CORONAVIRUS

Según la Policía Inglesa, "Los borrachos no respetan la distancia social".

Esta es la apreciación de la primera noche de reapertura de pubs, donde se vieron situaciones de descontrol inesperadas.
domingo, 5 de julio de 2020 · 15:33

Un oficial de policía del Reino Unido manifestó que los borrachos no pueden distanciarse socialmente, después que el país diera un nuevo paso hacia la reactivación económica y permitiera a partir de este sábado la reapertrua de bares, restaurantes, hoteles y otros negocios tras más de tres meses cerrados como medida para mitigar la propagación del coronavirus.

El presidente de la Federación de la Policía, John Apter, no dudó en señalar que "es claro como el agua que los borrachos no respetan la distancia social", y lo publicó en la red social Twitter a primera hora de la mañana, luego de haber pasado la primera noche de reapertura de pubs con calles atestadas de personas sin barbijos ni otra normativa de bioseguridad.

Es importante destacar que, tras esta advertencia, el país registró hoy 22 nuevas muertes y 516 infectados, lo que confirma el descenso de la curva de contagios y fallecidos utilizado por el Gobierno como el principal argumento para avanzar en la reapertura.

Es más, también se menciona que, en total, Reino Unido ya suma casi 287.000 infectados y más de 44.300 muertos.

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, decidió a finales de junio reducir la exigencia de mantener dos metros de distancia entre personas en lugares cerrados a solo un metro, lo que permite aumentar la cantidad de gente dentro de los negocios y otros comercios, al tiempo que pidió a los ciudadanos ser responsables, en busca de volver a poner en movimiento el consumo y la economía del país.

En el mismo contexto, y ante el regreso de la gente a los bares y restaurantes, el ministro de Economía, Rushi Sunak, llamó a aumentar el consumo para impulsar las finanzas nacionales, pese a que el ministro de Salud, Matt Hancock, urgió a mantener la responsabilidad: "No soy un aguafiestas, pero el virus todavía puede matar", alertó.

Sunak, también urgió a los ciudadanos a "comer fuera de casa y ayudar", ya que "nuestra economía está impulsada por el consumo. Hace tres meses, la gente salía con amigos o familia y comía fuera. O compraban un coche, o mejoraban la casa".

En concordancia con el pedido, las imágenes de anoche en el barrio del Soho de Londres muestran calles llenas hasta primera hora de hoy, pese al pedido de la Policía Metropolitana de Londres que en una publicación en Twitter instó a la gente a “ser responsable mantenerse a salvo y seguir el distanciamiento social y otras orientaciones que se han puesto en práctica".

Al respecto, Apter expresó: "¡Espero que esos 999 colegas que trabajaban anoche hayan logrado llegar a casa en una pieza! Fue una noche previsiblemente ocupada y confirmó lo que sabíamos, el alcohol y el distanciamiento social no son una buena combinación”.

El mismo funcionario resaltó que en su turno de guardia en Southampton, en el sur de Inglaterra, pudo ver “comportamiento antisocial, hombres desnudos, posesión de drogas, borrachos felices, borrachos enojados, peleas, borrachos más enojados y alguien que tratamos de ayudar nos llamó cerdo fascista”.

Mientras que en la región de East Midlands, cinco pubs en Nottinghamshire decidieron cerrar temprano luego de un comportamiento antisocial, según informó a la CNN la policía, y los oficiales realizaron cuatro arrestos luego de informes de una ventana rota y un asalto menor.

Por su parte, la policía de Devon y Cornwall, en el suroeste de Inglaterra, dijeron que habían recibido más de 1.000 llamadas anoche de miembros del público, en su mayoría relacionadas con el "trastorno relacionado con la bebida".

También se agrega a esto lo ocurrido en Essex, sureste de Inglaterra, donde un oficial tuiteó que la policía había realizado cuatro arrestos.

No son los únicos casos, ya que además hubo informes de raves ilegales en Londres y el noreste que resultaron en arrestos masivos y desorden en el norte de Midlands.

Al mismo tiempo, Escocia, Gales e Irlanda del Norte, con competencias para diseñar su propia desescalada, se desmarcaron de la hoja de ruta de Johnson, y reabrirán parcialmente los pubs a mediados de julio, mientras que los de Irlanda tuvieron servicio de mesa desde el viernes.

A todo esto, el cierre de Gran Bretaña duró más tiempo y terminó más tarde que en la mayoría de los países europeos debido a la creciente cifra de muertes que ahora es la tercera más alta del mundo.

Comentarios