La Política en Neuquén

Con Gutiérrez y Gaido, el MPN monopoliza la política neuquina

Uno, conduce la crisis económica provincial, sin antecedentes en la historia mediata. El otro, trabaja sobre el plan de obra pública más importante de la “historia” de Neuquén capital.
domingo, 5 de julio de 2020 · 12:23

El viernes 3 de julio, Omar Gutiérrez, parió un nuevo gobierno. A la tarde, comunicó oficialmente vía twitter la colocación de letras del tesoro por 5 mil millones de pesos. Pateó para adelante el vencimiento de deuda de unos 4300 millones de pesos  y se quedó con otros 600 millones en efectivo  que ingresaron al Tesoro Provincial. La renovación del compromiso de deuda le permitió a Gutiérrez hacerse de los fondos que debía utilizar para pagar el volumen de deuda cuyo vencimiento estaba previsto para estos días. Se hizo de “oxigeno” para enfrentar el pago de los aguinaldos de los empleados públicos y acomodar la carga con algunos proveedores. Unas horas después, decidió el despido de la directora del Servicio Integrado de Emergencias Neuquén (SIEN), Luciana Ortiz Luna. En este caso el gobierno no dio lugar a la promocionada salida, simplemente presentó los antecedentes de Luciana Obregón, nueva directora del SIEN. Desde el instante en que se confirma el alejamiento de Ortiz Luna, las redes sociales estallaron tomando postura en favor y en contra de la funcionaria eyectada. Destacadas personalidades, incluso muchas, muy allegadas al MPN gobernante mostraron su solidaridad con la médica caída en desgracia. Ortiz Luna se destacó por su conducción muy personalista y frontal. El tono crítico asumido hacia las formas y algunas decisiones que se estaban tomando en el área de Salud, con respecto al combate de la CORONAVIRUS, la ubicaron enfrente de las autoridades sanitarias y del propio gobernador. Imagínese en medio de una batalla a un Cabo tirándole tiros al Coronel y al Capitán que forman parte de la misma tropa. No hay más que concluir que el Cabo, por más bravo que sea, es retirado del centro de operaciones. Lo de Ortiz Luna estaba cantado. Las críticas y objeciones la llevaron a cuartos de invierno.  Es la parte ingrata de la política. Ocurre en Neuquén y en cualquier lugar del mundo.

Loas a “Lu”

La jornada del viernes se extendió hasta las primeras horas del sábado. Entre vítores y criticas, las redes sociales marcaron el termómetro de la situación de Ortiz Luna. Pero no fue lo único que sucedería durante el último fin de semana. Mientras funcionarias de menor rango explicaban los motivos de la salida de la médica del SIEN, el gobernador irrumpió en escena con un tema que calcinó el debate y eliminó en un segundo el armado de cualquier tribunal de ajusticiamiento virtual, en favor de la médica desgraciada, digitado desde las redes. Gutiérrez comunicó el cronograma del pago de los aguinaldos a los empleados públicos en tres cuotas, julio, agosto y setiembre; confirmó lo que era vox populi sobre la escasez de dinero líquido en su administración y convocó a todas las fuerzas vivas de la provincia a participar de una mesa Multisectorial. Con tres movidas en menos de 12 horas se hizo cargo de la situación y se paró de manos ante la crisis invitando a la sociedad neuquina a que lo acompañen en uno de los rounds más difíciles que tendremos por delante. Gutiérrez tiene claro hacia dónde ir y no quiere cortocircuitos ni palos en las ruedas. Esta será la base de su primera intervención durante el encuentro inicial de la Multisectorial.

Los viejos amigos

El goteo del aguinaldo fue rechazado por los caciques sindicales que salieron a batir el parche de las protestas callejeras ni bien Gutiérrez hizo el anuncio. Una modalidad que nos permite hacer referencia en otros momentos de la política neuquina y  visualizar cierto entendimiento de las responsabilidades y los roles que cada uno de los actores deben honrar. Si hay medidas que afectan a los bolsillos de los trabajadores, los sindicatos están obligados a hacer ruido. Es parte del juego, Gutiérrez lo sabe y hasta es una cuestión que ya parece asumida. Serán un par de semanas y después todo volverá a ser como antes. Así lo marcan los antecedentes y en plena Pandemia no hay motivos para cambiar las formas. Cuando el mandatario neuquino hizo la convocatoria a la Multisectorial, este cronista hizo un recorrido por cada uno de los exponentes de distintas expresiones partidarias. Hasta el sábado al mediodía ninguno había sido anoticiado previamente. Salvo el intendente Mariano Gaido y las máximas autoridades del partido provincial, el resto no habían tenido novedades. Seguramente esta semana será el tiempo del armado de la convocatoria oficial y de las primeras fotos en sociedad. Días difíciles en la provincia, con un gobernador llevando firme el timón de la provincia hacia aguas más tranquilas. La recaudación se recupera lentamente y se estima que la “normalidad” llegaría con los primeros calores de octubre. Es cuestión de pasar agosto. Si es acompañado y contenido por todos los sectores, mucho mejor.

Los secretos de las alfombras

Como ya lo habíamos anticipado en otra columna, dentro del MPN la estrategia está muy clara. Gutiérrez tirando del carro provincial en una de las crisis económica y social más profunda de los últimos 50 años y el intendente capitalino, Mariano Gaido, mostrando todo el poderío de hacedor durante su primer periodo de gestión. Así las cosas, mientras provincia confirmaba la colocación de LETES para poder abonar aguinaldos, el intendente presentó un proyecto de obras por 7.000 millones de pesos, incluido un pedido de autorización, al Concejo Deliberante, de endeudamiento de 5.200 millones de pesos. El MPN pretende correr del cuadro de honor a las anteriores gestiones y quedarse con el mote de hacedor de las grandes obras de la capital neuquina. El Plan Capital va en ese sentido y en setiembre estará dando sus primeros pasos. En lo político la semana también termina con novedades interesantes en el concierto capitalino. Los hechos demuestran que no es el mejor momento del concejal del PRO, Marcelo Bermúdez. Desde el área técnica de gobierno de la municipalidad no cesan en la búsqueda de ordenanzas que no hayan sido publicadas en el boletín oficial. A la promocionada norma “cajoneada” aprobada en el 2016 que buscaba el ordenamiento de las Tomas VIP, la semana pasada se agregaron un lote de 40 normas que tuvieron el mismo destino que la ordenanza conocida como “Rincon Club”. El encargado de ajusticiar a Bermúdez es el diputado provincial, UNE, Mariano Mansilla. El “cabezón” no anduvo con chiquitas y tildó a la acción desmantelada por el gobierno local, que involucra a Bermúdez, como “corrupta” y prometió ir a la justicia para realizar todos sus aportes “esclarecedores”. Por lo bajo se olfatea pólvora seca y el embate final hacia el concejal “mauricista” es cuestión de días. Incluso a la lista de ordenanzas no publicadas que se le endilgan, en las últimas horas se habrían agregado personas dispuestas a denunciar cuestiones ligadas al “affaire” de las ordenanzas pero también de situaciones orientadas con maltrato y presiones sufridas por personal municipal. El foco está puesto en Bermúdez, él ha dicho estar dispuesto a ir a la justicia. La historia recién comienza y como han manifestado colaboradores del gobierno municipal “todavía hay mucho para sacar de lo que encontramos debajo de las alfombras en el Palacio Municipal”.  

Galería de fotos

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios