Opinión

Con un nuevo gobierno habrá una apertura diferente para el sector petrolero

miércoles, 8 de abril de 2015 · 11:18
Reinaldo Zahn es el vicepresidente para la región de América latina de WWeatherford, una de las cuatro mayores compañías de servicios petroleros del planeta. Frente al brusco descenso del precio internacional del crudo, está preocupado por intentar morigerar al máximo el impacto de esa caída en el nivel de actividad de la empresa en el mercado latinoamericano.
En ese sentido, advirtió que México y Colombia son los países más complicados por la crisis que afecta al upstream de hidrocarburos. "La reforma energética y los cambios del marco regulatorio en México demoraron todas las decisiones en ese país”, indicó el directivo. "En tanto si partimos de la premisa de que el petróleo barato ya no existe, por lo que hay que buscarlo en el deepwater (offshore ultra profundo), en la selva y en el no convencional, la mayoría de la actividad petrolera en Colombia se encuentra radicada en la selva, un play donde es caro y riesgoso operar, porque con estos precios los números no cierran”, agregó en diálogo con El Inversor Online, que lo consultó en el marco de la Conferencia de Petróleo y Gas Arpel 2015, que se realiza en esta ciudad hasta el jueves 9 de abril.
En cuanto al escenario que atraviesa Weatherford en la Argentina, Zahn destacó que "por el momento, la industria está protegida por el precio (fijado por el Gobierno, en torno a los 77 dólares para el crudo de Neuquén), pero el desbalance energético sigue existiendo, por lo que la necesidad hoy por hoy es apuntar a la eficiencia”. "Hay que entender que los pozos son caros porque el mercado es caro. Para enfrentar esa situación hay que poner sobre la mesa a todos los actores de la industria, a los sindicatos para ser más eficientes, recuperar la cultura de trabajo”, destacó el ejecutivo, que tiene base en Bogotá.
"En la Argentina este año es de transición, en algún punto habrá un nuevo gobierno y habrá una apertura diferente para el sector petrolero. Hay que destrabar las importaciones. Hoy en día, si quisiéramos bajar costos sabemos que hay equipos disponibles en el mundo pero no se pueden transferir a la Argentina porque al ser usados no se pueden ingresar tan fácilmente al país. De esas realidades hay muchas. Por ejemplo, hoy es difícil girar divisas al exterior, por lo que pagarle a un extranjero es un problema cuando antes no lo era”, concluyó.

Fuente: El Inversor Online

Comentarios