RECLAMO RIONEGRINO

Sugestiva ausencia neuquina y marcada presencia rionegrina

Sebastián Caldiero, titular de Energía de Río Negro, participó de la audiencia del Senado.
sábado, 13 de julio de 2019 · 13:20

El actual Secretario de Energía de Río Negro y legislador electo, Sebastián Caldiero, se convirtió en la voz de la región del Comahue. Ante la ausencia de funcionarios provinciales neuquinos en la audiencia de la Comisión de Energía del Senado de la Nación, su rol fue fundamental para incorporar en el informe final “todas las causas” que ocurrieron el domingo 16 de julio.

“Lo único que es concreto y objetivo es que CAMMESA priorizó que la energía de Planicie Banderita vaya al Sistema Interconectado Nacional (SADI), y no que quede generando en isla en la región del Comahue como está previsto en los protocolos de actuación” lanzó sin anestesia en el programa de Plus Energético por 24/7.

Según los expertos, luego que Planicie Banderita estuvo en condiciones de generar en isla en la región del Comahue, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) priorizó la conexión al Sistema Interconectado Nacional perjudicando a los usuarios de la región patagónica.

Nosotros queremos una explicación concreta de porque se tomó esa decisión… Juan Luchilo, Subsecretario de Energía Eléctrica de la Nación, dio una explicación que claramente no fue satisfactoria.  Dijo que Planicie Banderita se conectó al Sistema Interconectado Nacional porque no había podido estabilizarse, y no podía generar en isla; cosa que es falso, no es correcto” enfatizó públicamente el funcionario rionegrino.

“La gente del centro de control de Alto Valle logró estabilizar Planicie Banderita al menos en dos oportunidades para generar en isla. Le fue rechazado por CAMMESA y, por el contrario, se ordenó inyectar directamente al Sistema Interconectado Nacional”. Esta decisión “viola la orden 11 del procedimiento de Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico” aclaró Caldiero a la audiencia televisiva.

Para entender la posición del Secretario de Energía rionegrino todo el sistema eléctrico argentino está diseñado para operar en isla ante una emergencia. Las generadoras, transportistas y distribuidoras perciben dentro de sus tarifas un concepto llamado “arranque en negro” que significa para el común de la gente el pago de un “servicio de emergencia”.

Cabe aclarar, que este concepto las empresas lo vienen cobrando desde hace años y, según Caldiero, cuando la región necesitó del servicio el domingo 16 de junio a las 07:06 AM no estaba disponible. Todas las generadoras (El Chocón, Planicie Banderita, Central Alto Valle y Chihuidos) evidenciaron inconvenientes en el arranque que terminaron perjudicando a los usuarios de las provincias de Neuquén y Río Negro.

Para el funcionario rionegrino esta causa no fue incorporada en el informe del Secretario de Energía de Nación, y consideró que “si uno paga por un servicio, lo que debe hacer es controlar que se cumpla y no esperar el día que se necesite y verificar que no se cumple”.

En síntesis, el procedimiento PT 16 de CAMMESA que especifica que las generadoras deben conectarse a la “red local lo más rápido posible luego de un apagón total” no se aplicó. La Compañía del Mercado Mayorista priorizó el Sistema Interconectado por sobre las normativas y los usuarios de las provincias patagónicas violando el procedimiento 11.  Y por último, teniendo en cuenta que los accionistas de las empresas energéticas son amigos de muchos funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional-  el informe expuesto por el Secretario de Energía de Nación en el Senado de la Nación no incluyó ninguna de las situaciones posteriores a la falla original.

Al parecer, Gustavo Lopetegui intentó subestimar al interior del país con su informe. No entendió el marco institucional que significa el Senado de la Nación. Y se aparó en una evaluación por “resultados” como si el “servicio eléctrico” fuera un balance económico-financiero.

La diferencia sobre el rol que debe ocupar el Estado en el control de los servicios públicos para el Gobierno de Río Negro es muy clara. “… Si el Estado Nacional, el ENRE o CAMMESA hubiesen activado antes algún mecanismo de control probablemente este colapso se hubiese evitado. Creo que simplemente no hay que evaluar resultados, sino intervenir necesariamente en la prevención de los incumplimientos contractuales”.

“Nosotros somos parte de todo, de una Nación, somos federales y colaboramos con nuestros recursos para generar energía al país. Lo que no podemos dejar de solicitar es prioridad o al menos igualdad para nuestros usuarios. No podemos aceptar de ningún modo la decisión que tomaron desde CAMMESA de dejarnos para lo último” finalizó Sebastián Caldiero.

Claramente, el Gobierno de Río Negro marcó una posición política y un reclamo legítimo de los usuarios rionegrinos ante el Gobierno Nacional. La contra posición fue la del gobierno de Omar Gutiérrez. Evitó enviar un representante provincial, confrontar con el Gobierno Nacional y defender los intereses neuquinos en el apagón histórico que sufrió la Argentina. Una estrategia política de Dinosaurio en una época de Millenneals.

 

Por Raúl Oscar Vila

7%
Satisfacción
0%
Esperanza
76%
Bronca
15%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias