ABUSO SEXUAL INFANTIL

Abusó de su hijastra, lo confesó y no irá preso

Llegó a un acuerdo por Juicio Abreviado y sólo recibió una pena de 3 años de prisión en suspenso.
lunes, 29 de agosto de 2022 · 11:43

Al cumplir la prisión preventiva que lo mantenía privado de su libertad por otro delito, un hombre se apuró a solucionar otro conflicto que mantenía con la Justicia. En este caso se trataba de una causa de abuso sexual contra una pequeña de 8 años, que al estar a su cuidado, la llevó a la cama y comenzó a manosearle las partes íntimas. Tanto la fiscalía como la querella prefirieron evitar el juicio tradicional y esperar una condena mayor, por lo que lograron un acuerdo de 3 años de prisión en suspenso. Por este motivo, el abusador quedó libre y por arruinarle la vida a una niña no recibirá ninguna pena de cumplimiento efectivo.

El hombre es de Catriel y se desempeñaba como cuidador en el Club Hípico Cipriano, en las afueras de la localidad. Según el relato de la madre que realizó la denuncia y después confirmado por la niña en Cámara Gesell, el abusador era el padrastro de la menor y mientras la mujer no estaba en la vivienda, la llevó a una habitación, la recostó sobre la cama y comenzó a tocarle la entrepierna debajo de la ropa.

Con pruebas que en un primer momento parecían contundentes, se lo acusó por "abuso sexual simple agravado por su calidad de guardador". Además de las declaraciones de la víctima, que narró con precisión cómo fueron lo hechos, también una psicóloga del Cuerpo Médico Forense no dejó dudas: "No hay motivo para entender que no tiene un relato coherente" y destacó que "ello fue corroborado por sus padres y le da credibilidad al relato de la víctima". Otro profesional aseguró que la niña "tiene un relato coherente, no se advirtió trastorno de psicolpatología alguno, mendacidad ni fabulación en el relato, para no creerle".

Además, un informe relevante de los profesionales que describieron los padecimientos psicológicos que padeció la menor luego del incidente y que tuvo que ser tratada. Estos signos son "indicadores de estrés post traumático, de haber sufrido este tipo de delitos". Por lo que cuesta entender que ante tamañas pruebas, la fiscalía aceptó el juicio abreviado y acordar una pena leve como una prisión en suspenso por 3 años, cuando el daño que le provocó a la menor es mucho más grave.

Con el acuerdo entre partes, el juez Marcelo Gómez no hizo objeciones de este tipo y lo avaló. También aprobó las medidas de conducta consensuadas que deberá cumplir por un lapso de dos años. Entre ellas tiene prohibido acercarse a la víctima tanto a su lugar de residencia como también a la escuela a la que asiste a menos de 100 metros. 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios