arranque con la venia del “jefe” del MPN.  

El imán capitalino

En el plano local el Intendente de Neuquén Capital, Mariano Gaido, se ha convertido en el imán de la política neuquina. No hay funcionario de alto rango del Ejecutivo y Legislativo provincial que no aparezca en las fotos que promocionan los logros de la gestión del “lord” capitalino. Sólo hay que ejercitar con una revisión de las cuentas en las redes sociales de algunos personajes para dimensionar la atracción que hoy genera Gaido hacia el resto de la dirigencia política. Los asesores del intendente capitalino están muy entusiasmados con la marcha del gobierno y se muestran más que contentos con el grado de inserción que el mandatario comunal ha logrado en la totalidad de los barrios de la ciudad. La estrategia de gobernar desde la calle le ha dado sus frutos y parece que es el modelo que profundizará durante todo el periodo de gobierno, al menos así lo acreditan los resultados de las últimas encuestas realizadas. A nivel provincial la semana que inicia estaremos ante la novedad de que los neuquinos ya no tendrán que mostrar su DNI cada vez que salgan a la calle. Una obviedad que se hizo esperar. La gente por decisión propia hizo caso omiso a tal restricción por lo menos desde hace 20 días. Los últimos fines de semana las columnas de autos yendo y viniendo hacia la zona de Mari Menuco son la prueba de que los neuquinos ya no están más atados a las decisiones del gobierno nacional y provincial relacionadas con la Pandemia.  El proceso llego a su fin. Todo lo que se diga suena a lata y ahora el mayor compromiso deberá estar en la contención de los miles de desamparados que dejará el “bicho maldito” y cómo se hará, pero de verdad, para reactivar la economía. Lo dijimos hace varias semanas, sin aumento del consumo no hay recuperación posible. Hasta el momento, según los analistas, todos los anuncios han sido cambios de figuritas. En las próximas semanas se vislumbran remezones ligados a disputas internas dentro de las propias estructuras sindicales y empresarias. El crédito de confianza otorgado a los gobierno llega a su fin y pretenden medidas serias.

La convalidación del aumento salarial del 30 por ciento otorgado, a nivel nacional, al gremio de los camioneros es una luz de alerta que asoma sobre el horizonte de los gobiernos. Los empresarios estiman que el aumento llegará a los costos de transporte y que no están en condiciones de absorberlo. Para las próximas semanas también se prevé un incremento en los salarios de los empleados bancarios, no sería raro que en los próximos treinta días otros sindicatos también alcancen acuerdos de actualización en sus ingresos. Con respecto a los gremios estatales neuquinos lo esperable es que los reclamos aparezcan con fuerza promediando el mes de setiembre. Algunos imaginan al día del aniversario de la ciudad para hacer oír con toda su fuerza el reclamo del aumento salarial adeudado desde abril pasado. De llegar a concretarse, será un punto de inflexión en el juego de las relaciones internas en la mesa del poder que integran los cuatro hombres fuertes del MPN, Jorge Sapag, Omar Gutiérrez, Marcos Koopmann y Mariano Gaido. Se avecinan momentos muy duros y como lo advertimos otras veces serán tiempos de menos selfies y de más empatía.

Comentarios