VIUDA NEGRA

Detuvieron a la Viuda Negra que cortó la pulsera electrónica

La cipoleña Mariela Muñoz circulaba en una moto robada por las calles del norte de Rosario.
martes, 21 de junio de 2022 · 15:28

Mariela Múñoz es conocidísima en Cipolletti y Neuquén. Tiene dos condenas por seducir a sus víctimas, drogarlas y robarles, pero en vez de estar presa tenía prisión domiciliaria y debía ser monitoriada a través de un dispositivo electrónico. Sin embargo en enero se lo sacó y lo dejó dentro de una mamadera. Casi medio año después, Gendarmería logró detenerla en Rosario.

De acuerdo con la información que se confirmó, ayer por la tarde la viuda negra cipoleña de 31 años, domiciliada en las 1200 viviendas, cayó en un operativo de rutina en la zona norte de Rosario. Viajaba en una moto robada en Lanús, en la provincia de Buenos Aires, y como el vehículo tenía pedido de secuestro fue demorada. Al llegar a la Comisaría 12° se constató que tenía una solicitud de captura por parte de la Justicia rionegrina.

Luego de que la fiscalía de Flagrancia de turno de Rosario se comunicara con el juzgado de Ejecución Penal de Cipolletti, se ordenó la detención. “La Muñoz”, como se la conoce en el populoso barrio cipoleño, tiene una condena de 1 año y medio de prisión condicional por cinco robos con la modalidad “viuda negra” ocurridos en Plottier, Centenario, Neuquén y San Martín de los Andes. Además de como ya tenía una condena de 3 años en suspenso por otros cinco hechos, se le unificaron las penas en 4 años y 6 meses de prisión de cumplimiento efectivo por los delitos de robo (tres hechos) y hurto (dos hechos).

De todas maneras, en su momento fue beneficiada con prisión domiciliaria con monitoreo a través de un dispositivo electrónico que poco sirvió, porque salió de su casa y cometió otro hecho en la Isla Jordán, previo a seducir a su víctima a través de las redes sociales, colocó un potente somnifero en la bebida del hombre y le robó 30 mil pesos y la ropa.

En diciembre y por este último hecho, la Justicia le había revocado el beneficio, sin embargo la orden no se cumplió. Y el 16 de enero, cuando su detención esperaba ser ejecutada, se fugó previo a dejar la pulsera electrónica dentro de una mamadera. La Justicia constató que en el último mes se había sacado seis veces el dispositivo sin que nadie la controle.

De Cipolletti se escapó con su pareja, Cristian Pérez de 27 años, que fue detenido dos días antes que ella, en la zona noroeste de Rosario, cuando transitaba a toda velocidad en un Volkswagen Gol que había sido robado en esa misma ciudad el 5 de junio.

Pérez también tenía pedido de captura por una causa de estafa con una una tarjeta de débito que Múñoz le había robado a una de sus víctimas.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios

Otras Noticias