BARRIO 192 VIVIENDAS DE NEUQUÉN

Para vivir seguros en sus casas, costearon las cámaras de seguridad

“La inseguridad aumentó en pandemia” es la conclusión de los vecinos. Y agregan, había robos antes, pero ahora entran a las viviendas.
jueves, 13 de agosto de 2020 · 15:30

En el barrio 192 viviendas -levantado por la Cooperativa Mercantiles- viven alrededor de 600 personas, muchas mujeres solas con sus hijos y todos “laburantes”. Lindan sobre la barda, mirando hacia el barrio Parque Industrial y rodeados en la zona de otros barrios neuquinos como el propio Mercantiles, la última etapa de las 98 Viviendas y Terrazas. Los drones de seguridad instalados por el gobierno provincial, logran captar el ingreso a la barriada, pero a partir de allí, entre 5 y 8 cuadras quedan “liberadas”. “Hubo algunos hechos muy violentos, se metieron en las viviendas, con gente adentro. Y eso nos obligó a tomar medidas. Nos dijeron desde el Estado que por una cuestión presupuestaria no podían poner más cámaras, así que las tuvimos que comprar y pagar de nuestro bolsillo”, contó Patricia Carrasco, quien vive en el lugar hace 7 años.

No todos pudieron afrontar la inversión. En concreto, entre 8 vecinos tuvieron que desembolsar 90 mil pesos para colocar 6 cámaras de seguridad. “Nos organizamos y además, tenemos sirenas. A quienes no pudieron pagar, otros financiaron para amortizar y a su vez, esos les pagan en cómodas cuotas. Lo cierto es que ahora se dispara una sirena y todos estamos avisados y podemos cuidarnos”, explicó Patricia. “No es lo que corresponde, porque es una responsabilidad del Estado, pero tenemos que cuidarnos, queremos prevenir. Está la promesa de colocar una posta policial, pero por ahora, está en veremos”, agregó.

La inseguridad en Neuquén existe, no es una “sensación”, al contrario, es una realidad. Tiene grises, según las zonas. Es cierto, no es la misma situación que se vive en algunos barrios del oeste neuquino, como Cuenca XV donde balearon al taxista hace una semana, El Progreso, Hibepa o La Meseta, y que denunciaron los vecinalistas, días atrás, a este diario. “Nosotros no tenemos una balacera cuando salimos a la calle como ocurre en Cuenca XV, pero esta es nuestra realidad: tuvimos que comprar las cámaras para sentirnos seguros y esa es una responsabilidad del Estado. Optamos por cuidarnos entre todos. Una alarma está arriba de los 15 mil pesos, no todos pueden disponer de ese dinero”, opinó la vecina.

Estos barrios dependen de la comisaría Cuarta de Alta Barda, que además, asume la intervención para un lado y para el otro de esa zona, atravesada por la ruta 7: Alta Barda, Copol, Coperso, Terrazas del Sol, 14 de Octubre, y parte de lo que era el loteo de Yupanqui.

“La realidad es que no alcanza tampoco la Policía para todo el sector, en nuestra zona no pasan los patrulleros. A los pocos días que instalamos las cámaras, sonó el teléfono de todos y activamos. Estaban tratando de robar un auto, eran menores de edad”.  “La inseguridad está, no frenó nada con la pandemia. Están a la orden del día. Hay muchos comercios cerrados y ahora se están metiendo en las casas”, concluyó.

Ivana Malaspina, otra vecina del barrio también brindó su testimonio, en 24/7 Noticias: 

 

 

Comentarios