No Convencionales

De promesa a realidad: confirman el potencial no convencional de El Agrio

miércoles, 29 de octubre de 2014 · 09:15
Dos descubrimientos de petróleo convencional en las áreas Filo Morado y Curamhuele, anunciados por YPF y Gas & Petróleo del Neuquén (G&P Nqn), respectivamente, confirmaron lo que muchos presumían pero no podían afirmar con certeza: El Agrio es una formación hidrocarburífera dotada de viabilidad comercial.
Varios especialistas consultados por Revista Petroquímica, Petróleo, Gas, Química & Energía habían anticipado la potencialidad del yacimiento, que comparten las provincias de Neuquén y Mendoza, mucho antes de que los anuncios de YPF y G&P Nqn certificaran sus proyecciones.
Carlos Colo, director de Exploración de YPF, lo mencionó hace unos meses como uno de los plays no tradicionales más prometedores. "La actividad exploratoria en el shale no debe limitarse al gas. Pensamos que El Agrio, en la ventana del petróleo, próximamente empezará a dar buenos resultados”, vaticinó.
Similar pronóstico efectuó Güimar Vaca Coca, presidente de Americas Petrogas Argentina. "Aunque nuestros ensayos principales están en Vaca Muerta, también creemos que hay un potencial muy grande por aprovechar en El Agrio, que alberga crudo no convencional”, señaló.
El año pasado, Pedro Sánchez, subsecretario de Hidrocarburos de Mendoza, opinó que las evidencias de shale oil en el territorio provincial debían ser atendidas. "Las posibilidades de encontrar esta clase de crudo son bien reales, ya que la roca madre está. Sólo resta avanzar con los análisis para determinar si efectivamente estamos hablando de recursos comercialmente explotables”, sostuvo.
Por su parte, Ruy Riavitz, country manager de la petrolera canadiense Madalena Austral, resaltó las oportunidades ofrecidas por la formación en Curamhuele, donde el espesor promedio se reduce a los 180 metros. "Allí contamos con un pozo que produce sin estimulación alguna, lo que nos incentiva a estudiar la mejor forma de desarrollar este recurso. Estamos muy entusiasmados al respecto”, comentó.
El Agrio, añadió, contiene un shale que fue roca madre para una parte importante del petróleo producido en el norte de Neuquén y el sur de Mendoza. "Sobre la base de nuestros análisis, llegamos a la conclusión de que tenemos una gran extensión por explorar y evaluar su viabilidad”, se ilusionó.

Gratas noticias

Fue el CEO de YPF, Miguel Galuccio, quien comunicó oficialmente el descubrimiento de shale oil en la zona de Filo Morado. "Se trata de una noticia particularmente grata para Mendoza, una provincia con campos muy maduros en la que hasta el momento no se habían detectado hidrocarburos no convencionales”, aseguró.
Según sus precisiones, El Agrio era una de las formaciones que la petrolera controlada por el Estado nacional tenía como objetivo exploratorio. "Vaca Muerta fue el comienzo del desarrollo de la producción no convencional en el país, pero no se trata de la única formación con potencial. El segundo descubrimiento se dio en Chubut y éste es el tercero”, expresó.
En cuanto a los resultados preliminares del pozo en cuestión, precisó que son "bastante promisorios”, tanto en términos de volumen como en proporción de petróleo y nivel de presión. "Estos indicadores dan cuenta de un rendimiento de extracción que puede ser sumamente interesante”, aventuró.
El anuncio de YPF fue inmediatamente precedido por otro de G&P Nqn. A través de un comunicado, la firma neuquina confirmó el hallazgo de shale oil en el bloque Curamhuele, operado por Madalena Austral.
De acuerdo con los estudios de geoquímica realizados allí, hay dos pozos con la madurez adecuada para la generación de petróleo. De hecho, según G&P Nqn, las perforaciones se pusieron en producción varias veces "aun sin realizar estimulación por fractura hidráulica”.

Datos adicionales

La formación El Agrio posee una capa de roca generadora de entre 200 y 450 metros que se extiende desde el norte neuquino hasta el sur de Mendoza, cruzando la localidad de Malargüe. Desde hace tiempo, se sospechaba que albergaba petróleo de alta calidad y óptimos niveles de presión, cuya explotación no resultaba viable a través de los métodos tecnológicos tradicionales.
Hoy, esas sospechas se han convertido en una auspiciosa realidad. El pozo de YPF en Filo Morado, en particular, alcanzó una profundidad de 3.558 metros y entregó muestras de crudo liviano (33 grados API), con características ideales para su refinación. Alentada por estos datos, la petrolera conducida por Galuccio tiene previsto realizar nuevas exploraciones dentro del área, las cuales serán gerenciadas desde suelo mendocino.
Con respecto a Curam-huele –bloque que se localiza al sur de Filo Morado–, la etapa del fracking está programada para 2015. Las perforaciones fueron hechas por Madalena, más allá de que G&P se quedó con un 10% del contrato a través de un esquema de carry.

Fuente: Revista Petroquímica

Comentarios