LA POLITICA EN NEUQUÉN

Sin mucho para repartir, todos vamos por diciembre

El 12 es el mes en el que históricamente están cifradas las esperanzas de un mejor momento para cerrar el año. Se prevé mayor tensión pero con mejores expectativas.
domingo, 22 de noviembre de 2020 · 15:57

“Diciembre va a ser un mes muy duro. La crisis se va a profundizar y no son tiempos para tensar de la cuerda”,  palabras más palabras menos fue la forma en que el secretario general del gremio estatal Carlos Quintriqueo se dirigió a los afiliados de ATE Neuquén durante la última asamblea. La convocatoria sirvió para informar sobre  las novedades surgidas durante la reunión de conciliación que se realizó a principios de la semana anterior.

También mencionó la delicada situación en que se encuentra  el tesoro provincial, prácticamente “desfondeado”. De manera descarnada dijo que estaba costando juntar los “mangos” para pagar los sueldos cada mes y que era imposible pensar en que este año el gobierno cumpla con el pago del aumento salarial, según IPC, adeudado desde el segundo trimestre en adelante.

Fue una exposición de un sindicalista de barricada pero con conceptos dignos de un especialista en economía pública. Según lo que trascendió de aquella asamblea, ATE negocia con el gobierno una suma fija. Un refuerzo salarial pero que, temporalmente, no estará incluido en el básico.

Todo lo dicho en la alocución de Quintriqueo se cumplirá si el gobernador Omar Gutiérrez, finalmente logra acordar la refinanciación de los 900 millones de bonos en dólares, en manos de tenedores extranjeros. Eso, también lo dijo.

Es importante lo planteado desde el sindicalismo estatal porque nos permite dimensionar la gravedad de la situación. El futuro, visto desde uno de los principales polos de poder: la casta estatal que la Pandemia convirtió en los “privilegiados” entre los demás asalariados. Quizas por ello también hablen de “quedarse con la mejor tajada” de lo poco o nada que la administración de Omar Gutiérrez tenga para repartir.

Se coincide en que la provincia de Neuquén sufre una de sus peores situaciones económicas. En el medio plazo no hay síntomas de recuperación inmediata.

Mal pero mejor

En el diagnóstico se prevé un diciembre muy difícil y un verano con síntomas de recuperación. Otoño es la estación en la que parece ser la tregua llegaría a su fin.

Todo el escenario de recuperación, de los próximos 60 días está basada en los bolsillos de los empleados públicos.

Por eso es muy importante lo ocurrido esta semana en ámbitos de gobierno y distintas esferas del empresariado.

Se lo ve a Omar Gutiérrez montado sobre las políticas de fomento de dos actividades claves para el inicio de la recuperación económica.

Pasó por el tamiz del FMI que envió a sus representantes técnicos a “auscultar” al gobernador de Vaca Muerta, tal cual se lo conoce entre los representantes del organismo internacional.  También trabajó personalmente sobre aspectos ligados a la próxima temporada turística de verano. Son las dos cuestiones que el gobierno necesita empujar sin pérdida de tiempo.

La otra actividad que está rindiendo frutos es la Obra Pública. Se calcula que el verano traerá consigo la inauguración de un número importante de obras en ejecución y la licitación de otras tantas.

Con respecto al Turismo, tal cual lo anticipamos en mejorinformado y diraiamenteneuquen, en los próximos días se estará anunciando un programa de promoción de los destinos turísticos pero también con una campaña agresiva sobre el fomento del consumo.

Gobierno y BPN presentarán planes de financiación de hasta en 12 cuotas sin interés, para todos los residentes neuquinos que opten por vacacionar en algún destino neuquino.

Si usted es cliente del banco provincial y cuenta con tarjetas de crédito Confiable podrá financiar, en un año, su estadía y los gastos de comida y esparcimiento que le demande.

“El paquete está listo y solo hace falta lanzarlo a la calle”, señaló uno de los funcionarios que trabaja en la puesta a punto.

La iniciativa busca cautivar a los empleados públicos de manera que opten por los destinos neuquinos y descarten emigrar a la costa atlántica rionegrina o bonaerense.

Gutiérrez bajo línea para que la mayor cantidad del dinero circulante local no se fugue, por consumo, a otras provincias.   

Todos a la pesca

Durante los primeros 20 días de temporada de Pesca los registros indican que se extendieron 16 mil permisos. Del total hay un porcentaje interesante de autorizaciones anuales, según lo indicado desde la Dirección de Áreas Naturales Protegidas.

De acuerdo a los movimientos que se registran en los lagos cordilleranos y en la cuenca alta del Limay, la temporada de pesca se muestra con los mismos índices del año pasado.

Se estima que durante Febrero y Marzo, Neuquén será receptor de miles de pescadores extranjeros que por estas semanas han reconfirmado sus reservas.

Los pronósticos son los mejores, los funcionarios y los operadores privados mantienen las velas encendidas para que el Coronoavirus no persista en su cizaña.  

Por lo expuesto todo está relacionado y si la sincronicidad funciona el turismo debería recuperarse para bien del sector privado y las alicaídas arcas del Tesoro Provincial.

¿Educación sí o no?

En donde los inconvenientes aún persisten es en el área educativa. Le cuesta al gobierno explicar por qué las libertades han regresado con toda su fuerza y los establecimientos educativos aún permanecen cerrados y con telarañas en cada rincón de los cielorrasos.

Desde el Consejo de Educación y el Ministerio se insiste en que se trabaja en la puesta a punto y adecuación de todos los protocolos. Que Neuquén no es la excepción a lo que ocurre en el resto del país y el mundo; y que el gremio docente sabe de la situación pero que “su negocio” es acentuar las diferencias en todo lo realizado.

En un informe que circula desde hace semanas, en el CPE se da cuenta de la designación de 870 docentes, que fueron asignados durante los 9 meses de Pandemia. También se indica que se cubrieron 17.535 horas cátedras.

La cantidad de matriculados que iniciaron el ciclo lectivo 2020 fue de 231.724, para el año próximo se prevé un incremento de más del 10%.

Como se ve en los números la cosa parece muy clara pero cuando uno comienza a transitar el territorio se encuentra con que la mayoría de los establecimientos, primarios y secundarios, se encuentran en absoluto abandono.

Sobre este tema las autoridades educativas también tienen respuesta. “La responsabilidad corre por la subsecretaría de Obras Públicas, es allí en donde tienen que buscar la información”, se escudan los funcionarios cada vez que este cronista ha consultado al respecto.

Cortocircuitos

Pareciera ser que la sintonía entre ambas dependencias gubernamentales no es la mejor. Según pudimos establecer los trabajos de desmalezamiento y desratización ya estarían por comenzar, también la limpieza de tanques, pero no se ha dicho nada sobre el acondicionamiento de los edificios escolares a los nuevos protocolos que demanda la convivencia con el “bicho maldito”. La inversión será importante y hasta el momento la plata no aparece.

Se sabe que las clases se iniciarán algún día de marzo, que el sistema será presencial y virtual. Que habrá cursos que rotaran entre la presencialidad y virtualidad, según el criterio de cada una de las autoridades escolares y que todo es parte de un protocolo que fue aprobado en el Consejo Nacional de Educación.

En los despachos la cuestión aparece muy clara. Se nota la falta de sintonía con los docentes agremiados y por el momento nada se sabe de la posición de los padres que llamativamente han hecho mutis por el foro.

Se ha puesto el acento en el modo y la forma de realizar los actos del fin de curso de un ciclo lectivo que quedará para el olvido y no merece el menor de los festejos.

En la agenda no figura, de manera seria y sin especulaciones sectoriales, la planificación conjunta del próximo año lectivo. Un ciclo que trae muchas modificaciones y nuevos paradigmas. Quizás sea la oportunidad para dejar en el pasado años de desaciertos privilegiando a sectores minúsculos por sobre el conjunto de los alumnos y porque no docentes. No se ve autocritica, tampoco mucho entusiasmo por tirar todos juntos del mismo carro. El “bicho maldito” arrasó con todo pero no ha podido contra la mezquindad sectorial que siempre nos aísla y posterga.

Si algo aprendió el mundo durante esta pandemia es que los países, todos, deben fortalecer y mejorar sus sistemas públicos en materia de Salud y Educación. Han pasado 9 meses y en estas latitudes pareciera que todo debe seguir igual y que, como siempre, nosotros tenemos la “posta” y el resto vive equivocado.

Galería de fotos

1
1

Comentarios