CIUDAD DEL VATICANO

Una multitud escuchó la bendición navideña de Francisco

El Papa pidió por la paz en el mundo en su primer mensaje navideño.
miércoles, 25 de diciembre de 2013 · 20:19
"La verdadera paz no es un equilibrio de fuerzas opuestas, una pura fachada, es un compromiso cotidiano, es artesanal. Se logra contando con el don de Dios, con la gracia que nos ha dado en Jesucristo" , fueron las primeras palabras de Francisco ante las miles de personas de todo el mundo congregadas para la bendición Urbi et orbi (a la ciudad y el mundo) de Navidad en el Vaticano.
"Viviendo al niño en el pesebre, niño de paz, pensemos en los niños, que son las víctimas más vulnerables de las guerras, pero pensemos también en las mujeres maltratadas, en los ancianos. Las guerras destrozan tantas guerras y causan sufrimientos. Demasiado ha destrozado el conflicto de Siria, generando odios y venganzas. Sigamos rezando al niño para que el amado pueblo sirio no tenga más conflictos y se garantice el acceso a la ayuda humanitaria", ha dicho el Papa en su primera Navidad como obispo de Roma.
"Me alegra que hoy se unan a nuestras oraciones por la paz en Siria creyentes de diversas religiones. No perdamos nunca la fuerza de la oración. Señor concede tu paz a Siria y al mundo entero", dijo el Papa. "Y también a los no creyentes invito a desear la paz -agregó-, con aquel deseo que agrande el corazón, todos unidos, todos unidos por la paz".
Luego de pedir por Siria en particular, sin duda el conflicto armado más sangriento en la actualidad, Francisco nombró aquellas guerras que hoy merecen la atención del mundo. "Concede la paz a la República Centroafricana, a menudo olvidada por los hombres. Pero tú, Señor, no te olvidas de nadie y quieres la paz para esa tierra sin lo mínimo indispensable para vivir", dijo.

Comentarios