Le dan el alta pero no tiene hogar

Fue atropellado, lo auxiliaron y ahora necesita tránsito

Lo rescataron luego de ser atropellado en la ruta 22 en Cipolletti, es un perro sin hogar que necesita recuperarse de una cirugía, sufrió una fractura expuesta y golpes graves.
sábado, 11 de julio de 2020 · 02:05

Israel es uno de los varios perros que están en el predio de una empresa de transporte ubicada en cercanías de la ruta 22 y Estado de Israel (de allí el nombre) en la ciudad de Cipolletti. Él, sus cuatro hermanos y unos cuantos perros más deambulan por la zona expuestos al peligro que implica el tránsito pesado. La realidad es que con un semáforo colocado hace poco tiempo los conductores deberían levantar el pie del acelerador, pero esto no pasó.

Tal vez este conductor en cuestión se apresuró porque le cambiaba la luz, y aceleró. Lo cierto es que justo cuando el pasaba también lo hacía Israel, un cachorrón que no llega siquiera al año de vida. Y allí lo dejó, después de atropellarlo, tirado con un dolor que tal vez ese humano jamás haya sufrido.

Israel gritaba de dolor, no era para menos. El golpe había sido fortísimo, tanto que una de sus patas se quebró y sus pulmones comenzaron a llenarse de sangre, sangre que expulsaba por su nariz y complicaba la respiración.

Que este perro esté vivo no es una cuestión de suerte, es una cuestión de empatía, de humanidad y de solidaridad. Valeria salía de su trabajo y presenció ese momento horrible. Vio como el conductor de la camioneta ni siquiera paró a ver qué había pasado. Valeria entonces pidió ayuda y mientras llegaba una de las integrantes de Funpabia, algunos empleados de la empresa de transporte buscaron cartones para poder levantar al perro.

Situación complicada luego fue encontrar una veterinaria ya que la cuarentena provocó cambios de horarios en la atención al público. Esta era una emergencia. Había que estabilizar al perro, y había que hacerlo rápido. Finalmente lograron la atención e Israel quedó internado con pronóstico reservado. Pasó la noche, buen indicio, pasaron más de 48 horas y era momento de ocuparse de la parte traumatológica.

Ayer viernes fue operado, se le hizo una reconstrucción del húmero, y fue posible porque en tres días la fundación y Valeria, quién afrontó los gastos iniciales (más de $4 mil), lograron recaudar más de $30 mil para la cirugía y los días de internación, Israel se está recuperando. Ser un perro joven evidentemente lo ayudó mucho.

Pero ¿Y ahora? ¿Qué pasará con él? Hoy sábado después del mediodía estaría en condiciones de irse de la veterinaria. El gran problema de los “callejeros” es que no tienen dónde ir. Israel necesita un lugar cerrado, calentito, un lugar donde pueda estar contenido y continuar con la medicación y controles veterinarios. Por eso desde Funpabia buscan de manera urgente un hogar de tránsito y hasta se atreven a pensar que tal vez llegue ese mensaje que diga “yo puedo cuidar a Israel, para siempre”.

Para comunicarse con la fundación pueden ingresar a su Facebook Funpabia Cipolletti, necesitan que el tránsito sea en Cipolletti, no en Neuquén, ya que cruzar el puente en estos días no es posible por las restricciones. Por último, además de tránsito o adopción se necesitan más personas como Valeria, que no fue indiferente y se comprometió con este rescate sin saber cómo hacerlo, pidiendo ayuda e involucrándose.

 

Comentarios

Otras Noticias