CRÓNICAS DE MUERTES ANUNCIADAS

Las balas que desangran Cutral Co

El pequeño Luciano, no es la primera víctima de las balaceras. En siete años cuatro casos. Una mujer, un niño muerto y dos pequeñas heridas.
jueves, 10 de octubre de 2019 · 12:36

Balas en el aire. ¿Balas perdidas? Alguien disparó y en alguien impactó. Más que familias vacías, un pueblo que sangra. Luciano Fuente, falleció luego de quedar en medio de una guerra entre bandas, un nene de 8 años que debía seguir andando en bicicleta quedó suspendido en el aire junto a toda una comunidad que se “harto”, ¿de quién?: De los narcos, de las drogas, y de las balas “perdidas” y de la complicidad del Estado.

El pequeño no fue la primera víctima por daño colateral. Laura Gutiérrez, falleció por una bala en el aire que le fue directo al corazón. Hace tres años, junio del 2016, pasadas las 14 horas mientras caminaba por el barrio Nehuen Che, murió al quedar en medio de una balacera. Iba junto a su nieta de 4 años.

"Se escuchaban los estruendos, disparaban para cualquier lado, mi nena se asustó y me agarró fuerte la pierna y cuando la miro estaba toda ensangrentada”. Estas fueron las palabras de una madre en el momento que un tiró perforó la pierna de su pequeña. Sucedió en diciembre del 2015. En ese entonces, la niña tenía 8 años, igual que Luciano quién no corrió con la misma suerte. Ambos víctimas de una balacera, uno muerto y la otra víctima con una “marca” que le recordará por el resto de sus días una guerra sin fin.

Foto: Fuego24 - 
Año 2012 peritos buscando las balas que hirieron a la niña.

Unos tres años antes otra infancia rota con un balazo a cuestas, no mortal, pero si transcendental. La pequeña de 11 años jugaba como todo niño en la plaza, fue un 21 de Mayo en la Plaza de su barrio, General San Martín. En menos de cinco minutos una tarde de juego y risas se convirtió en llanto y sangre, cuándo paso un auto a toda velocidad, disparando, sin piedad. El proyectil impactó de en el rosto de la niña.

Situaciones que escapan de la coherencia. Realidades que hieren en lo más profundo. Cicatrices que no sanan. Hamacas sin remontar vuelo y bicicletas sin rueditas.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias