Economía

Brito: sin Cepo habría inversiones en Minería y Vaca Muerta

El hombre que sólo con U$S5.000 llegó a ser dueño de un banco.
martes, 28 de octubre de 2014 · 09:50
Jorge Brito, propietario del Macro, empezó en el rubro haciendo inversiones en papeles bursátiles El ahora titular de Adeba y Felaban asegura que hay que quitarle el cepo al dólar para poder crecer.
Nunca estudió finanzas ni economía. Cursaba ingeniería civil y tenía una pequeña empresa constructora cuando, de tanto escuchar a unos amigos sobre los negocios que se podían hacer en el mercado financiero, se dijo: "Vamos a probar con esto”. Recuerda que le pidió U$S5.000 a su madre y con ese capital se largó.
En 10 años se hizo dueño de un banco, y en los 25 restantes se transformó en uno de los banqueros más importantes del país.
Así arrancó Jorge Brito, dueño de  Banco Macro, presidente desde el 2003 de Adeba (Asociación de Bancos Argentinos)y titular de Felaban (Federación Latinoamericana de Bancos). Hecho en la trinchera de los negocios, aborda la economía y las finanzas con un lenguaje llano, lejos de la sofisticación experta y académica.
Asegura que él es "la prueba científica de que toda crisis es una oportunidad para crecer” y sentencia que "cuando uno lucha, tiene ganas y no se entrega, siempre tiene posibilidades”, mientras rememora que en 1995, el famoso efecto Tequila (la crisis de la bolsa mexicana) le hizo perder "el 80% de los depósitos del Macro, por ese entonces, un banco mayorista”, dejándolo al borde del abismo.
De visita en Mendoza, habló con Diario UNO de su vida y de la actualidad.  Contó cómo empezó comprando unos valores bursátiles y luego se transformó en agente de bolsa, hasta que en les 1985 compró Macro Compañía Financiera a Dagnino Pastore y Alieto Guadagni.
En 1988 logró que el Macro se convirtiera en un banco mayorista y, tras el golpe del efecto Tequila, se lanzó a transitar el mundo de la banca minorista después de 1995. Fue cuando adquirió el Banco Provincial de Misiones, y luego sus similares de Salta y Jujuy. Más tarde se expandiría, adquiriendo sucursales del Scotia Bank, del Mayo y del Suquía, y comprando los bancos Bansud y Gricel, llegando a tener al día de hoy 430  sucursales en todo el país.

Crítico con la economía

Aunque siempre tuvo una estrecha relación Néstor y Cristina Kirchner, y fue señalado como uno de los banqueros K, Jorge Brito no tuvo empacho en decir que "hay que terminar con el cepo al dólar”, que "la economía no funciona correctamente si hay que firmar acuerdo de precios todos los meses” y que "debemos mirar a los países vecinos, como Uruguay, Bolivia y Paraguay, que tienen poca inflación y crédito internacional a tasas bajas”.
Firma por escrito si hace falta, que "no existe posibilidad de que se repita otro 2001” y le molesta mucho que algunos economistas hablen de que ese riesgo pueda existir. Resume que el cepo al dólar, la emisión de  moneda sin respaldo y el saldo en rojo de las cuentas públicas han sido un caldo para la inflación, "a la que entre todos hay que bajar a un dígito, sin buscar culpables, desde ahora y con un plan a cuatro años, porque frenarla de golpe traerá más recesión, y eso tampoco es bueno”.
Con un ejemplo didáctico, Brito explicó porqué el cepo al dólar es malo: "Sin el cepo habría inversiones para el yacimiento de Vaca Muerta, para la minería y otras actividades. No podés pretender que alguien traiga plata al  país, pero lo corrés con un machete. Así no va a entrar. Va a salir corriendo”.
Y soltando, con un tono de sentido común, expresó: "Acá no hace falta un modelo o una receta económica, lo que hace falta es ser coherente y darle competitividad a la economía”. Crítico pero no apocalíptico, Brito se  autodefine como "un optimista”, y asegura que, a pesar del presente, se puede salir adelante.

Fuente: Enernews

Comentarios