CONMOCIONA EL CRIMEN DE BÁEZ SOSA

La autopsia confirmó que murió en el acto por traumatismo de cráneo

El último detenido negó haber estado en Villa Gesell y se desvinculó del caso.
lunes, 20 de enero de 2020 · 21:08

Pablo Ventura, el último detenido en la ciudad de Zárate por el crimen de Fernando Báez Sosa, cometido el sábado pasado a la salida de un boliche en Villa Gesell, negó ante la Justicia haber estado en esa localidad balnearia y dijo que no tuvo nada que ver con el homicidio. La autopsia determinó que la víctima sufrió un grave traumatismo de cráneo que le provocó la muerte en el acto.

Fuentes judiciales aseguraron a Télam que Ventura declaró durante 45 minutos ante la fiscal Verónica Zamboni, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Villa Gesell, y en su indagatoria relató que estuvo en Zárate durante todo el fin de semana y que conoce a los otros diez detenidos en el marco de la causa porque juegan al rugby en un club de su ciudad y que con alguno de ellos tuvo alguna "diferencia deportiva".

En tanto, los otros diez detenidos por el crimen, todos ellos integrantes del club Arsenal Zárate Rugby y representados por el mismo abogado defensor, Hugo Tomei, se negaron a declarar al ser indagados anoche por el delito de "homicidio agravado por el concurso premeditado por dos o más personas", el cual prevé como única pena la prisión perpetua.

Los acusados son: Matías Benicelli (20); Ayrton Viollaz (20); Máximo Thomsen (20); Luciano Pertossi (18); Ciro Pertossi (19); Lucas Pertossi (20); Alejo Milanesi (20); Enzo Comelli (19); Juan Pedro Guarino (19) y Blas Cinalli (18).

Dos de los acusados están más comprometidos que el resto porque fueron vistos en el video de las cámaras de seguridad cuando le pegan a Báez Sosa en el piso. Del resultado de la autopsia se supo que el joven murió como consecuencia de un fuerte "traumatismo de cráneo" que le provocó la muerte en forma casi instantánea.

Los restos de Báez Sosa fueron inhumados este lunes al mediodía en el Cementerio de la Chacarita, tras un velatorio del que participaron sus padres, su novia, y decenas de familiares, amigos, compañeros del colegio y conocidos de la víctima. "Pido justicia por mi hijo, lo golpearon hasta matarlo, quiero que la Justicia actúe, que esto no quede impune", dijo esta mañana Graciela, la madre de Fernando.

El crimen de Fernando ocurrió el sábado, alrededor de las 4.50, a la salida del boliche "Le Brique", en la avenida 3 y Paseo 102, en pleno centro de Villa Gesell, donde el joven estudiante de Derecho fue atacado a golpes de puño y patadas que le provocaron la muerte.

Fuente: Télam

Comentarios