ECOLOGIA

Temporal en Neuquén: Un fenómeno llamado ciclogénesis

El temporal que dio lugar a lluvias extraordinarias en el norte de la Patagonia se debió a una ciclogénesis. ¿Pero qué es una ciclogénesis? ¿Por qué resultaron tan intensos los fenómenos? Un material técnico para conocer cuál es la esencia de este evento atmosférico.
martes, 8 de abril de 2014 · 09:01
Neuquén.- Uno de los temporales más graves ocurridos en el norte patagónico en los últimos 40 años fue el resultado de un proceso atmosférico que los meteorólogos denominamos ciclogénesis.
Pero, ¿qué es una ciclogénesis? En meteorología llamamos con ese nombre a los procesos que dan lugar al desarrollo de centros de baja presión. Los meteorólogos también llamamos a los sistemas de baja presión con el nombre de ciclón (no confundirlo con los ciclones tropicales que son fenómenos totalmente diferentes). De ahí el nombre. Ciclogénesis: generación de un ciclón.
Para que este fenómeno pueda desarrollarse tienen que coincidir una serie de condiciones. Por un lado la presencia de un sistema frontal semi estacionario sobre la zona. Esta condición estaba presente en el norte patagónico ya que un frente frío terminó estacionándose sobre la región, lo que dio lugar a circulación del sector este con lluvias y lloviznas con mejoramientos solo temporarios desde el inicio del mes de abril.
Ese sistema frontal tiene que hacer converger permanentemente a aire más cálido desde el norte y frío desde el sur. Se transforma en una zona de convergencia de dos masas de aire, pero sin desplazamiento.
Un núcleo de aire frío en altura comienza a aproximarse a esa zona. En este caso desde el océano Pacífico. Esta condición de altura hace que el aire más húmedo cercano al suelo sea obligado a ascender. Y a medida que asciende todo el sistema comienza a rotar alrededor de un centro en el sentido de las agujas del reloj.
Ese centro sobre el que comienza a rotar, empieza a perder presión ya que el aire es obligado a ascender. Y se va desarrollando el sistema de baja presión. La intensidad de este sistema está muy asociado con los vientos en niveles superiores de la atmósfera que le dan mayor energía.
Todas esas condiciones se juntaron a manera de tormenta perfecta, para dar lugar a este sistema que alcanzó un ancho superior a los 500 kilómetros.
Este tipo de procesos atmosféricos es más probable que ocurra en la zona del litoral, terminando en muchos casos en otro gran evento atmosférico que conocemos con el nombre de sudestada, cuando el viento intenso del sudeste impide el normal desagüe del río de la Plata y la inundación de las costas argentinas.
También son comunes las ciclogénesis en altas latitudes especialmente en el Pasaje de Drake.
En todo este evento meteorológico la rotación terrestre también tiene un papel importante porque está directamente relacionado con la rotación del sistema.
Pero hay que tener en cuenta que esta no es la única ciclogénesis que hemos tenido en el norte patagónico. Lo que si es importante destacar es que para alcanzar la intensidad de este evento se tienen que sumar una serie de condiciones que solo se dan en situaciones extraordinarias

 

 

 Tiempo patagónico- Enzo Campetella

 

 


Comentarios