Nacionales

Puja por ley petrolera golpea tregua por deudas

Provincias críticas de plan no fueron convocadas a acto de hoy con Cristina.
jueves, 31 de julio de 2014 · 08:48
Tras las febriles negociaciones de la Argentina en Estados Unidos con los fondos buitre, Cristina de Kirchner encabezará hoy un acto que cobra especial simbolismo: rubricará con trece gobernadores una nueva prórroga -que será trimestral- en el pago de los vencimientos de deuda que las provincias mantienen con Nación.
La cita será a las 18 en el Salón Mujeres Argentinas de la Casa Rosada, y los mandatarios estarán escoltados por sus ministros de Economía.
 
Pero en esta oportunidad la extensión del Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias arroja una polémica particularidad: hasta anoche, cuatro provincias que rechazan el proyecto de nueva ley de hidrocarburos que impulsa Nación -Neuquén, Mendoza, Chubut y Río Negro- sugestivamente no habían recibido la invitación de la Casa Rosada para asistir al acto.
 
Este escenario generó fuerte malestar en las gobernaciones. Si bien optaron por no arrojar definiciones públicas, por lo bajo leyeron la actitud de Balcarce 50 como un castigo y una herramienta de presión frente al posicionamiento asumido ante el proyecto de ley petrolero. 
Sin embargo, anoche fuentes de Balcarce 50 dijeron que "habrá una segunda etapa" en la firma del convenio.
Se trata de mandatarios que sintonizan en mayor o menor grado con el kirchnerismo: tres justicialistas -el mendocino Francisco Pérez, el chubutense Martín Buzzi y el rionegrino Alberto Weretilneck (en rigor, del Frente Grande)- y Jorge Sapag (Movimiento Popular Neuquino).

Ayer, varios de los protagonistas y miembros de su gabinete cruzaron febriles comunicaciones, y hoy mantendrán un encuentro en la porteña Casa de Chubut para analizar el espinoso escenario, que abre un foco de conflicto explícito con Nación. 
En cambio, recibieron la invitación de rigor los otros gobernadores petroleros, incluidos, por caso, el santacruceño Daniel Peralta y la fueguina Fabiana Ríos.
"No hay razones jurídicas para no ser parte de la prórroga del Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias; sí parece haber razones políticas", advirtieron desde uno de los distritos a este diario.
En sintonía, desde otra de las provincias afectadas remarcaron que "por salir a defender los intereses de nuestra provincia, van a terminar pagando los ciudadanos si quedamos afuera del programa".
 
De esta manera, ya no serán 17 los mandatarios que sellarán hoy el convenio para seguir cobijados en el paraguas por las deudas, como viene ocurriendo desde el lanzamiento del programa, en 2010. 
El plan de desendeudamiento es clave para el interior. Ayer lo graficó con crudeza el mandatario Eduardo Fellner. "Si no firmamos el acuerdo de refinanciación no estaremos en condiciones de pagar los sueldos", dijo.
El 30 de junio expiró la última tregua en los pagos, previo envío de información detallada sobre el estado de cuentas locales, que les generó a los Ejecutivos un vital ahorro de $ 1.800 millones. Si bien no fueron brindadas precisiones oficiales, según fuentes provinciales la renovación será por otros tres meses.
Respecto de la puja petrolera, esta semana Sapag aseguró que "de los 40 artículos del proyecto, hay 20 que ofrecen objeciones y otros que son inconstitucionales", además de enfatizar que "esto no es una pelea de empresas sino una cuestión de Estado".
 
Previamente, el CEO de YPF, Miguel Galuccio, había rechazado las acusaciones que le atribuyen el querer "quedarse con todo el negocio" petrolero. "El proyecto busca darle transparencia al mecanismo de adjudicación de áreas y extensiones, y condiciones atractivas y estables para que haya más inversión", dijo.

Fuente: Ambito Financiero / Por Silvana Kristal

Comentarios