Neuquén

De no ser por los hidrocarburos no convencionales, estaríamos en graves problemas

La evolución del mercado del shale durante los últimos cuatro años ha impedido que la industria petrolera de la Argentina, en general, y la de Neuquén, en particular, entre en crisis. Así lo admite Alex Valdez, director provincial de Hidrocarburos y Energía, quien juzga clave combatir los mitos que siguen vigentes en torno al rubro.
viernes, 31 de octubre de 2014 · 10:22
Según los cálculos de la Dirección de Hidrocarburos y Energía de Neuquén, la inversión final en exploración y producción de petróleo y gas natural a nivel provincial alcanzará este año los u$s 5.000 millones. "Se trata de un aumento muy significativo en comparación con los u$s 760 millones que se registraron en 2009. En buena medida, este crecimiento obedece al cada vez mayor interés que despiertan los hidrocarburos no convencionales”, puntualizó Alex Valdez, titular de la cartera –que depende de la Subsecretaría de Minería e Hidrocarburos– y representante técnico neuquino en la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi).
A su entender, el desarrollo dinámico del shale oil y el shale gas durante los últimos cuatro años perfectamente puede calificarse como una "revolución” para la cuenca Neuquina. "La naturaleza nos ha bendecido con tres reservorios (Vaca Muerta –que es el más conocido–, Los Molles –que es el más profundo– y El Agrio superior e inferior), los cuales incrementarán exponencialmente nuestros inventarios con el tiempo. Estamos en el inicio de un proceso que nos ilusiona mucho a todos”, aseguró el especialista en el marco del 3° World Shale Oil & Gas: Latin America Summit 2014, celebrado entre los días 24 y 26 de septiembre en el Hotel Intercontinental de Buenos Aires.
Del 100% de las reservas comprobadas de petróleo en suelo neuquino, apuntó, un 3,9% ya son de shale oil. "Hoy la participación no convencional en la producción petrolera total es de casi el 18%”, precisó.
Adicionalmente, señaló que ya hay alrededor de 160 pozos productivos en Vaca Muerta, con tres grandes pilotos en desarrollo y un volumen de extracción esperado de unos 6.472 millones de metros cúbicos (m³) de crudo y 40 trillones de pies cúbicos (TCF, por sus siglas en inglés) de gas. "A ello debe sumarse la treintena de pozos perforados en Los Molles y los primeros anuncios exitosos en El Agrio, por lo que las expectativas son muy promisorias”, sostuvo.

Combatir mitos

A decir de Valdez, desde junio de 2010 hasta hoy la actividad local vinculada con el aprovechamiento del shale oil y el shale gas avanzó sustancialmente en materia productiva a través del desarrollo y la terminación de un creciente número de pozos. "Pero, atención: si uno deja de perforar, la producción decae rápidamente, lo que torna vital la llegada de inversiones continuas. Y para que haya perforaciones, tiene que haber información”, advirtió.
En ese sentido, enfatizó la necesidad de aceptar que aún hay mucho trabajo especializado por hacer. "En la actualidad, estamos obteniendo casi 3.000 barriles de petróleo diarios (un 600% más que hace cuatro años). Si no fuese por la evolución de los hidrocarburos no convencionales, hoy estaríamos en graves problemas, no sólo como provincia, sino también como país. Pero para continuar avanzando con este mercado hay que seguir estudiando y explorando”, recalcó.
Es por ello que la Dirección de Hidrocarburos y Energía que conduce se encuentra trabajando arduamente en la recolección de datos relacionados con el segmento. "Lo hacemos mediante la adopción de nuevas tecnologías de análisis sísmicos para la confección de perfiles y legajos (en más de 12.000 pozos), líneas 2-D, 3-D y geoquímicas, etc. Toda esta información la estamos volcando al mercado, al servicio de la captación de inversiones y la generación de divisas”, subrayó.
En paralelo, el organismo ya ha sellado diversos convenios con universidades y organismos especializados, además de apostar por el desarrollo de software para realizar proyecciones de producción.
"El desafío de los hidrocarburos no convencionales representa también una enorme oportunidad. En este contexto, hay que agudizar el ingenio para trabajar en colaboración con otros actores (incluso con las autoridades regulatorias del ámbito nuclear), con el propósito de darle a la sociedad un conocimiento claro y conciso de lo que se está haciendo, y así privilegiar el desarrollo sustentable y combatir los mitos infundados que circulan”, completó.

La número uno

El optimismo de Valdez sobre las potencialidades del shale en Neuquén está a tono con un reciente estudio de la consultora internacional Accenture, que calificó la provincia gobernada por Jorge Sapag como la mejor plaza –fuera de Estados Unidos y Canadá– para apostar por la producción de los  hidrocarburos no convencionales en todo el mundo.
El relevamiento en cuestión analizó y comparó las características de los principales reservorios del país en relación con otros situados en Arabia Saudita, Australia, China, Gran Bretaña, México, Polonia, Rusia y Sudáfrica.
Asimismo, el trabajo tomó en cuenta una serie de "factores críticos” a la hora de posicionar los diversos mercados, tales como el tamaño de los recursos potenciales, la geología de los yacimientos, el régimen fiscal vigente, el acceso a la tierra, las facilidades operativas, la eventual competencia por parte de otras fuentes de energía y la existencia de una fuerza de trabajo capacitada, entre múltiples ítems. "Consideramos especialmente importante la disponibilidad de datos fiables, además de la calidad de la roca local y sus requerimientos para adaptarse a la tecnología a utilizar, sin omitir la densidad poblacional de las localidades involucradas, la presencia de agua e infraestructura vial y ferroviaria adecuada, y la visión que tienen sobre el tema las organizaciones no gubernamentales (ONG)”, enumeró Melissa Stark, coautora del reporte y directora gerente global de Nuevas Energías de Accenture.

Fuente: Revista Petroquímica

Comentarios