¿Necesidad o negocio?

Para favorecer la importación de combustibles, excluyen del presupuesto 2015 un artículo que la limitaba

martes, 10 de febrero de 2015 · 09:46
Los artículos que en las leyes de presupuesto correspondientes a los períodos fiscales 2013 y 2014 eximían de impuestos a los combustibles importados tenían el espíritu de mitigar los mayores costos implícitos en las operaciones de importación de derivados con un crudo internacional que en ese momento se ubicaba en el entorno de los 90 dólares el barril. El espíritu de la norma también contemplaba que los volúmenes importados bajo este régimen debían cubrir la diferencia entre la capacidad instalada local y la demanda doméstica.
No obstante la normativa se fue desvirtuando no solo por motivos externos (el crudo internacional y sus derivados con  cotizaciones marcadamente a la baja), sino por motivos internos (la recomposición del precio en el surtidor y consecuentemente el incremento en dólares del impuesto eximido, que volvió aún más atractivo el beneficio.
Miguel Ryndycz, ex responsable de la Dirección de Negocios de Petrolera Argentina, una empresa que debió paralizar sus operaciones de refinación por las desfavorables condiciones comerciales de producción, señala que la tendencia lejos de desalentar esta práctica, van en camino de profundizarlas. "Del articulado de la ley para el ejercicio 2015 se eliminó el párrafo que definía las condiciones relativas de precio local y paridad de importación para que pueda ser aplicado el cupo de importación exento”, advierte.
El ejecutivo precisa que "nunca fue explicado con claridad el porqué de esta remoción, pese a las interpelaciones que se dieron en el Senado. Si bien no consta que se estén entregando cupos para importar bajo este régimen en 2015, los mecanismos para hacerlo con insólitas ganancias para quien importe, están vigentes y habilitados”.
Siguiendo la idea, Ryndycz afirma que también se desvirtuó la supuesta preservación de la capacidad instalada local como prioritaria frente a la compra de combustible manufacturado en el exterior.
"El año 2014 mostró cantidades importadas de nafta exenta superiores a las del año previo, mientras había pequeñas refinadoras sin poder operar. Prueba de ello es el segundo semestre de 2013, cuando el cupo de importación exenta se había agotado (recordemos que por ley de presupuesto se permitieron importar bajo cupo solo 200.000 m3 +20 por ciento para ese período),  las refipymes pudieron operar colocando octanos en el mercado durante el resto del año”, explicó finalmente.

Fuente: Cámara Argentina de expendedores de combustibles

Comentarios