Nido Blando

Memento

A partir de 2016 Cecilia Ronchi saca fotos y crea recuerdos a través de una cámara. “Mi pensamiento cotidiano es hacer nuevos recuerdos, lindos, que sirvan, que sean fuertes”, desliza con la emoción a flor de piel.
lunes, 16 de diciembre de 2019 · 10:07

Gracias a (la maravillosa) Marina Cisneros conocimos a Cecilia Ronchi. Ella nos mandó un mensaje que decía: “Tengo una super historia, que yo no me animo a contar. Creo que es para vos”.

Así fue como sus palabras tendieron un puente directo al alma de Cecilia. Así fue como terminamos en un cafecito de la ciudad charlando sobre fotografía, recuerdos -perdidos, encontrados, creados-, naturaleza, la vida después-de y sobre cómo el arte nos rescata e ilumina en días confusos.

 

 

En 2016, Cecilia sufrió un derrame cerebral que le borró recuerdos. Aquella tarde, sentadas con dos tazas de café en la mesa, ella nos saluda y, casi con apuro por contar, nos dice: “Un domingo me levanto, iba a almorzar con mis viejos, y noto que de un cuadrante de la vista no veía. Me dije `debe ser que dormí mal`, me cambié y salí. Cuando llegué a la casa de mis viejos, estaba hablando con mi papá y de repente le veo la cara y escucho que lo que trataba de decir no era lo que decía. Me salían palabras que no eran las que quería”.

A partir de ahí comenzó un camino que la llevó de consultorio en consultorio y que terminó con un médico confirmando el derrame con una secuela: Cecilia había perdido recuerdos. 

 

En medio de la neblina

“¿Cómo recupero lo que perdí? ¿Qué perdí? A veces, logro llenar los blancos a través de las fotos. Tengo fotos en la cabeza, no recuerdos. El médico me dice que si tienen que volver van a volver”, nos cuenta mientras el ruido del lugar no logra tapar el peso de sus palabras.

La escuchamos y recordamos a Milan Kundera cuando habla sobre la selección de recuerdos en “La ignorancia”; se lo comentamos y nos dice: “A veces es bueno ignorar cosas, es una decisión”.

 

 

Por las dudas

- ¿Cómo se cruza esta experiencia que te atraviesa con la fotografía y el arte? 
- Estoy sacando fotos sólo para mi, por las dudas. Quiero dejar todo grabado, en mi cabeza y en algún dispositivo. 
- ¿Tenés miedo que vuelva a pasar? 
- Si, mucho. No hay formas de prevenir, trato de relajarme y disfrutar más. Dejé muchos trabajos independientes, me propuse viajar una vez por año. Este año hice Egipto, Turquía y Grecia; y ahora quiero desafiarme. Me gusta el calor y voy a ir en invierno al Sur de Chile, a Torres de Paine, quiero desafiarme y ver hasta dónde llego porque puede ser el último. 

 

 

“Soy feliz, estoy acá”

Nos conmueve escucharla; ella saca fotos y crea recuerdos, recrea su biografía a través de una cámara. “Con el tiempo vas haciendo otros recuerdos. Muchas cosas sé que olvidé y eso pesa, pero no son mi pensamiento cotidiano. Mi pensamiento cotidiano es hacer nuevos recuerdos, lindos, que sirvan, que sean fuertes”.

“Estoy tratando de no colgarme. Perdí, lo sé. Pero puedo seguir ganando, tengo la posibilidad de hacerlo. No sé cuánto tiempo más me queda y quiero aprovecharlo. Soy feliz, estoy acá y lo puedo contar. Eso ya es mucho”.


Nos despedimos y le mandamos un mensaje a Marina: “Quedamos con la emoción a flor de piel”. El sentimiento es real, nos conmueve convertirnos en un recuerdo creado por Cecilia en su nueva vida.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios