Te explicamos como funciona

¿Sabías que el microondas mata al coronavirus?

En la batalla para combatir la propagación del virus que mantiene en vilo a todo el mundo, todos los días hacemos nuestra parte desinfectando cada cosa que ingresa a nuestro hogar. El horno de microondas puede ser una herramienta infalible para este fin, si se la usa correctamente.
jueves, 16 de julio de 2020 · 01:12

En estos días resulta indispensable, para garantizar nuestra seguridad y la de nuestros cercanos, hacer uso de métodos verdaderamente efectivos para la desinfección de todo tipo de productos que ingresan a nuestro hogar desde el exterior. Se trate de alimentos o cualquier otro tipo de elemento, ya es parte de nuestra rutina aplicarles cualquier tipo de bactericida con la ayuda de un paño; pero resulta que podemos ahorrarnos mucho tiempo en esta tarea, simplemente usando el horno de microondas.

Este electrodoméstico funciona gracias a un método relativamente sencillo. Estos aparatos tienen una pieza llamada tubo magnetrónico, que convierte la energía eléctrica en microondas de radio de alta frecuencia, estas microondas son absorbidas por las moléculas de agua que sufren un proceso de alineación y realineación constante, a la increíble velocidad de 2.500 millones de veces por segundo. Gracias a este fenómeno, las moléculas de agua aumentan de temperatura, simplemente porque rozan entre sí sin que nos demos cuenta, luego toda pieza cercana a la fuente de agua va adquiriendo calor por el proceso de conducción de temperatura. Pero lo que realmente nos interesa, no es calentar los elementos que queremos desinfectar, sino solamente la microscópica porción de agua que rodea al coronavirus.

La médica infectóloga Daniela Dal Piva (MESP 3250), egresada de la UNCo, explicó a Mejor Informado (MI) que el virus necesita, si o si, de un entorno húmedo para sobrevivir. Por lo tanto, con colocar lo que queremos desinfectar, tan sólo unos 10 segundos en el horno microondas, las moléculas de agua que rodean al virus habrán rozado entre sí unas 25.000 millones de veces, suficiente como para que se calienten lo necesario para matar al coronavirus. "No hace falta que lo que hayamos metido al (horno) microondas esté caliente a nuestro tacto. Quizás lo podemos sentir frío pero, las ínfimas moléculas de agua que rodean al virus ya se habrán calentado lo suficiente como para eliminarlo. Se puede dejar más tiempo, pero el resultado será el mismo, afortunadamente el coronavirus es muy frágil ante temperaturas superiores a los 30°C", detalló la doctora.

De todos modos, son métodos complementarios, la utilización del horno microondas para este fin, no debe provocar que nos relajemos. Siempre será conveniente aplicar a los elementos, una solución de lavandina en agua al 1% (10 cm3 por litro de agua) o alcohol con un paño limpio y utilizar esta alternativa que damos para aquellas cosas que no podemos humedecer.

Cabe mencionar que si bien la idea de desinfección no se limita solamente a los productos alimenticios, hay que tener algunas precauciones. Bajo ninguna circunstancia hay que introducir metales en el horno de microondas porque su composición molecular no es apta e indefectiblemente generará accidentes que pueden llegar a ser muy graves e incluso provocar el incendio del electrodoméstico. Sólo se deben introducir elementos que no contengan ninguna porción de metal, existen incluso pinturas a base de aluminio que se usan en las etiquetas, dispositivos de alarmas para supermercados, pequeños resortes y arandelas en los gatilladores, etc. que nos pueden arruinar el día.

Tampoco se deben ingresar productos que tengan agua encapsulada, como botellas tapadas o huevos; el líquido aumentará de volumen muy rápido por el aumento de temperatura y terminará estallando. Quizás no sea tan grave como en el caso de los metales, pero puede arruinar el horno u obligarnos a una delicada y engorrosa limpieza del gabinete.

Sabido esto, se pueden colocar en el horno, desde las facturas de la panadería hasta los rollos de papel higiénico, pasando por vasos de vidrio y los cigarrillos, obviamente sin los envoltorios.

Comentarios

Otras Noticias