Tenía 78 años

Murió el teórico Ernesto Laclau

La muerte del filosofo y teórico se produjo en la ciudad española de Sevilla donde estaba previsto que disertara. Laclau fue el teórico de cabecera del actual gobierno y además integrante de Carta Abierta el espacio no partidario integrado por figuras de la intelectualidad Argentina.
domingo, 13 de abril de 2014 · 19:26

La muerte de Ernesto Laclau se produjo por un infarto y contaba con 78 años, se aprestaba a dar una conferencia en la ciudad de Sevilla donde había sido invitado a disertar.

Invitado por el agregado cultural de la embajada argentina en España, Jorge Alemán, para brindar una conferencia esta tarde, el intelectual se encontraba en Sevilla junto con su mujer, Chantal Mouffe, y había iniciado el día bien temprano con un paseo por las calles de Sevilla y un baño en la pileta, cuando se produjo el infarto que provocó su muerte.
La familia del autor y miembro del espacio "Carta abierta" quiere repatriar sus restos para que descansen en su país. Residente en Londres desde 1969, falleció acompañado por sus seres queridos. En esa ciudad se desempeñaba como profesor en la cátedra de Teoría Política en la Universidad de Essex y como director del Programa de Ideología y Análisis del discurso.

Laclau, considerado el intelectual del kirchnerismo, "no estaba enfermo" y falleció en su hotel "por causas naturales", precisó a la agencia de noticias DyN el secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete, Oscar González.

En su última entrevista concedida a la agencia Télam, el intelectual había afirmado que "el gobierno produjo cambios y generó políticas que difícilmente puedan ser revertidas si una opción de derecha se impone en las elecciones de 2015".

Laclau había conformado en 1955 el grupo de pensadores de origen marxista llamado "Contorno" junto con Eliseo Verón, Sofía Fischer, León Sigal y Jorge Lafforgue.
Entre sus obras más destacadas se encuentra Hegemonía y estrategia socialista, escrito junto con su mujer Chantal Mouffe, en lo que se denominó como fundacional del postmarxismo. Involucrados en los movimientos sociales y estudiantiles de los años '60, intentaron unir a la clase obrera con esos nuevos movimientos.


En La razón populista, intenta rescatar ese concepto del desprecio teórico, asegurando que ese es el camino para la solución de Latinoamérica. Según su interpretación, el populismo es uno de los pilares de la democracia ya que incluye a las grandes masas que en su momento fueron marginadas de los espacios políticos.


Fuente: Redacción de Mejor Informado, Infobae, Télam.

Comentarios