Dolor

Murió Zupanovich, el fundador de la Reserva Faunística Luan

Esteban y Marta, su mujer, comenzaron en 1985 a dar refugio a animales salvajes en su chacra de Valentina Sur
martes, 29 de octubre de 2019 · 16:15

Comenzaron con la guanaca Pancha, para salvarla de un personaje de la zona que se la quería comer a la parrilla. Luego de muchos años y ya con varios animales refugiados, abrieron sus puertas al público en 1991 y lo llamaron Reserva  faunística Luan.

Vale la pena detallar que dentro del circuito habitan guanacos, ciervos colorados, pumas, liebres patagónicas (mara) , tortugas terrestres y acuáticas, hurones, piches peludos, zorrinos, lagarto overo, víboras de variadas especies, chimangos, caranchos, águilas mora, loros barranqueros, aguiluchos, zorros grises, loritos habladores, palomas buchonas, mensajeras, de collar y abanico, pavos reales, patos, patos mudos, gallinetas, cotorritas australianas, gallinas sedosas de Japón, faisanes de collar, lechuzas, jotes, cardenales,  codornices, chanchitos de la India entre otros. Pero sin duda los que más concitan la atención de chicos y grandes son los monos de distintas variedades: capuchino, Meliquina, aullador y un tití pigmeo.

El mantenimiento de la reserva no fue tarea fácil para Esteban y Marta, ya que al trabajo diario de limpieza y orden, había que sumarle kilos y kilos de alimento. La Municipalidad de Neuquén les otorga un subsidio que cubre la mitad de los gastos, la otra parte sale de sus bolsillos y de la entrada, mínima, que se cobra a los visitantes. La provincia nunca ha concretado ninguna cooperación, pese a que en muchas oportunidades el refugio colaboró con Fauna al albergar animales rescatados del tráfico ilegal.

Sólo el amor por los animales ha hecho que ésta pareja, ya grande, continúe después de 34 años trabajando de sol a sol para que no les falte nada.

Hoy Esteban abandonó su lucha. Estuvo internado dos meses en el Hospital Heller, falleció este martes a las 4 de la madrugada. Su familia informó que no será velado.

Los que lo conocimos y supimos de su esfuerzo y su lucha muchas veces no reconocidos, le decimos adiós y gracias Esteban. Gracias por tu amor a los animales, gracias por contagiárselo a los niños, gracias por tu entrega, gracias por ser un buen tipo, un poco cabrón… pero un tipazo ¡¡¡Gracias!!!

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias