Se necesita ayuda económica

Chofer de la empresa Koko atropelló a un perro, no lo asistió y está grave

Elvis sufrió una fractura de cadera y una eventración a nivel abdominal, su estado de salud se complicó por las heridas internas.
viernes, 5 de junio de 2020 · 13:36

El martes a la tarde Elvis andaba por la calle, como tantos otros perros en la ciudad de Senillosa, una postal que además se repite en casi toda la región. No está claro si era un callejero más o si tenía dueño, lo cierto es que ahora está peleando por su vida por la imprudencia y el abandono de un ser humano, más precisamente por un chofer de la empresa Koko que ni siquiera paró para auxiliarlo o pedir ayuda.

Sandra fue testigo de lo que pasó mientras ayudaba a una perra con nueve cachorros, pidió ayuda pero en Senillosa no hay veterinarios que atiendan este tipo de urgencias, se trataba de un perro que no caminaba, y necesitaba RX, pero allí no hay un lugar donde poder hacerlas. Elvis quedaba tan solo resguardado con lo poco que tenía Sandra, hasta que el caso llegó a Virginia quien nuevamente asumía la responsabilidad de un caso sumamente complicado.

Elvis llegó a Neuquén esa misma noche, recibió atención veterinaria de urgencia, se consiguió lugar para que pasara la noche. El miércoles Virginia junto a Isabella Roggi y Nico Fuentes Sandoval  lo llevaron al Centro Veterinario Patagónico. El diagnóstico fue fractura de cadera y una eventración a nivel abdominal que hubo que operar, “se orina, no se para, no come y está muy agitado” se leía en un posteo de Facebook en el muro de  Virginia, en el que además pedía colaboración para pagar la atención en la primera veterinaria que tuvo un costo de $2800 y la operación con un costo de $24.000.

Superó la cirugía, pero no fueron buenas las noticias que le siguieron “al abrirlo se encontraron múltiples lesiones de partes blandas, el músculo psoas estaba arrancado de su inserción comprometiendo varios órganos entre ellos los intestinos y la vejiga que estaba invertida, por eso orinaba por rebasamiento y de no corregir rápidamente eso podía complicarse la parte renal”, lo que se pudo hacer en ese momento fue extraer parte de ese musculo que estaba necrosado y se lo castró “toda la parte genital también estaba llena de hematomas” explicó Virginia y agregó “evidentemente el golpe que sufrió fue muy fuerte e hizo que la fractura ósea que tiene en forma de punta también le generara lesiones internas”.

Elvis hoy está con pronóstico reservado, y de acuerdo a su evolución se le realizará una segunda cirugía que constará en fijar la cadera con una prótesis. La ayuda económica es fundamental para poder seguir ayudando en estos casos tan difíciles, cada día de internación eleva la deuda y Virginia de no conseguir ese dinero deberá asumir la totalidad de la deuda, pero eso va a impedir que siga asistiendo otros perros. 

Para todos aquellos que quieran colaborar en este caso pueden comunicarse con Virginia al 351 750-0307.

 

Comentarios