LA POLITICA EN NEUQUEN

La vacuna salva vidas, políticos no

Llegan las Sputnik V a Neuquén. Será un día después de lo previsto. La trastienda de la postergación. Los intereses en juego dentro del gobierno nacional. Gutiérrez, el MPN y los contrastes de Alberto y Cristina
domingo, 27 de diciembre de 2020 · 14:31

El Presidente Alberto Fernández, decidió que las primeras dosis de las vacunas Sputnik V se aplicaran el martes 29 y no el día lunes como se promovió, de manera entusiasta, en las jornadas posteriores a la llegada del envío de las primeras 300 mil unidades, desde Moscú. Algunos estimaban que el corrimiento de fecha habría obedecido a que el 28 de diciembre se conmemora el Día de los Inocentes.

Pudo más el temor a las posibles memes, pergeñadas desde la oposición, que la urgencia del momento. Después de todo un día más, en tantos meses de espera no agrava la situación.

Cristina no puso reparos y los gobernadores, sedientos de noticias positivas, acataron la decisión.

Muchos de ellos, incluso, manifestaron que serán los primeros o primeras en vacunarse en sus provincias.

Aquí, queda la duda si es para brindar tranquilidad a la población del sistema de Salud que recibirán las primeras dosis o si se trata de una forma de asegurarse inmunidad inmediata.

Al margen de los detalles y de las humoradas que se tejen y tejerán sobre el operativo Sputnik V lo cierto es que esta semana miles de argentinos comenzarán el proceso de vacunación y que entre enero y marzo, millones de argentinos seremos alcanzados, dos veces, por la poción mágica.

El tiempo dirá cual le tocará a usted. Seguramente las opciones estarán a la orden del día.

Muy distinto a este tiempo en el cual no hay alternativas. Promediando el verano, estiman, los aun no vacunados podremos optar por vacunas de China, India, Reino Unido o Norteamérica. Al margen de toda ideología y apasionamiento lo concreto es que todos, salvo los que no quieran, recibiremos la vacuna.

Es un paso hacia adelante en la puja por dejar atrás la parálisis y abandono que nos impuso una “cuarentena” de 10 meses.

La vacuna vendrá a salvar vidas, no será un salvo conducto para los funcionarios públicos y la dirigencia política. Aquel que crea que por estar ejerciendo  algún cargo, durante este tiempo, tendrá un reaseguro en su futuro político está muy equivocado.

La poción contra la COVID 19 es un aporte. Un tranquilizante para la humanidad agobiada por una pelea de más de un año contra el bicho maldito.

Europa, la más castigada, recibe nuevos azotes de contagios producto del descontrol del último verano y de la aparición de una nueva cepa que hace estragos. Las fronteras comienzan a cerrarse y la luz al final del túnel es tenue, nuevamente.

Tomando el ejemplo de lo que sucede en Europa y mientras las amenazas del virus persistan debemos insistir con el uso del barbijo, la distancia social, el lavado de manos y el aseo personal permanente.

Es el mejor antídoto que tuvimos previo a la vacuna y así será durante la etapa de vacunación y, se estima, un par de años más posterior a las vacunas COVID 19.

Lo urgente y lo inmediato

Despedimos el 2020 con menos de un uno por ciento de la población argentina recibiendo su vacuna, pero con la previsión de que en los próximos cuatros meses gran parte la población estará vacunada; mientras tanto también hay otros males que deben ser encarados con la misma disposición.

La pobreza ha perforado el entramado social, la economía sin “normalidad ni previsión” hace de las suyas en los bolsillos de los argentinos que cada vez se muestran más ansiosos por encontrar una solución a sus males inmediatos.

Llegamos al último dia de diciembre con más del 45% de los argentinos empobrecidos. De 45 millones de habitantes, 21 millones de personas están impedidos de acceder a la canasta básica de alimentos, tampoco cuentan con los servicios básicos y la atención en materia de educación y salud es deficiente o nula.

En materia de desocupados, este 31 de diciembre habrá 2,5 millones de argentinos que harán fuerza hasta rechinar sus dientes para que el 2021 sea el que los saque del castigo de vivir de prestado.

Alguno podrá decir que estas líneas son demasiados escépticas para una despedida de año. Quizás tenga razón pero peor es ignorar el momento que atravesamos como sociedad y continuar dejando bajo la alfombra lo que no nos agrada.

La llegada de las primeras dosis de la vacuna contra la COVID 19 es un gran logro y hay que saludarlo como tal, pero necesitamos el mismo compromiso y predisposición CONJUNTA para terminar con el hambre, la exclusión y las discriminaciones de todo tipo y pelaje.

En Neuquén hay una ardua tarea por cumplir. Se vienen debates interesantes relacionados con el futuro de todos los neuquinos.

Montados sobre las decisiones del gobierno nacional, la administración de Omar Gutiérrez desempolvará los lineamientos del Plan Integral de Salud. Mientras Alberto Fernández, reúne masa crítica para complacer el pedido de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, con respecto a fortalecer el sistema de salud integrando lo público y privado, en Neuquén ya está escrito y muchas acciones son aplicadas desde hace varios años.  

