CORONAVIRUS EN LA ARGENTINA

Hijos con padres separados en tiempos de cuarentena

Ante cada situación familiar, hay múltiples complejidades ante el aislamiento social. La importancia de los acuerdos entre los progenitores.
viernes, 20 de marzo de 2020 · 14:40

La situación extraordinaria motivada por el estado de alarma decretado para frenar la expansión de la pandemia por el Covid-19 ha generado multitud de dudas e inquietud entre los padres separados con niños. 

¿Se debe de suspender el derecho de visitas de los hijos? ¿Se quedan en lo de mamá o en lo de papá? El decreto del estado de alarma y el aislamiento preventivo obligatorio indicado por el Gobierno Nacional que rige a partir de este viernes no hace mención alguna a esta situación que viven muchas familias, por lo que hay que emplear la lógica y el bienestar de los menores. 

La recomendación que ya todos la saben es “quédate en casa” y los niños también deben hacerlo como norma general. La imposición de estas medidas restrictivas durante la cuarentena hasta el 31 de marzo, no es un capricho que afecte a unos más que otros, sino "herramientas" que pretenden frenar el avance del virus en nuestro país y, que de no llevarse a cabo con la mayor rigurosidad posible, no será tan eficaz como debería ser, y se provocará más muertes, dramas en los diferentes centros médicos. 

Esta situación extraordinaria que se vive a lo largo y ancho de la Argentina, debe llevar a los padres a pensar en el bienestar del menor. Lo principal es tener en cuenta si alguno de los progenitores debe hacer home working, trabajar desde casa y cuántas horas debe hacerlo, ya que necesita en este caso ocuparse de los más pequeños las 24 horas. Y también, lo más importante es ver cual de los dos va estar más expuesto al virus de forma directa o indirecta por su profesión, teniendo en cuenta que hay 24 puntos excepcionales. Así se plantea que “quedan exceptuadas del cumplimiento del ‘aislamiento social, preventivo y obligatorio’ y de la prohibición de circular, las personas afectadas por las actividades y servicios declarados esenciales en la emergencia, según se detalla a continuación, y sus desplazamientos deberán limitarse al estricto cumplimiento de esas actividades y servicios”.

Hay alternativas para que el padre o madre no estén en contacto (físico) con sus niños y puedan hacerlo "un poco más llevadero", como una videollamada vía WhatsApp u otra plataforma para repasar las tareas que hicieron, una llamada a la noche para que le lean algún cuento antes de dormir. Más allá de la distancia, el contacto puede continuar. 

 

La cuarentena, la suspensión de las clases, el #yomequedoencasa, tienen sus matices cuando el hogar es múltiple y las realidades de los padres son diversas. 

Comentarios