MADRUGADAS INCONTROLABLES

Rompió la tobillera electrónica para ir a una fiesta ilegal

La Policía descubrió la maniobra cuando detuvo a varias personas que querían escapar por los techos. El delincuente había asaltado un Rapipago y cumplía condena en su domicilio.
domingo, 8 de agosto de 2021 · 21:44

Que las fiestas clandestinas durante las madrugadas son imposibles de controlar, no es novedad. Durante los meses de pandemia el personal policial se encontró con distintas curiosidades, pero nunca que un detenido con prisión domiciliaria rompa la tobillera electrónica para ir a una juntadas con amigos y violar todas las restricciones vigentes.

El hecho sucedió durante la madrugada del viernes, cuando desde el centro de seguimiento de los dispositivos electrónicos descubrieron que el detenido había roto la tobillera que permite rastrear sus movimientos. De inmediato se le dio la orden a un móvil para que vaya hasta el domicilio y confirmó que el detenido ya no estaba en la vivienda.

La búsqueda continuó y fueron alertadas todas las comisaría sobre la búsqueda del detenido, que a esa altura ya había sido considerado como prófugo por la Justicia. En la misma zona, en el barrio de las 250 viviendas de Roca, un móvil de la Comisaría 31° detectó movimientos extraños y llamativos en una vivienda. Al bajar a constatar, escucharon música fuerte y movimiento de personas en el interior, por lo que decidieron golpear la puerta para dar por finalizada la fiesta clandestina.

Cuando uno de los uniformados llamó a la puerta, se escuchó claramente que alguien desde el interior gritó que no abran la puerta y esto alertó aún más a los policías, que convocaron refuerzos. Si bien la dueña de casa no se negó a abrir, demoró unos minutos, suficientes como para que un grupo de personas que estaba dentro de la casa comenzaran a subir a los techos con la intención de escapar por allí.

El detenido, un joven con antecedentes de robo con armas, fue apresado nuevamente, en un principio por violación al artículo 205 del Código Penal, pero al constatar sus datos personales, se supo que es uno de los autores de un asalto a un Rapipago en el que atacaron a una joven madre que le estaba dando de mamar a su pequeño bebé. 

Ahora, la fiscalía pedirá la formulación de cargos por este nuevo delito, además de la violación a las restricciones vigentes, también se lo acusará por la rotura del dispositivo electrónico y la desobediencia a la prisión domiciliaria ordenada por un juez.

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios