MÁS DEMANDA DE ELECTRICIDAD Y EXPORTACIONES

Argentina: sube la producción de energía casi 10%

La generación eléctrica aumentó 10,06% interanual. Vaca Muerta sostiene la recuperación en gas y petróleo en medio de la crisis mundial con precios récord.
martes, 21 de diciembre de 2021 · 15:16

La producción de energía registró un aumento del 9,9% interanual en el tercer trimestre del año, de acuerdo a los datos que releva al INDEC. Se trata del indicador que sintetiza el organismo al medir las principales variables del sector. Dentro de ese crecimiento, que tiene lugar en un contexto mundial de crisis del suministro y precios elevados a valores históricos en medio de la pandemia, se destacan a nivel local subas del consumo de biodiesel, con un 49,4% y la de bioetanol, con un 26%.

De acuerdo al Indec, en el sector eléctrico, “la generación neta de energía eléctrica del Sistema Interconectado Nacional, que no incluye la generación utilizada como insumo en el proceso de producción de las centrales eléctricas, verificó, en el tercer trimestre de 2021, un aumento de 10,6% respecto a igual período de 2020”.

En su informe dado a conocer esta semana, el organismo afirma que ante consultas un 66% de “las empresas pertenecientes al sector prevén que la demanda interna aumentará y 33,3% estima que no variará”

En el sector gasífero, en el gas  distribuido, que no incluye lo entregado a las centrales eléctricas, se registró una suba de 0,9% en el tercer trimestre de 2021 respecto a igual período de 2020. Consultadas acerca de sus expectativas para el cuarto trimestre de 2021, en comparación con igual período del año pasado, 85,7% de las empresas estima que la demanda interna no variará y 14,3% que disminuirá. Con respecto a las exportaciones, 28,6% cree que se mantendrán estables, 14,3% considera que aumentarán y 57,1% considera que no exportará en el mencionado trimestre.

En cuanto a los derivados del petróleo seleccionados para el cálculo del Índice Sintético de Energía (ISE), medidos en toneladas equivalentes de petróleo (TEP), presentan en su conjunto un aumento de 24,3% en el tercer trimestre de 2021 respecto a igual período del año anterior.

 

Argentina: Vaca Muerta, el gas y el petróleo

El país ingresó en el segundo año de la pandemia en un incremento de su producción interna de gas y petróleo. Las formaciones shale ubicadas en la provincia de Neuquén están garantizando el suministro interno. Los 236 mil barriles diarios en promedio registrados esta semana son una contribución sustancial para la mayor marca petrolera del país en nueve años:  557 mil barriles diarios, número que no se registraba desde octubre de 2012.

Hay una fuerte presencia de la producción no convencional que representa el 37% del total y que creció un 64% interanual.

Al mismo tiempo, el Plan Gas.Ar, el programa estímulo a la producción interna, permitió sustituir importaciones y evitar un escenario de mayor presión en la balanza comercial energética a través del ingreso de Gas Natural Licuado (GNL), que de todos modos el país seguirá requiriendo como garante para la demanda doméstica, en medio del proceso de declinación de los campos productores de Bolivia, con bajas en los envíos comprometidos y en un contexto de una negociación al contrato vigente por el mismo motivo.

La producción no convencional continúa creciendo y ya representa un 52% del total.

Durante noviembre se produjeron un total de 128 millones de metros cúbicos por día, un poco más que en octubre cuando la producción alcanzó los 127 millones. Además, la producción de gas total a nivel nacional alcanzó un aumento interanual de más del 10%, mientras que en el segmento de la no convencional el crecimiento fue del 40,9%.

Ahora el objetivo del gobierno argentino es abastecer a través de redes internas aquellos puntos que hoy dependen de importaciones. Esto podría permitirle esquivar el peor escenario de tener que importar más, en un contexto mundial de precios a la suba y creciente presión sobre los envíos de GNL, ocasionados en parte por las restricciones de suministro en Rusia, la mayor demanda asiática, y ciertas inestabilidades en el suministro eléctrico proveniente de las renovables en los últimos meses.

 

Contexto Mundial

Los precios de la energía se incrementaron este año, con el gas europeo subiendo más del 600%. El contrato de gas de referencia ese continente subió hasta un 8,8% el lunes y cerró en valores récord, mientras que la energía eléctrica de Alemania, un punto de referencia en Europa, subió hasta un 5,7% a un récord de 256,25 euros ($ 289) el megavatio-hora. El contrato francés saltó un 9% a un máximo histórico, de acuerdo a lo que informa la agencia de noticias Bloomberg.

La electricidad a corto plazo también aumentó, junto con el costo de utilizar fuentes de energía más contaminantes en Europa. 

Como correlato del Mayor costo de la energía, también crece la inflación. Las tensiones geopolíticas entre Rusia y Ucrania también podrían empeorar las cosas, con una posible invasión que probablemente haga subir los precios aún más. 

En paralelo, se espera que las temperaturas se mantengan por debajo de los niveles normales en el Reino Unido, Dinamarca y el norte de Alemania la próxima semana. Esto implicará la necesidad de mayores demandas eventuales de gas. Se espera que el GNL pueda contribuir, a partir de una eventual menor demanda de Asia.

Esta suba global de los precios de la energía tiene como otra variable el precio del WTI, el crudo de referencia para el mercado estadounidense, que impulsó una suba de hasta 50% en los combustibles en el último año y la mayor inflación en 30 años en ese país.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios