LAS PENAS SON DE NOSOTROS...

A juicio por robar y faenar dos vacas en Junín de los Andes

Un hombre, con antecedentes de cuatrerismo, irá a juicio por robar y faenar dos animales de estancias de la zona. Confesó el hecho, pero argumentó que se las robó "a gente de plata".
martes, 8 de agosto de 2017 · 14:12

Un hombre de Junín de los Andes confeso, en una audiencia judicial frente al juez, el fiscal y sus abogados, haber matado y faenado dos vacas. Pero el juez no lo tomó en cuenta porque –argumentó- hizo esa declaración en estado de ofuscación.

Parafraseando a don Atahualpa: "las penas son de nosotros, las vaquitas de … las estancias San Pedro y Coyunco, de las que un cuatrero mató dos vacas y las faenó.

La Justicia de Junín de los Andes tomó el caso pero, aunque el acusado confesó la autoría, el juez anuló su declaración argumentando que lo hizo enojado. "Ofuscado” fue la palabra que utilizó el juez Nazareno Eulogio.

El caso ocurrió durante un control policial en la ruta 62, cerca del destacamento policial de Junín de los Andes. Allí un control interceptó una camioneta F100 conducida por un hombre de apellido Vilugrón quien, según el fiscal Manuel González, en su prontuario figura con tres condenas de cumplimiento efectivo y una cuarta condicionada a su comportamiento.

En la caja de la camioneta, Vilugrón llevaba restos frescos de vacunos recién faenados. Los policías decidieron averiguar en las estancias cercanas si se había notado faltante de animales. En dos establecimientos –San Pedro y Coyunco-, los encargados declararon haber visto animales mutilados.

"Lo que les faltaba a esos animales coincidía con los restos que esta persona llevaba e la caja de la camioneta”, destacó el fiscal.

En la audiencia de control de acusación, Vilugrón se presentó con dos abogados particulares ante el juez y el fiscal. Allí admitió haber matado y despostado dos vacas, aclarando que "se las robé a gente de plata”. Al parecer su manera de expresarse hizo pensar al juez Eulogio que lo hizo "ofuscado”, y anuló su testimonio. Por eso, se prepara un juicio con varios testigos y sin la confesión previa del imputado.

Comentarios