La parálisis económica de los primeros seis meses de pandemia también genera encontronazos en el seno del gobierno nacional que repercute en las economías regionales.

Buenos Aires, La Pampa, Córdoba y Santa Fé , son hoy las provincias con mayor ritmo de recuperación. La producción de cereales, soja y la cría de ganado empujan a la economía hacia arriba y generan puestos de trabajo.

Hay un cerrojo regional que consiste en privilegiar a la mano de obra y las empresas locales. Siempre fue así, solo que ahora en tiempos de Coronavirus la vida nómade en la región de La Pampa Húmeda no es bien vista.

La otra región que está llamada a ser sostén de la incipiente recuperación, es la Patagonia. Petróleo y gas figuran entre los commodities exportables que impactarán en los ingresos de las provincias sureñas.

En esta región ya se ha dado la puja en defensa de la mano de obra y el empresariado local. Santa Cruz y Chubut cerraron sus fronteras a los trabajadores de otras provincias y países.

Sin estar oficializado, hay un trabajo conjunto entre las cámaras empresarias y los gremios en defensa de lo poco que queda  en pie de empresas locales y la mano de obra local.

Allá no hay ley de compre, los métodos son más rudimentarios. Los gremios no dan tregua ni respiro al obrero golondrina que fuera detectado.

Hay casos en que no han podido llegar al puesto de trabajo. La renuncia, llega via whatsapp mientras una escolta sindical lo acompaña hasta alguno de los ingresos fronterizos de las provincias sureñas. La receta anida en el sindicalismo ortodoxo de antaño y crece al amparo del kircherismo nacional que proclama hacia adentro salir en defensa de las empresas nacionales y comenzar a “obligar” a las compañías extranjeras a reinvertir partes de sus dividendos en la región en donde operan.  

Desde el Instituto Patria se estima que en la actualidad por cada 100 dólares que se generan en las cuencas petroleras y gasíferas de la Patagonia, tan solo 30 dólares son derramados en la economía local. Hay un trabajo en silencio para ir por una mayor participación en los dividendos de lo que hoy catalogan como “fuga”.

En este tema, el gobierno de Omar Gutiérrez, también ha fijado posición. Coincide con el predicamento que baja el Presidente de la Nación, en sintonía con la vicepresidenta.

Omar y las buenas migas con Alberto

El neuquino, en las disidencias del Frente de Todos, suma y crece en la consideración de ambos sectores. Con el frente interno cerrado con un MPN encolumnado  detrás de su gestión, Omar Gutiérrez, da sus retoques al cierre del año y prepara lo que será un principio de 2021 intenso.

Luego de reyes iniciará el proceso de licitación de la pavimentación de la Ruta Provincial 65 que unirá Autovia Norte, en Neuquén capital, con la ruta 51 vía directa a Vaca Muerta.

Será el paso inicial de la conexión de la zona petrolera con la gran metrópoli de la provincia. Desde el gobierno se entusiasman y aseguran que la obra se adjudicaría en marzo y que en 10 meses estaría concluida. Será la obra con la cual Gutiérrez piensa dar el broche de oro a sus dos mandatos al frente de la gobernación.

También estiman que la otra gran obra que quedará en pie y con un 60% de su ejecución será la del Hospital Norpatagonico. En este caso se revitaliza y toma mayor preponderancia atado al impulso que el gobierno nacional pretende darle al nuevo perfil prestacional del sistema de salud público y privado.

Ligado a la lealtad de los gremios kirchneristas, también se sentará junto a lo más granado del sindicato docente. Allí se establecerán los alcances de un acuerdo que permitan garantizar el inicio de clases con normalidad.

En este capítulo, el gobierno nacional y el kirchnerismo, han trabajado mucho para que el acuerdo prospere y sea definitivo.

De hecho el ayuno y la posterior salida de Casa de Gobierno de la conducción de ATEN mucho tuvo que ver con la intervención de funcionarios y operadores nacionales.

El MPN logró meterse en la agenda nacional, visibilizar sus dotes de planificador de políticas públicas y de ser el socio ideal en tiempos en que el “mauricismo” mira expectante al acecho para dar pelea en las próximas elecciones legislativas.

Para ese tiempo falta mucho. Hoy es el momento de los administradores de la Pandemia.

Por eso el Presidente y los gobernadores serán los primeros en vacunarse y atenderán lo que la coyuntura de la Pandemia demande.

Mientras tanto otros pensarán y ensayarán escenarios políticos. De los aciertos y errores de los administradores dependerá, si estos, permanecerán o no en las marquesinas de la política o quedarán invitados como actores de reparto.

La vacuna salva vidas, políticos no. Habrá que ver si lo entienden o si se convierten en las primeras víctimas del Coronavirus sin haber sido infectados por el “bicho maldito”.

Galería de fotos

Comentarios