EN CUARENTENA

Una ambulancia iba cargada con "fernet y cola" para el hijo del intendente

El vehículo sanitario fue detenido por la policía en un control sobre la ruta. Llevaba 10 cajas de fernet y 11 packs de gaseosa.
martes, 7 de julio de 2020 · 19:43

La policía de Santiago del Estero, detuvo en un control vehicular de rutina a una ambulancia, que lejos de velar por la integridad sanitaria de la población, transportaba fernet y gaseosas para el hijo de un intendente.  Según informaron las fuentes policiales, el padre del protagonista es el jefe comunal de la localidad santiagueña de Añatuya, Héctor Ibáñez.

 

Como es costumbre en el marco de la pandemia de Coronavirus, los efectivos se encontraban realizando rigurosos controles de vehículos y personas sobre la Ruta Nacional 34, a la altura de La Isleta, en el departamento Banda. Allí, verificaban sobre todo el cumplimiento de las medidas de biosegurdad impuestas por el distanciamiento social en la provincia, para evitar el avance del COVID-19 en la región.

 

El vehículo sanitario interceptado por los uniformados pertenece a la Municipalidad de la ciudad de Añatuya. El conductor, fue identificado como Humberto David Castillo (37 años), y manifestó que se dirigía desde un centro de salud de la ciudad Capital hacia su localidad. En su momento, el empleado municipal declaró que transportaba a tres pacientes y dos acompañantes. Pero al solicitar que se abrieran las puertas de la ambulancia,  comprobaron que los pacientes no viajaban solos. Junto a ellos había diez cajas de fernet y once packs de una reconocida marca de gaseosa, apilados junto a la camilla.

 

 

Los efectivos le pidieron explicaciones al conductor, quien fundamentó que las bebidas “eran un encargo del hijo del intendente de Añatuya ‘Pocho’ Ibáñez”, quien tendría un comercio. El vehículo, junto a todos sus ocupantes, fue trasladado a la Comisaría 12, en donde se identificó a cada uno y se ordenó el secuestro de la bebida. Además, la representante del Ministerio Público Fiscal, ordenó que la mercadería fuera secuestrada hasta tanto se presente el dueño con comprobantes de la compra y lo traslade en un “vehículo acorde”.

Comentarios