PROYECTO EDUCATIVO

Construirán una vivienda basada en prototipo de estudiantes neuquinos

El gobierno provincial decidió ejecutar el proyecto elaborado por cuatro alumnos de sexto año de la EPET 8 de Neuquén capital y presentado en el Tercer Concurso Nacional de Escuelas Técnicas. La intención es que la vivienda sea construida por alumnos del establecimiento.
lunes, 2 de diciembre de 2013 · 17:18
Estudiantes de la Escuela Provincial de Educación Técnica (EPET) Nº 8 de Neuquén capital construirán el año próximo una vivienda, que se basa en un prototipo elaborado por cuatro jóvenes del establecimiento. El gobierno provincial decidió aportar recursos para ejecutar la vivienda correspondiente al mejor trabajo neuquino presentado en el Tercer Concurso Nacional de Escuelas Técnicas.
El proyecto consiste en una vivienda de accesibilidad universal, es decir adaptable a personas con diversas discapacidades, tiene una superficie de 65 metros cuadrados y un desarrollo sustentable, por lo que se alimenta de energías alternativas. El presupuesto es de 280 mil pesos.
Los alumnos Mario Monsalve Astete, Francisco Gavilán, Juan Rearte Slednew y José Delgado Muñoz, bajo la tutoría de la profesora y arquitecta María Beatriz De Raffaelli, presentaron un proyecto que fue galardonado con el tercer puesto de la región Patagonia.
A través de la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS) y el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU), el gobierno determinó que se construya el prototipo, algo que aún no se decidió en ningún otro lugar del país.
Del certamen participaron más de 780 alumnos representando a 85 escuelas técnicas. Como el año pasado no se desarrolló el concurso, también podían participar egresados de 2012. Se trabajaba este año sobre discapacidad motriz, visual y auditiva.
El concurso nacional despertó el interés de los estudiantes neuquinos, quienes presentaron 22 proyectos y transformaron a Neuquén en la provincia con más equipos participando. De las cinco escuelas técnicas con orientación en construcción que hay en la provincia, tres presentaron proyectos: la EPET 8 de Neuquén capital -uno-, la 12 de San Martín de los Andes -once- y la 1 de Cutral Co -diez-.
Los trabajos neuquinos fueron evaluados por un jurado correspondiente a la región Patagonia, integrado por profesionales de los Institutos de Vivienda de las provincias patagónicas. El trabajo de los jóvenes de la EPET 8 terminó en tercer lugar en la región -una de las cinco en las que se dividió al país durante el concurso-, detrás de uno de Chubut y otro de Tierra del Fuego.
Los mejores prototipos de cada región fueron enviados al jurado nacional, que estaba compuesto por representantes de la subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación, el Instituto Nacional de Educación tecnológica (INET), la Cámara Argentina de la Construcción y la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra). La EPET Nº 1 de Formosa obtuvo el primer puesto, el segundo fue para la ENET Nº 1 "Profesor Vicente García Aguilera” de Catamarca y el tercer puesto para el Colegio Politécnico Nº 702 de Chubut.

La ejecución de la vivienda

El vicepresidente de ADUS-IPVU, Marcelo Sampablo, destacó que en Neuquén "le dimos una identidad propia” al concurso, porque "vamos a construir la vivienda”. Además informó que la intención es repetir la construcción del prototipo con el que resulte el mejor proyecto neuquino en la edición 2014 del concurso. "Vamos a volver a hacer la vivienda del que gane en la localidad que gane. Estamos muy contentos por la participación y el compromiso de los chicos y los docentes, y también por los resultados”, expresó.
Está previsto que los trabajos de construcción, que estarán a cargo de estudiantes que egresen en 2014, se inicien y concluyan durante el año próximo. Para ese fin, se prevé llegar a un acuerdo con las autoridades del establecimiento educativo.
La idea es que los alumnos que elaboraron el proyecto estén a cargo de una profesora y de profesionales de Vivienda de la provincia para hacer el seguimiento de la obra. Para la ejecución, se desarrollará un plan de trabajo acorde con alumnos de sexto año.
Sampablo indicó que la familia que resulte como destinataria de la vivienda podrá abaratar los costos, ya que solamente tendrá que solventar lo correspondiente a los materiales. Los fondos necesarios para la mano de obra estarán a cargo de la provincia.
El funcionario se mostró confiado en que "se involucren los docentes” en la concreción del proyecto y destacó que "los docentes de la parte teórica se involucraron en todas las escuelas que participaron. La idea es incorporar a Educación en el proceso, acercar la escuela al mundo real considerando cuestiones como la sustentabilidad y el uso de energías alternativas”.
La ingeniera Laura Ponce, de la dirección técnica del IPVU, comentó que la vivienda se construirá en un terreno del organismo y "es probable que sea en la Cuenca XVI, donde ya se tiene la infraestructura de agua, cloacas, electricidad”. "Se va a construir con los alumnos, los profesores de taller y nosotros inspeccionando la obra”, añadió.

 
El prototipo
El proyecto consistió en construir una vivienda con accesibilidad universal, es decir, adaptada a personas con diversas discapacidades, comentó Mario, uno de los alumnos que llevó adelante la iniciativa. Otra de las consignas apuntó al uso de energías alternativas, de modo que se utilizaron diversos sistemas que permiten la reutilización de agua y el aprovechamiento de la energía solar.
Ponce, quien integró el jurado patagónico en representación de Neuquén, señaló que se seleccionó al proyecto de los jóvenes de la EPET 8 porque cuenta con elementos de desarrollo sustentable, como el muro Trombe, el reciclado de aguas grises y el colector solar. También porque está muy bien resuelto el baño para discapacitados, la apertura de puertas -tiene la opción de una puerta empotrada-, la buena circulación y la posibilidad de ampliar a un tercer dormitorio.
"Los chicos trabajaron en el acceso una guarda como para que con el tacto la persona ciega pueda guiarse a los distintos lugares de la casa”, dijo y agregó que en el proyecto -presentado bajo el seudónimo Pirincho- se consideraron las discapacidades motrices y visuales.
Explicó que el muro Trombe consiste en "un muro de mampostería, una cámara de aire y vidrio. Lo que hace es refrigerar en verano y calefaccionar en invierno. Es algo sustentable, porque es un desarrollo técnico nuevo”. También mencionó como otras características para destacar la "estufa rusa y una huerta, que tiene accesibilidad en silla de ruedas y se realizará con plástico reciclado”.
Informó que los prototipos debían respetar las características del programa Techo Digno, que "son 60 metros cuadrados y un diez por ciento más en caso de discapacidad. En este caso, tiene casi 65 metros cuadrados. También había que respetar el cómputo de materiales y el presupuesto”.

Comentarios